DestacadasInformación

Invisibilidad en la forma de enseñanza de las matemáticas reproduce la desigualdad

 “Es muy importante que los docentes tengan en su formación la perspectiva y enfoque de género, porque muchas de estas ideas o creencias se reproducen en el aula, un poco de manera inconsciente porque se han naturalizado”. Yolanda Reséndiz.

En México solo tres de cada de 10 mujeres son profesionales en carreras STEAM (Science, Tecnology, Engineers y Mathematics) por sus siglas en inglés, de acuerdo con un artículo publicado en el mes de febrero por el Instituto Mexicano de la Competitividad A, C. (IMCO)

Este fenómeno se relaciona con la forma de enseñar matemáticas en las aulas, señaló Yolanda Reséndiz- Arvizu, Licenciada en Piscología y Especialista en Enseñanza y Aprendizajes Escolares, por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). “Algunos maestros tienen la idea de que los niños, en general los hombres en el caso de primaria, tienen un talento natural para las matemáticas, idea que no se sosteniente desde las investigaciones que se han hecho, más bien tiene que ver con aspectos culturales y con estereotipos de género”, puntualizó Reséndiz- Arvizu.

“Eso lleva a que tengan expectativas diferentes para niños y para niñas; y lleva a que se les asignen tareas y actividades distintas. He encontrado que a los niños les han asignado tareas de alto nivel cognitivo, (…) y a las niñas les asignan actividades de bajo nivel cognitivo, que tienen que ver con actividades, como resolver solo operaciones, que no las llevan a reflexionar más sobre esa actividad”, argumentó Yolanda Reséndiz, quien a la vez es estudiante de la Maestría en Aprendizaje de la Lengua y las Matemáticas (PNCP Conacyt) en la UAQ

Yolanda Reséndiz refirió que algunos estudios han demostrado que los maestros en las aulas de clases suelen darles más la palabra de participación a los hombres, que éstos a su vez toman más tiempo para expresarse en donde hablan más fuerte y “alzan la voz, como una forma de intimidar e imponer sus opiniones”. Esta situación es algo que sigue ocurriendo, incluso en otros niveles educativos.

Reséndiz-Arvizu, se encuentra en el desarrollo de su trabajo titulado: Características de las prácticas de enseñanza de las matemáticas y su análisis desde la perspectiva de género, en dicha investigación la Psicóloga y docente de primaria, parte de las prácticas de enseñanza de manera general y de la forma en la que se enseña matemáticas a las niñas.

Estrategias de perspectivas de género en las aulas

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), dieron a conocer que las brechas de género empiezan en la infancia y aumentan con el tiempo. Pues las niñas de primaria han presentado mejores resultados en matemáticas en el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA) que los niños, situación que se revierte en secundaria y se amplía al finalizar el bachillerato.

“De las estrategias que podemos implementar en el aula, es promover la participación de todas las y los estudiantes, en un espacio de confianza (…) que puedan participar sin el temor a que alguien se va a burlar de ellas o de ellos. Porque desde la perspectiva de género nos han socializado a las mujeres como las que nos sentimos más inseguras al participar o para hablar, es más común el pensar que las niñas son más tímidas que los niños”

La siguiente estrategia para implementar y reflexionar tiene que ver con “las actividades que se asignan, que éstas impliquen un reto cognitivo tanto para niños como para niñas, y evitar tener estas actitudes, (yo les llamo) condescendientes, en el hecho de ponerles actividades más fáciles a las niñas, porque con eso se les está ayudando, porque a ellas se les dificulta más… estas acciones siguen reproduciendo lo mismo”, expuso la Lic. Yolanda.

Entre otras propuestas para romper brechas de género en la educación primaria, Yolanda Reséndiz indicó que es necesario que de manera equitativa a niñas y a niños se les brinden actividades relacionadas con las ciencias y que se deben buscar estrategias para que las niñas tengan mayor interés por las matemáticas a través de actividades. Otro pendiente educativo, es que en los libros de texto haya más mujeres científicas y que incluso en las escuelas, las maestras puedan ser un ejemplo, por si alguna siente interés por dedicarse a una profesión steam.

Independientemente, de lo que se pueda pensar, que la elección de carrera es algo personal y es cuestión de gustos, Yolanda Reséndiz- Arvizu, hizo hincapié en que las mujeres deben de tener un amplio abanico de oportunidades, en donde puedan elegir y no se considere que las carreras solo están dirigidas para los hombres o las personas que se piense que tienen “más inteligencia”. Porque “todo esto va a sumando para que las niñas y las mujeres no, nos decidamos por elegir carreras de este tipo”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba