Información

Jóvenes desaparecidas, tema grave en Querétaro: Experta de la ONU

Por: Mar Robledo

PARA DESTACAR: Patricia Olamendi consideró que en Querétaro el gobierno se ha encargado de maquillar las cifras o esconder los números reales con la finalidad de que no se conozcan este tipo de casos para señalar que se vive en un estado seguro, en el que no pasa nada.

Autoridades son omisas y cómplices en el tema, señala Patricia Olamendi Torres

Querétaro tiene un problema muy grave por resolver en el tema de las jóvenes desaparecidas o secuestradas, ya que hay una cantidad importante de casos y muchas de ellas son utilizadas para la trata de personas, señaló Patricia Olamendi Torres, experta del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

“Es un tema que tiene que ponerse en la mesa de discusión, esto ya nos habla de grupos delincuenciales operando con un tema muy grave de delincuencia organizada. Creo que ahí tendría que haber una actitud más seria”.

“Es un estado que en general ha tenido condiciones favorables, creo es de los menos graves, pero no quiere decir que esté exento… hay que bloquear y la primera parte es no desdeñar la violencia contra las mujeres, no desdeñar las desapariciones de jóvenes”, apuntó Torres Olamendi.

Consideró que en Querétaro el gobierno se ha encargado de maquillar las cifras o esconder los números reales con la finalidad de que no se conozcan este tipo de casos para señalar que se vive en un estado seguro, en el que no pasa nada.

“Todo minimizan, lo ponen como homicidio, lo ponen como culposo; el desaparecer la realidad de la violencia contra las mujeres es muy grave y este estado lo está haciendo, no de ahorita ha sido como una política constante de los últimos sexenios y eso es un tema muy grave”.

“Debería de transparentarse y verse las unidades reales de prevención, no están diciendo cuántos feminicidios ocurren, los están clasificando mal, no te dan las cifras de cuántas violaciones, no te dan las cifras de cuánto hostigamiento sexual, no te dan las cifras de nada y esto es muy grave. Sobre todo desaparecidas que es lo que me parece todavía más grave”.

Querétaro es zona de bajo riesgo pero…

En conferencia en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en la que impartió la conferencia “Delincuencia Organizada y Violación de Derechos Humanos en México”, Patricia Olamendi Torres destacó que aunque el estado de Querétaro sigue considerado como una zona de bajo riesgo, no se descarta la posibilidad de que en poco tiempo se eleven los índices de violencia y crímenes.

En cuanto a la presencia del narcotráfico en Querétaro, la investigadora señaló que la zona se reconoce más como una zona de paso, que de establecimiento de los cárteles. No obstante, aseguró que existe presencia del narcotráfico, de la misma forma que en todo el territorio del país. “La delincuencia organizada operando se expresa sobre todo en el tema de las mujeres, es ahí donde empezaría a trabajar sin pensarlo”, dijo la experta.

Olamendi Torres destacó el crecimiento de diversos delitos violentos en el país, como secuestros, robo de autos, extorsión y robo a casa habitación, lo cual puede resumirse en una sola palabra: “complicidad”, que se da entre autoridades y el crimen organizado.

Sin embargo, la experta en Derechos Humanos reiteró que los casos de violencia más graves en México son los que implican violencia contra las mujeres, ya que el tema está “normalizado” por la sociedad y las autoridades no actúan ni siquiera para poner el tema sobre la mesa.

Señaló que Tlaxcala continúa como el lugar de acopio de jóvenes para fines de explotación sexual, mientras que en todo México se presentan entre seis y siete violaciones sexuales a diario, casos en los que se observa un alto nivel de impunidad a pesar de que los organismos internacionales han insistido en que se atiendan estos temas.

“El gobierno tiene que dejar muy claro que se deben respetar los derechos humanos, lamentablemente el gobierno de Peña Nieto no lo ha hecho, ha protegido a los violadores de derechos humanos y los sigue protegiendo, la prueba está en que hasta la fecha no sabemos qué pasó en Ayotzinapa, más prueba que eso no puede haber”, mencionó Olamendi.

Por otra parte, también señaló que ser migrante en México es una pesadilla, ya que estas personas son objeto de todo tipo de violencia. Las mujeres regularmente sufren violencia sexual y la autoridad finge demencia. “Yo no sé con qué cara vamos a Naciones Unidas a hablar de derechos de los migrantes, cuando aquí ni siquiera les permitimos que pasen a nuestro territorito. El país no puede exigir algo que ni siquiera ofrece”.

-Con toda su experiencia y todos los lugares que ha conocido ¿Con qué se queda de cada uno de ellos?

 

Que es posible cambiar las cosas cuando la gente se decide a tomar en sus manos las cosas. He visto lugares donde parecía todo perdido y la gente rescató sus espacios. Tenemos que hacer nuestras las ciudades y nuestros los gobiernos, ser cada vez más críticos, más exigentes, más protestantes. Tenemos que convertirnos en una ciudadanía protestante todos los días, porque es la única manera, el control es fundamental para que las cosas cambien, sino estos siguen haciendo lo que quieren.

 

 

-¿Usted cree que la situación de México puede cambiar?

 

Claro que va a cambiar. Cuando seamos más críticos todos, ese día va a cambiar. Así que sigan haciendo lo que hacen en Facebook, sigan haciendo lo que hacen en Twitter y sigan protestando, porque es lo que nos ayuda.

 

 

-¿Y qué se puede hacer ante todas estas situaciones: trata, robo, extorsiones?

 

Denunciarlos abiertamente a la ciudadanía, no solo con la denuncia. Denunciarlo a través de las redes sociales, porque es cuando la autoridad dice “¡ah ya me publicaron!, ahora sí tengo que dar una respuesta”, hay que hacerlo y apoyar a las víctimas, lo más importante es apoyar a las víctimas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba