DestacadasInformación

Kuri castigado en las urnas: PAN vive la peor derrota legislativa desde la alternancia

La derrota del Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones legislativas locales es la peor para un gobernador al que todavía le queda la mitad de su gobierno, pues de tener 16 representantes en la Legislatura del Estado, se estima que en el próximo periodo tenga sólo 10. Es decir, Mauricio Kuri González tendrá seis aliados menos.

Hace tres años, Kuri llegó al poder y junto a él 15 legisladores panistas de mayoría relativa. Gracias a que algunos entraron bajo las siglas de Querétaro Independiente, el PAN logró ingresar a un diputado plurinominal, aunque en los hechos la bancada se conformaba de 16 legisladores que siempre apoyaron los proyectos del Ejecutivo.

Ahora, Acción Nacional se perfila para ganar solamente en siete de los 15 distritos, mientras que Morena y sus aliados se llevarán otros ocho. El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) muestra que hay tres distritos en los que la diferencia es de menos del 1.5%: IV, IX y XIV. Sólo en este último aventaja Leticia Rubio Montes del PAN.

Según estimaciones realizadas por Tribuna de Querétaro, tres diputaciones plurinominales irían para el PAN, otras tres para Morena, dos para el Partido Revolucionario Institucional, una para el Partido Verde Ecologista de México y una más para Movimiento Ciudadano.

De esta manera, la LXI Legislatura del Estado quedaría compuesta de la siguiente forma:
– PAN: 10 legisladores
– Morena: 11 legisladores
– PRI: dos legisladores
– Movimiento Ciudadano: un legislador
– PVEM: un legislador

Con esta perspectiva, el bloque PAN-PRI y el bloque de Morena tendrían el mismo número de legisladores. Esto complicará las reformas constitucionales que quisiera hacer Mauricio Kuri y todos aquellos nombramientos que requieran dos terceras partes de los votos legislativos, como el del nuevo fiscal general del estado, el cual deberá hacerse en 2025.

Hasta ahora, Kuri obtenía los 17 votos legislativos (dos terceras partes) con la bancada PAN-Querétaro Seguro y en ocasiones el apoyo de parte o toda la bancada del PRI, conformada por tres personas. Ahora tendría que sumar seis votos de la oposición para concretar estos proyectos.

El cálculo se realizó conforme a los datos que establece la fórmula contemplada en los artículos 128 y 129 de la Ley Electoral del Estado de Querétaro, que, entre otras cosas, garantiza una ‘pluri’ a cualquier partido que haya rebasado el 3% de la votación válida.

A pesar de la pérdida de representatividad al interior del órgano legislativo, la votación del PAN para diputaciones locales creció 2.58% respecto a hace tres años.

Garrido, una derrota comparable

Por el número de diputaciones perdidas, esta derrota de Mauricio Kuri sólo puede compararse con la de Francisco Garrido Patrón en 2009, pues en ese año el PAN también perdió seis curules. Sin embargo, hay una diferencia entre ambos: Garrido acabó su mandato y entregó la gubernatura al PRI; Kuri tiene otros tres años por delante.

Ignacio Loyola Vera, primer gobernador de la alternancia, se fortaleció en las elecciones del 2000, llevadas a cabo a la mitad de su gobierno, pues el voto legislativo creció 4.03% para el PAN y eso le permitió tener un diputado más. Durante la segunda mitad de su gobierno contó con 12 legisladores.

Francisco Garrido experimentó un crecimiento del 5.15% en la tendencia de voto del PAN, lo cual le permitió tener cuatro diputados más. El panista tuvo una mayoría de 16 diputados en el Congreso local.

A diferencia de los panistas, José Calzada Rovirosa se debilitó ya que el PRI obtuvo 2.72% menos votos. Esto se reflejó en un diputado menos durante la segunda mitad del sexenio, por lo que la bancada quedó en 10, si se cuenta también a los que entraron por la alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), hoy aliado de Morena.

Francisco Domínguez Servién también perdió un diputado en las elecciones de 2018, aunque la pérdida general en la intención del voto para el PAN fue de 7.51%, la más alta numéricamente pero poco impactante debido a los asientos perdidos en la Legislatura local.

Kuri, una victoria desaprovechada

Mauricio Kuri dilapidó su capital político apenas tres meses después de haber llegado al cargo, pues decretó un reemplacamiento obligatorio para todos los vehículos del estado. Dicha medida provocó una serie de protestas de la ciudadanía, la cual apenas se recuperaba de la crisis económica generada por la pandemia de COVID-19.

En marzo de 2022, el gobernador afrontó de manera tardía la violencia generada en el estadio Corregidora. Posteriormente se sabría que las autoridades estatales autorizaron que se llevara a cabo el partido de alto riesgo entre Gallos Blancos y Atlas a pesar de que no se contaba con el número de guardias privados requeridos; también la mayoría de éstos tampoco se encontraba capacitada para la labor.

Finalmente, paseo 5 de Febrero fue un factor importante, pues la obra lleva nueve meses de retraso. Por si fuera poco, ha generado la molestia de un sector de la ciudadanía, la cual reclama la falta de ciclovías seguras, pasos peatonales adecuados, la colocación de puentes antipeatonales y la falta de áreas verdes.

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba