Información

La desigualdad acompaña al TLCAN

Nota: El artículo se publicó el 14 de noviembre de 2013 en el diario AM Querétaro, p. A.3

Por: Enrique Leonardo Kato Vidal,

Profesor de Economía, FCA, UAQ

Karen Andrea Acevedo Rodríguez,
Estudiante de la Licenciatura en Economía Empresarial, UAQ

En estos días se han publicado algunas opiniones sobre el saldo que ha tenido el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la economía queretana. Se ha resaltado el impresionante aumento de las exportaciones, aunque sin hacer referencia al también importante aumento de las importaciones. Dos aspectos que conviene analizar es la evolución del ingreso per cápita y del salario en el estado porque nos proporciona información sobre la desigualdad económica. En Querétaro, el ingreso per cápita ha aumentado a una tasa de 3% anual desde la entrada en vigor del TLCAN. Este aumento sostenido no se observa en el salario base de cotización del Instituto Mexicano del Seguro Social. Con la información disponible se identifica que el poder de compra de los salarios habría incrementado 0.62% anualmente en los últimos 12 años. Si se tuvieran los datos del salario en los primeros años del TLCAN probablemente el saldo sería una pérdida de poder de compra de 1995 a la fecha debido a las altas tasas de inflación de finales de los años noventa superiores al 15% anual.

El hecho que el ingreso por habitante haya aumentado mucho más que el salario de los trabajadores es un indicativo de una sociedad con una desigualdad decreciente. Se trata de una tendencia aún vigente. La desigualdad es un síntoma de que algo en la sociedad está fallando; como una tubería obstruida, simplemente, el agua no circula; el problema es cuando se permite su malfuncionamiento y el resultado, con el tiempo, es el daño al equilibrio social. La desigualdad no es una situación natural sino la consecuencia de muchas decisiones, incluyendo las de no intervenir. Esta discusión la realiza Joseph Stiglitz de la Universidad de Columbiaen su libro El precio de la desigualdad donde reseña que el problema de la desigualdad se ha ido agravando con el paso de los años y cada vez se ha vuelto más costosa, tanto en términos económicos, como en costos sociales, ya que actualmente el 1% de la población de ingresos más altos posee el 20% de la riqueza.

En México, la inmensa mayoría de los mexicanos tiene ingresos mensuales inferiores a los 20 mil pesos. Según los datos de INEGI, el 10% más rico de la población tiene ingresos promedios mensuales de 45 mil pesos por hogar, que equivale a cerca de 20 mil pesos mensuales por persona con ingresos. La Encuesta Nacional 2012 de Ingresos y Gastos en los Hogares (ENIGH) revela que las personas con ingresos superiores a 50 mil pesos mensuales son cerca de 3% de la población, y sólo 1% obtiene más de 70 mil pesos mensuales. En el extremo superior la ENIGH no captura apropiadamente los ingresos deese segmento de la población.

En la medida que la desigualdad se establece tendería crearse una trampa de pobreza, que es el concepto que describe que las personas que nacen en la pobreza les es difícil salir de ella; por ejemplo debido las diferencias en alimentación y exposición a agentes contaminantes, tanto medioambientales como sociales, que pueden tener efectos para toda la vida, o a las diferentes oportunidades educativas y culturales para el desarrollo de los hijos de las familias según sus recursos económicos. Pero nada de esto es raro, las personas del quintil más alto de ingreso dan a sus hijos la mejor educación que puedan pagar. En cambio, la persona promedio solo da a su hijo una educación media, y en matemáticas, que es una de las claves del éxito en la vida moderna, el nivel simplemente es deficiente, el 63.7% de los jóvenes que cursan el último grado de bachillerato poseen un nivel deficiente y elemental de habilidad matemática, de acuerdo con los resultados de la prueba Enlace 2013 que da la Secretaría de Educación Pública. En México, el hijo de un empresario tiene 80 veces más probabilidades de entrar a la universidad que el hijo de un trabajador agrícola, 40 veces más que le hijo de un obrero y dos veces más que el hijo de un empleado en la escala menor de asalariados.

Con plena igualdad de oportunidades, el 20% de las personas del primer quintil, el de menores ingresos, lograría ascender al más alto. Cabe precisar que el país que más se aproxima a conseguir esa meta es Dinamarca con un 14%, Estados Unidos logra un bajo 8% y México escasamente un 4%. Estos números reflejan una movilidad económica y social prácticamente nula y prevalecen al mismo tiempo que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2012 reportabaun aumento de medio millón de personas en pobreza moderada. Con las cifras oficiales, el saldo en el país es que cuatro de cada 10 mexicanos están en la pobreza.

Querétaro: Indicadores en la era del TLCAN

Período

Población total

Producto Interno Bruto

(Millones de pesos de 2010)

Ingreso mensual por habitante (Pesos de 2010)

1995

1,250,476

109,450

$7,294

2010

1,827,937

253,578

$11,560

Tasa de crecimiento promedio anual 1995-2010

2.6%

5.7%

3.1%

Fuente: Inegi. Censos de Población y Sistema de Cuentas Nacionales.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba