Información

La ESFE emite 46 observaciones al poder Ejecutivo

Desde omitir dar de alta muebles, hasta deficiencias en arrendamiento del Centro de Congresos

Por: Norma Hernández Loza / Carlo Aguilar

Omitir dar de alta bienes muebles con un importe de 4.7 millones de pesos, gastos de casi cuatro millones de pesos con documentación deficiente “de carácter fiscal y presupuestal”, así como irregularidades con el padrón de proveedores, fueron parte de las 46 ‘llamadas de atención’ (observaciones) que la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE) le hizo al Poder Ejecutivo estatal por la cuenta pública que corresponde al primer semestre de 2012.

 

De acuerdo con la información entregada a la LVII Legislatura, durante el primer semestre de 2012 el Poder Ejecutivo encabezado por José Calzada Rovirosa careció de dar un buen uso al recurso público, ya que como parte del catálogo de omisiones incluso hubo deficiencias en los arrendamientos del Centro de Congresos.

La observación número 36 de la ESFE, dirigida al “Titular de la Dirección del Centro de Congresos, Titular de Coordinación de Recintos Estratégicos”, señala que de acuerdo al “Contrato Centro de Congresos Primer Semestre 2012”, existe una “falta de control en la documentación y registros contables por una cantidad de 3 millones 941 mil 111 pesos”.

Es decir, ni siquiera el recinto que ‘presumió’ el gobierno estatal al inicio del sexenio (lugar cuya construcción comenzó el gobierno de Francisco Garrido Patrón) está exento de irregularidades en el manejo del recurso público.

Entre las demás observaciones que recibió el Poder Ejecutivo, destaca una dirigida al “Titular de la Dirección de Adquisiciones” porque omitió consolidar las adquisiciones realizadas con diversos proveedores por la cantidad de 35 millones 772 mil 286 pesos.

También salió ‘regañada’ la Dirección de Control Patrimonial de la Oficialía Mayor, que en 2012 estaba a cargo de Manuel Pozo Cabrera, hoy delegado de la Sedesol, por “haber registrado movimientos de baja en inventarios de bienes de propiedad por la cantidad de $79 millones 238 mil ,435 y registrar un valor catastral de $438 mil 246 sin acreditar contar con documentos que los refieran y los soporte”.

Es decir, hubo una diferencia mayor de 78 millones de pesos.

Asimismo, señala la Entidad, el Jefe de Departamento de Contabilidad de Egresos presentó una documentación soporte que tenía deficiencias “de carácter fiscal y presupuestal” cuando quiso justificar el gasto de 3 millones 958 mil 587 pesos.

 

El titular de la Dirección de Adquisiciones recibió otra observación cuando la ESFE detectó que se omitió “integrar, controlar y actualizar el Padrón de Proveedores, en particular con aquellos que se suscribieron contratos con la cantidad de $4, 436,000.00 y un monto pagado de $4, 285,727.15”.

{loadposition FBComm}


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba