Información

La fiebre del Panini

Por: Zayra Lovatón

El gusto por coleccionar y completar el álbum de estampas Panini del Mundial Brasil 2014 tendrá un episodio más de intercambio de estampas en plazas y lugares públicos de la ciudad, cuando este jueves 12 de junio (día que comienza el evento) los aficionados se reúnan en la Vieja Estación del Ferrocarril.

De acuerdo con Guillermina Velázquez García, catedrática de la Facultad de Contaduría y Administración, es una muestra de que no solamente el futbol es el deporte preferido por la mayoría de la población sino que tiene un “impacto social”.

“El impacto es tanto social como económico; aún se coleccionan estampas de mundiales pasados”, destacó Velázquez García, docente de la Licenciatura en Gestión y Creación de Empresas, quien señaló que el futbol es básico en todos los mercados, “es la licencia más importante que en Querétaro durará aun durante el Mundial”.

Poco a poco crecen los grupos de aficionados afuera de la cancha de futbol que invierten sus pesos, tiempo y relaciones en la compra de paquetes con estampas de los futbolistas de las 32 selecciones que participan en el Mundial.

No se le llama “filatelia” o “coleccionismo” a ese ímpetu de juntar, agrupar y clasificar objetos de una determinada categoría, pues depende de los gustos de cada persona ya que algunos se centran en aspectos particulares de un área.

“Nuestro estado, al igual que cualquier otra metrópoli y como foco del bajío mexicano, tiene el mismo comportamiento ante este coleccionable, pues se cuenta con los puntos de distribución y canales para hacer llegar el producto hasta el consumidor final” afirmó Mario Durán Alcalá, egresado de la Maestría en Mercadotecnia de la UAQ.

“¿Te imaginas que el álbum fuera anual? La gente lo vería como algo ‘normal’ y no detonaría un interés por querer tenerlo o llenarlo”, consideró. Por esta razón, el canje de estampas no sólo se da en los patios de las escuelas sino también en las oficinas, en los parques -entre otros puntos de encuentro públicos- gracias a los medios de comunicación como Facebook u otras redes y sitios de internet.

Por su parte, Carlos, voceador del puesto de periódicos de Plaza del Parque, afirma que es difícil estimar la venta de estampas para el álbum, pero que este año creció el público que lo colecciona.

“Ya no sólo es un rango de compradores de corta edad y masculinos, sino que ahora mujeres y hombres, chicos y grandes, se acercan a comprar”. El fenómeno de conseguirlas es difícil, la respuesta -al final del día- es la misma: Ya no tenemos, ven mañana.

“La emoción que se siente al abrir un paquete y encontrar la estampa que te hacía falta te hace sentir que ganaste; ahora que si la encuentras con otro compañero, se siente mucho mejor», expresó Rodrigo Jiménez, coleccionista del álbum desde este año.

 

Completar un álbum sin ayuda implicaría dejar caer la economía del comprador: el periódico ‘El Financiero’ publicó hace dos semanas que, de acuerdo con la FIFA, los aficionados tendrían que comprar 4 mil 505 estampas para asegurar un álbum completo. Como resultado, la gente -desde los más pequeños hasta los más grandes del grupo familiar- acumula estampas repetidas que suele intercambiar, sin importar las edades y las clases sociales a las que pertenecen, mediante acuerdos que se hacen en las redes donde se crean grupos como: ALBUM PANINI 2014 QUERETARO, Intercambio Estampas Panini Mundial Brasil 2014, entre otros.

 

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba