Información

La movilidad no contempla a zonas suburbanas

En caso de que algún trabajador decidiera comprar una casa en uno de los fraccionamientos ofertados en el portal de Infonavit, debería tener forzosamente un automóvil.

Además del problema de los créditos para adquirir una vivienda, las personas se enfrentan al de la movilidad que se tiene en zonas residenciales; pues las casas que pueden adquirirse con dichos préstamos se encuentran en zonas alejadas del centro de la ciudad o de la mayoría de los sitios de trabajo. Además, no hay un transporte público eficiente que recorra la zona o sencillamente el transporte colectivo no llega.

En esta colonia la movilidad es muy mala, ya que solo entran dos camiones. Hace algunos años no entraban y teníamos que caminar hasta la siguiente colonia para que nos acercara a la avenida más transitada. Aún se batalla por los camiones ya que no pasan muy seguido; y taxis no hay, a menos de que les hables”, señaló Denise Olivares, quien adquirió una casa a crédito.

De acuerdo con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), uno de sus principios es contribuir con la comodidad y respeto ambiental, además de que dichas viviendas deben generar un ahorro en el gasto familiar de los acreditados y contribuir en la creación de ciudades compactas “en terrenos centralizados, cercanos a las fuentes de empleo y redes de transporte público, dotados de infraestructura y equipamiento”.

Sin embargo, a pesar de dichos objetivos, tanto en su portal inmobiliario como afuera de las instalaciones del Infonavit en Querétaro, es posible encontrar múltiples ofertas de distintos fraccionamientos como Rincones del Marqués, Altaira Residencial y Sonterra; entre otros que se caracterizan por estar localizados en las periferias del municipio de El Marqués.

Por ejemplo, en caso de que algún trabajador decidiera comprar una casa en uno de los fraccionamientos mencionados debería tener forzosamente un automóvil, ya que el servicio de transporte público no contempla rutas que se adentren en esas zonas habitacionales.

En caso de que no tuviera, tendría que realizar trayectos de más de una hora y hacer largas caminatas para poder llegar a su casa. Esto no solo implica un gasto mayor en las economías familiares, sino también no cumple con las estrategias y programas del Infonavit enfocados en mejorar la calidad de vida.

Por otro lado, los precios de las casas en las citadas zonas superan las cinco cifras: con una construcción desde 70 metros cuadrados, las casas en Rincones del Marques pasan el millón de pesos, así como también las de Altaira Residencial, que desde una construcción de 100 metros cuadrados cuestan más de un millón 300 mil pesos.

Créditos imposibles

El Infonavit otorga créditos hipotecarios con base en una precalificación de los candidatos en la que se considera la edad y salario, así como también el ahorro en la subcuenta de vivienda y los bimestres de cotización continua que se han tenido.

Sin embargo, los créditos para adquirir una casa en el estado de Querétaro no son suficientes y se tiene que recurrir a situaciones como la que tuvo que pasar Denise Olivares, quien mencionó que el crédito que le aprobaron era insuficiente para comprar una casa que satisficiera sus necesidades.

No contaba con un sueldo adecuado, por lo que trató de solicitar un crédito bancario, pero al no contar con un historial crediticio, le fue denegado. Finalmente, para poder comprar su vivienda tuvo que unir el crédito Infonavit propio junto al de su marido y pagar la casa a un plazo de 15 años: El mismo tipo de casa ubicada en la periferia y que tiene carencias para una oportuna movilidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba