Información

La Peñuela revive autoritarismo en Colón

En entrevista para Presencia Universitaria, los habitantes de La Peñuela, Maribel Reséndiz y José Manuel Pájaro aseguraron, que contrario a lo que habían manifestado, las autoridades estatales están “cerradas” al diálogo.

Colón, Qro.– Tres años después de su primer conflicto con las autoridades municipales, los habitantes de la comunidad San José de la Peñuela se enfrentan de nuevo con el alcalde panista Alejandro Ochoa Valencia: El intento de desalojo en un predio de 46 hectáreas, que aseguran es propiedad de los pobladores desde 1936, desembocó en el cierre de la autopista 100 (que conecta al pueblo de Bernal) el pasado 20 de agosto.

En este desalojo supuestamente participaron policías municipales de Colón, Tequisquiapan y El Marqués. Como consecuencia, cinco personas fueron detenidas y liberadas la noche del martes. Los pobladores acusaron que el Municipio de Colón pretendía usar a sus compañeros como moneda de cambio, pues la condición para su liberación era abrir una mesa de diálogo para plantear el proyecto de la Peñuela, consistente en un desarrollo inmobiliario en la zona.

Días después de la manifestación, se aseguró por parte del secretario de Gobierno estatal, Juan Martín Granados Torres, que mediarán para buscar diálogo y consenso entre las autoridades estatales y los colonos para resolver la situación. Sin embargo, en entrevista para Presencia Universitaria, los habitantes Maribel Reséndiz y José Manuel Pájaro aseguraron, el mismo 23 de agosto, que las autoridades estatales están “cerradas” al diálogo.

Además, aseguraron que han conducido una investigación para definir la situación legal del terreno con el apoyo de Omar Chávez, catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). En ese terreno se realizan actividades que van desde carreras de caballos, reuniones, pastoreo de animales y partidos de fútbol y básquetbol, además de que hay una fosa séptica que ellos utilizan.

A tres años del primer conflicto

No es la primera vez que el alcalde Alejandro Ochoa Valencia protagoniza desacuerdos con esa población. En 2015, diversas organizaciones acusaron a Ochoa Valencia de tener conflicto de intereses con respecto a un predio de 44 hectáreas que, según Ochoa, pertenecía a la Caja Popular Gonzalo Vega, de la cual “era representante” antes de ser alcalde.

En ese entonces, cuatro pobladores fueron arrestados por policías de ese municipio, acusados de despojo. Esto provocó manifestaciones sobre la carretera a Ezequiel Montes. Días después fueron liberados, sin embargo, el presidente municipal aseguró que no estaban “absueltos de manera jurídica”, que la propiedad era “de particulares” y que el conflicto inició posiblemente porque los habitantes fueron defraudados. Finalmente el alcalde aseguró que se sostendrían mesas de trabajo con el gobierno estatal para resolver la situación.

La polémica persigue a Ochoa Valencia

Desde ese entonces, el presidente municipal de Colón se ha visto envuelto en otras polémicas: En 2016, medios de comunicación locales registraron un altercado de Ochoa Valencia (supuestamente en estado de ebriedad) con policías federales tras un incidente de tránsito.

Ya durante el pasado proceso electoral, en el que consiguió la reelección, se registró una manifestación de rechazo en el jardín de los Héroes (de la cabecera municipal); se pedía  una “limpieza a fondo de la elección”.

Este año también se vio envuelto de nuevo en la polémica cuando publicó en redes sociales fotografías de él y su familia lugares turísticos de París durante la gira de funcionarios estatales por Europa. El Gobierno del Estado negó que el edil colonense fuera parte de la comitiva.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba