Información

La victoria pírrica de Tonatiuh

Derrotado por Botello, Tonatiuh Salinas recibe “premio de consolación” en gabinete estatal: Secretaría del Trabajo

INAUGURACIÓN DEL HONORABLE CONGRESO. Por: Ana Alvelais

Por: Víctor Pernalete

Con las campañas electorales en puerta, Enrique Peña Nieto, candidato priista por la Presidencia de la República y que a la postre resultara triunfador, necesitaba un coordinador de campaña en Querétaro.

 

Con el tricolor en el Poder Ejecutivo del estado, era previsible que el elegido saliera de los despachos de José Calzada Rovirosa, y así fue: Tonatiuh Salinas Muñoz, secretario de Desarrollo Sustentable, fue el elegido.

Uno de los más jóvenes y flamantes secretarios de Estado salió “prestado” de la administración estatal de José Calzada, “amigo personal” de Enrique Peña Nieto, para conseguir la mayor cantidad de votos posibles en la entidad. En su lugar, Gregorio Peláez Velázquez tomó posesión en la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Como suele practicar el PRI, a todos aquellos que ayudan en las campañas electorales, se les premia con un cargo de elección popular. Fue así como a Salinas Muñoz se le inscribió en la lista plurinominal para ocupar una curul federal en el Congreso de la Unión. Un puesto que parecía estar asegurado.

Lo que no esperaba ni el político, ni el partido en general es que los resultados en Querétaro, para el PRI, no fueran precisamente perfectos.

Fuera de la capital queretana, el PRI no logró hacerse de grandes triunfos, y en lo que respecta a los cargos de elección popular federales, el fracaso fue marcado.

Y es que si bien el PRI ganó en los distritos primero y segundo por un margen poco llamativo, en el tercero y el cuarto, correspondientes a la zona queretana de mayor densidad poblacional, fue Josefina Vázquez Mota la más votada, con 77 mil 774 votos en el tercero y 81 mil 880 votos en el cuarto.

Peña Nieto se erigió como el ganador en Querétaro, así como en la mayoría de las entidades en todo el país. Sin embargo, muy cerca de sus números, quedó una Josefina Vázquez Mota que a nivel nacional fue a parar al tercer lugar. Ni Tonatiuh, ni el PRI, pudieron romper el voto blanquiazul en Querétaro

El ex secretario de Desarrollo Sustentable perdió también la posibilidad de ocupar un lugar en el Congreso de la Unión, ya que fue finalmente el panista Alfredo Botello quien ganó dicho escaño plurinominal.

Regreso derrotado

El pasado martes 4 de septiembre, el Presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, presentó a los miembros del llamado equipo de transición, que trabajarán en el proceso de entrega-recepción de cara al próximo 1° de diciembre.

En él, se ven nombres provenientes del propio PRI, algunos del Verde Ecologista, inclusive encumbradas personalidades de la izquierda mexicana… pero ningún queretano.

Ni Tonatiuh Salinas Muñoz ni ningún otro queretano quedó siquiera cerca de ocupar un cargo en dicho equipo.

Esa misma mañana, la Coordinación de Comunicación del Gobierno del Estado llamó a rueda de prensa. José Calzada Rovirosa tenía en manos algunos cambios de estafeta. Y es que Clarisa Torres dejó el cargo de contralora para ‘cederle’ su lugar a Juan Gorráez Enrile, que se vio así en la necesidad de dejar vacante la Secretaría del Trabajo.

¿Su sucesor? No podía ser otro que Tonatiuh Salinas Muñoz.

La joven promesa de la política priista queretana, que meses atrás incluso se perfilaba como posible candidato a la presidencia municipal, se veía ahora sin cargo de elección popular federal y sin un lugar en el equipo de Enrique Peña Nieto. José Calzada vino al rescate.

Sin mayores argumentos o explicaciones a la ciudadanía, el gobernador del estado realizó cambios en la Secretaría donde más presume logros: la del trabajo.

Una de las principales líneas discursivas del Gobierno Estatal es haber creado más empleos en los primeros tres años de gobierno que ningún otro estado de la República.

Además, el estado se ha mantenido libre de conflictos laborales e incluso, a Juan Gorráez se le felicita por haber “puesto en cintura”, como declaró Jesús Llamas Contreras, diputado local presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, a las empresas outsourcing de la entidad. ¿Para qué los cambios?

Lo de Juan Gorráez podría leerse como un premio, al llegar a una dependencia en donde se necesitan perfiles de mayor confianza. ¿Pero Clarisa Torres? La ex diputada federal de la LVII Legislatura ocupó el cargo de contralora del estado durante tres años, y hoy se va, al parecer, sin pena ni gloria.

La Contraloría es la dependencia que vela por el buen ejercicio de gobierno y por la actuación pulcra de las autoridades. Es la encargada de investigar y sancionar la mala praxis en la administración pública, por lo que resulta al menos preocupante que el gobernante de un estado pueda mover al titular de dicha dependencia con esa pasmosa facilidad.

Clarisa Torres, que anunciaba hace un par de semanas la inhabilitación de tres servidores públicos, nombres que por cierto no reveló, fue increpada por Marcos Aguilar Vega, aún diputado local, durante las glosas del Tercer Informe de Gobierno, sobre la baja calificación del estado de Querétaro en transparencia gubernamental otorgada por el organismo Transparencia Internacional.

Otra calificadora de transparencia, Aregional, puso a Querétaro en el lugar 23 del total de los estados en transparencia fiscal, 12 lugares por debajo de la medición anterior.

Jorge López Portillo Tostado, secretario de Gobierno, se excusó en la veda electoral como la razón por la cual bajó la calificación.

Ante ese escenario, la Contraloría tiene ya un nuevo encargado. De igual forma, la Secretaría del Trabajo, con un Tonatiuh Salinas que regresa a la administración estatal tras un periodo de “prueba” en tareas de labor partidista. Su calificación es, aparentemente, negativa.

Cambios en la Secretaría de Gobierno, en la Secretaría de Finanzas, la de Desarrollo Sustentable, la del Trabajo y la Contraloría, aunados a los de la Comisión Estatal de Aguas (CEA) y la Coordinación General de Soluciones, han marcado los primeros tres años de gobierno de José Calzada Rovirosa.

La mayoría de ellos han respondido a motivos electorales, aunque los de la Contraloría y la CEA siguen sin quedarle claro a la ciudadanía. Los rumores de un cambio en la Oficialía Mayor siguen recorriendo los pasillos del Gobierno Estatal.

¿Incluirán estos la “repatriación” de algún otro priista sin suerte como Juan José Ruiz Rodríguez? Sólo el tiempo lo dirá.

 

INAUGURACIÓN DEL HONORABLE CONGRESO. Por: Ana Alvelais

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba