Información

Las mujeres viven en mayor profundidad de pobreza

La desigualdad de género conlleva una carga con una responsabilidad importante en sus familias, consideró Ana María Tepichin, coordinadora del Programa Interdisciplinarios de Estudios de la Mujer en el Colegio de México

Por: Norma Hernández Loza

 

“La situación de la pobreza en México no ha mejorado, incluso se ha agravado. Ya lo muestran estudios estadísticos”, manifestó Ana María Tepichin Valle, Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Iberoamericana y especialista en temas de género, pobreza y política social.

 

Entrevistada al término de la conferencia magistral que impartió en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, titulada “Política social, pobreza y familias”, Tepichin Valle indicó que en el plano de la pobreza en mujeres, es necesario insistir en la necesidad de empleo, en especial para superar los diversos obstáculos a los que se enfrentan para obtener su ingreso económico.

 

La investigadora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) advirtió que en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto, no se ha cumplido con políticas públicas que incluyan visión de género.

 

La coordinadora del Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer en El Colegio de México afirmó que las mujeres requieren que el Estado se haga cargo de darles las condiciones adecuadas de trabajo sin desajustes físicos o emocionales, que les permitan integrar el plano productivo y reproductivo.

 

“A las mujeres que salen a desarrollar el trabajo extradoméstico no se les exenta del trabajo de casa. Son mujeres que completan extenuantes jordanas de trabajo fuera de su casa y deben llegar a la casa a ayudar a sus hijos.

 

“Por ello se requiere que el Estado se haga cargo de darles las condiciones de trabajo que les permita llevar hacer su trabajo sin desajustes emocionales o físicos.

 

“Respecto a la pobreza de las mujeres en especial, es muy difícil tener una idea de la pobreza en cuanto a qué magnitud tiene la pobreza de las mujeres en México y el mundo, porque ésta tiene que ver con la forma en la que se recoge la medición de la pobreza”, explicó la académica que participó en el diplomado “La democratización familiar en la práctica social”, organizado por la Especialidad en Familias y Prevención de la Violencia.

 

Puntualizó que la medición tiene como objeto de estudio el hogar, es decir, se asume que el ingreso de las mujeres es distribuido equitativamente entre los miembros de la familia cuando no debería ser así pues hay desigualdades por género, por parentesco y también por edad.

 

Debido a ello, las estadísticas actuales de CONEVAL, que desagregan las cifras de pobreza entre hombres y mujeres, en realidad lo que hacen es prorratear la medición de la pobreza y dividirla entre los hombres y mujeres que hay en la unidad.

 

Dijo que se ha hablado de la feminización de la pobreza como una tendencia, aseveración que se puede cuestionar ya que no sucede en todos los lugares del mundo ni en todas las épocas.

 

Sin embargo, agregó, sí se puede afirmar que las mujeres viven en mayor profundidad de pobreza porque la desigualdad de género conlleva una carga con una responsabilidad importante en sus familias.

En cuanto la existencia de una correcta aplicación de políticas con visión de género que deje a un lado el asistencialismo por parte de quien encabeza actualmente la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, Tepichin Valle aseguró que no se está “poniendo atención en los procesos que producen y reproducen igualdades a partir de la diferencia sexual”.

{loadposition FBComm}

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba