Información

“Las tribus urbanas son una creación de café”

Por Luz Marina Moreno Meza

 

Para Julio César Cervantes, integrante de grupos de rock y quien es conocido como El Diablo, el término de ‘tribus urbanas’ difiere del de ‘banda’, para él esta última es un concepto de segregación social, económica o moral, factores que provocan que individuos se junten y que compartan gusto por la música.

Con base en el conocimiento que tiene de las bandas, puntualizó que los individuos que las conforman, en su mayoría pertenecen a la clase media y baja, señaló que es posible encontrar ciertos miembros de clases acomodadas, sin embargo él los catalogó como “perdidos”.

“Las tribus urbanas se me hacen más una creación de café que una cuestión social; y la banda siempre anda con su música en la calle o en una casa donde no esté su mamá o su vieja y se juntan a lo que van: unos ‘drinkies’, unos toques y música”, manifestó.

En relación con la imposición de obstáculos durante el sexenio de Francisco Garrido Patrón, Julio César Cervantes señaló que “al entrar Garrido empezaron las restricciones, ¡que ya no podías hacer una tocada en tu colonia porque ya necesitabas una lana!, entonces estamos juntando apenas una lana para la banda y todavía quieren (cobrarnos).

“¡Todo eso te segrega y ellos son los que generan la violencia al imponerte tantos vetos, tantos problemas, y ellos son el problema!”, lamentó.

Quien comenzó con la impartición de talleres artísticos en la Casa de la Cultura “Dr. Ignacio Mena” recordó los inicios del rock en Querétaro.

“Nosotros éramos rocanroleros. Te estoy hablando de 1969-1970; eran Los Ánimas, Los Doors (…) aquí las buenas bandas de rock eran cuatro o cinco. El rock and roll siempre ha sido el brazo negativo de la sociedad, de la música, de todos los loquitos”, expresó el artista.

Con su cabello a la altura de la nuca teñido con el pasar de los años, una trenza en la barba y unas gafas de armazón –es parte de la personalidad de este rocanrolero de antaño–, manifestó con humor: “somos los abuelitos del rock”.

Redes sociales han dinamizado a las ‘tribus urbanas’

Porque son agentes de constante cambio, es difícil saber con exactitud cuántas ‘tribus urbanas’ existen en Querétaro; surgen nuevas y desaparecen otras, consideró Antonio Loyola Vera, director general del Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro “Manuel Gómez Morín” y conocedor del tema.

De acuerdo con quien fue presidente del Patronato de las Fiestas de Querétaro durante el sexenio de Enrique Burgos García (1991-1997), “las tribus son algo muy dinámico, siempre están cambiando y más ahora con las redes sociales”.

El director general del Centro Educativo y Cultural señaló que actualmente la Secretaría de la Juventud está haciendo esfuerzo para la integración de tribus urbanas en sus proyectos, pero reconoció que el ritmo que se lleva es ‘lento’ ya que se está en la búsqueda de un espacio adecuado y de recursos.

Para el hermano del actual secretario de Gobierno (Roberto) y del ex gobernador Ignacio, la formación de bandas –no tribus–, es la búsqueda de la satisfacción de las necesidades básicas del individuo; los jóvenes comen, respiran, desarrollan su sexualidad y a su vez buscan la seguridad, por lo tanto se reúnen atribuyéndole a sus grupos la imagen de familias sustitutas, ya que muchas veces estos jóvenes pertenecen y provienen de familias disfuncionales.

Antonio Loyola Vera recordó que anteriormente había una tradición: cada 15 de septiembre había una tocada con distintas bandas en el estadio Corregidora, situación que cambió con la llegada de Francisco Garrido Patrón al Poder Ejecutivo.

De acuerdo con Loyola Vera, el gobierno de Garrido Patrón fue “ultraarchiconservador”. Al respecto, agregó: “el que es diferente provoca miedo y con desconocimiento y falta de información pues más. Alguien dice ‘los que visten de negro representan el mal’”.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba