Información

Los interurbanos, otra cara del transporte público

Por  Isaac Mastache

Con recorridos que incluyen paradas dentro de la ciudad y en comunidades de Querétaro y Guanajuato, la línea de autotransportes San José Iturbide, que es parte del transporte interurbano entre ambas entidades federativas, ha tenido un aumento casi del 50 por ciento en la tarifa de Querétaro a San José Iturbide (al pasar de 19 a 28 pesos, de 1995 a la fecha).

Víctor Olvera Hurtado, quien tiene 14 años como chofer de esta empresa, señaló que el aumento en la tarifa de cobro a los pasajeros ha sido considerable: “cuando entré a trabajar, te estoy hablando como de 1995, más o menos, se cobraban 19 pesos de San José Iturbide a Querétaro, y ahora (…) cuesta unos 28 pesos”.

En un recorrido que va desde la Terminal de Autobuses de Querétaro a la de San José Iturbide y sus alrededores, se cubren distintas paradas como son Juriquilla, Santa Rosa Jáuregui, Santa Catarina, El Jofre, La Españita, La Presa, el Parque Industrial Querétaro, entre otras.

El conductor manifestó que al igual que con las rutas de transporte público en la ciudad, los choferes del transporte interurbano tienen “checadores”.

“Hay un rol, y por decir allá en la central de Querétaro, como en la central de aquí de San José Iturbide, tenemos un “checador”; entonces por decir, nosotros diario traemos un rol, por ejemplo, hoy me marca el rol tres, mañana hago el cuatro, pasado mañana hago el rol cinco y así.

“Él ya te va marcando los días que tú vas haciendo, y si en caso de que en el cambio de tu rol cinco no te marque algún viaje, vas y llegas con el checador y le dices ‘sabes qué, apúntame para ahorita que haya viajes, me das uno’ y ya así te enrolas, y él te hace el papelito de a ver cuántas vueltas te alcanzan, si una, dos o tres”, explicó el conductor.

 

La tarifa más alta que cobra la empresa cuesta 86 pesos

Actualmente, la empresa cuenta con poco más de 200 trabajadores, de los cuales 12 ó 15 realizan guardia o relevos entre los operadores, para los siete días en los que se da servicio.

Víctor Olvera mencionó que de todas las rutas que se realizan, las que van a los distintos municipios de Guanajuato, como son Santa Catarina, Misión de Palmas, Victoria y Dr. Mora, son las más recurrentes entre los pasajeros; “de Querétaro a Victoria hay salidas cada media hora desde la central; de Querétaro a Misión de Palmas hay cada 20 minutos, de Querétaro a Dr. Mora también otros 20 minutos”.

Las tarifas, que varían de acuerdo al destino y van de los 6.50 para la parada mínima establecida, hasta los 86 pesos, de Querétaro a Atarjea, Guanajuato, han ido aumentado por causas como el alza al combustible.

“En los últimos meses incrementó hasta el precio del aceite, y ya pues todo, poquito a poquito te lo van subiendo, entonces la verdad no te alcanza a mantener un servicio que se le tiene que dar al carro, y pues hay veces que se tiene que subir por ejemplo un peso al pasaje, todo eso es para mantenimiento, más que nada para traer buenas llantas, que todo esté en buenas condiciones”, recordó Olvera Hurtado.

Además de cubrir los gastos de mantenimiento, los conductores requieren que sus unidades “traigan filtros de aire, aceite cada mes, que se le esté dando servicio, que se esté dando su mantenimiento al carro; y pues justamente por eso se da el incremento”.

Respecto al estado en que se mantienen las más de 180 unidades, de modelos 2005 hasta 2010, que son con las que cuenta la empresa de transportes, éstas se someten con frecuencia a revisiones para evitar deterioros o cualquier anomalía.

“Fíjate que antes el servicio era un poquito malo, en el aspecto de que ibas a que le hicieran cualquier servicio al carro, y como que los patrones no te decían nada, te decían ‘ven al otro mes’ pero ahorita no, por lo mismo que ya les entra más dinero.

“Te estoy hablando que del 2005 para acá, la verdad no batallas, porque pues necesitas una llanta, te la dan, necesitas cambio de aceite vas, necesitas esto, te lo dan, que un parabrisas que esté roto, te lo dan, no batallas”, expresó.

Si se toma en cuenta el aumento en las tarifas y los gastos de mantenimiento para las unidades, los conductores tienen que cubrir cierta cuota, la cual se deberá entregar a la empresa, quien finalmente entrega el salario correspondiente al operador.

“Por ejemplo, nosotros tenemos que entregar poquito más de mil 200 pesos diarios. Cada fin de semana te recogen cuentas. Si trabajaste siete días, te lo multiplican, siete por mil 200, y tienes que entregar tanto; ya de acuerdo a lo que tú entregues, ahí mismo te cobran, para lo que es el diesel del carro y lo que finalmente es para ti”.

A la fecha, el servicio ha ido variando con el paso de los años; diariamente unas 200 personas, entre trabajadores, estudiantes y familias que abordan cada unidad, con capacidad para 45 pasajeros en asientos y otros 15 de pie, se dirigen a sus hogares, empresas y escuelas de los alrededores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba