Información

Lucha libre y cómic, una combinación artística

Por: Luis Enrique Corona

Ante la falta de medios en México, los caricaturistas e ilustradores emigran constantemente hacia Estados Unidos

PARA DESTACAR: Luego de siete años de trabajar sobre el tema de la lucha libre, realiza una historia de luchadores de su propia invención, en la que los colores verdes del entintado harán recordar las arenas de Puebla y Querétaro».

El ilustrador advierte que la historia puede sonar un poco cursi, pero es verdad. Recuerda que entre los madrazos de la vida y hablando de las devaluaciones, “cuando tenía seis años mi papá andaba sin lana y nos tocó una Navidad en la que no tenía para los juguetes. Ese día recibí cinco comics: ‘Avengers’ 28 y 27, ‘Capitán América’ 43 y ‘Hulk’ 316”.

 

Ese fue el inicio de una pasión que en los últimos siete años ha cobrado una forma bastante singular. El momento en que Jesús Antonio Hernández se dio cuenta de que deseaba dedicarse al cómic, y ese camino lo llevó a convertirse en un referente del diseño y la ilustración de lucha libre.

¿Crisis del comic?

Jesús Antonio es un hombre sumamente amable, con un singular pero comprensible aprecio por la puntualidad. La vida lo condujo a la arquitectura porque no había escuelas de dibujo. “No es malinchismo, pero si tú quieres ser payaso de rodeo con falda rosa, sabes que en Estados Unidos hay una escuela que tiene eso”, expresó.

El ilustrador señala que hoy en día la apuesta del gobierno es hacer maquiladores, ya no les interesa que la gente tenga una profesión. Por eso mismo, los intereses de Jesús se vuelven más particulares. Él mismo reconoce las contradicciones que sufre el cómic en México.

“Hay muchos intentos de que sea un medio mexicano, esfuerzos que se fueron apagando, intenciones honestas que se pierden. Por eso hay mucho dibujante mexicano trabajando en Estados Unidos para ‘Marvel’ y ‘DC’”, consideró.

Dice Jesús Antonio Hernández que el problema inicia en el momento en que se industrializa todo, lo que evita que la gente se sienta, como le aconsejo su profesor, artesano antes que cualquier otra cosa. Porque el trabajo artesanal le entrega al creativo el control entero de su obra.

“Eso es algo que los americanos no entienden: que los mexicanos podemos hacer todo: escritor, ilustrador, colorista y entintador. Y los europeos lo entienden completamente. En Europa los hacen ser creadores y en Estados Unidos el trabajo es como ensamblaje”.

Antonio Hernández comprende a la perfección a la industria internacional, pues también trabaja para empresas norteamericanas. Al respecto, señala que “en nuestro irónico sistema de cultura”, los artistas no son reconocidos hasta están internacionalizados y la profesionalización se da hasta que son publicados en otro país.

“Por eso, el cómic nacional no es un medio en crisis y es que el medio no existe, no puede haber crisis de algo que no ha existido. Pero algo muy similar sucede con las luchas, hay mucha gente que se la pasa quejándose, dice: ‘es que la lucha ya no es como antes’, pero no van a las arenas. Mucha gente se la pasa criticando el cómic, pero no los veo invirtiéndole».

Aun conociendo todas las dificultades del medio, Jesús Antonio Hernández decidió no ejercer su carrera como arquitecto y continuó dibujando, oficio que tiene sus propios secretos y dificultades, de acuerdo con el propio ilustrador.

“Es un complicado proceso, porque no cualquiera sabe narrar. Existen muchos trabajos americanos que se ven muy bonitos, pero no te narran nada. Y la finura de los artistas consiste en educar o en contar algo mientras se está entreteniendo”, sentenció.

Un tatuaje en tela

Jesús Antonio Hernández ha hecho revistas, diseños de cartelones y máscaras de lucha libre. Recuerda que comenzó a dedicar su trabajo a la lucha libre de manera inesperada, luego de interesarse en primer lugar por la ciencia ficción, las historias policiacas y el erotismo.

“Un amigo quería que hiciéramos un cómic de lucha libre y yo soy muy obseso, así que empecé a ir a las arenas. Nunca hice ese trabajo, pero terminé vinculándome con gente de las luchas y terminé más involucrado de lo que esperaba”.

Luego de siete años de trabajar sobre el tema de la lucha libre, ahora realiza una historia de luchadores de su propia invención, en la que los colores verdes del entintado harán recordar las arenas de Puebla y Querétaro del pasado a los conocedores.

“Quiero que mi obra sea ‘meaningful’ (significativa). No soltar la sopa sobre lo que es realmente la lucha libre, pero que sea significativo para los que saben del tema. Me interesa no tratar al lector como estúpido, explicándole cosas que son muy obvias”.

Por ahora, Jesús Antonio señala que se encuentra contento, rodeado de “gente que vale la pena”. Como “la voz oficial de la lucha libre en Querétaro”, Manuel Velarde, una verdadera enciclopedia del mundo de las arenas, con quien conversa por horas sobre botas legendarias, máscaras caídas y las múltiples evoluciones de la industria, así como de las peleas más grandes de la historia.

Disciplinas

Puede parecer extraña la pasión de este maestro, que lleva 25 años enseñando inglés, por la lucha libre. El “profe” vive entre las arenas y los diseños realistas. Se trata de un gusto que se debe respetar, pero es un tema que la gente subestima.

Pero la lucha libre es multicultural, evoluciona y sobrevive como uno de los deportes favoritos, tanto en formas independientes, como en sus expresiones más mediatizadas. Es una disciplina que toma elementos de la cultura, mediante colores y diseños.

Los luchadores dan vida al arte. Y Jesús Antonio es el ejemplo perfecto de ese matrimonio que existe entre el combate físico y el diseño, él mismo definió a la máscara como “un tatuaje en tela”.

Pero ese no es un resultado que se da de la noche a la mañana. Es cuestión de un duro esfuerzo que Jesús define en una palabra: “disciplina”. Y esa es la corona de su colección de consejos, entre las que se encuentran: las ganas de ser alguien, plantearse objetivos,tener visión, hacer sacrificios, aprovechar oportunidades, y sobre todo, no regalar el trabajo, valorarlo.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba