Información

Mala calidad del aire en FCP: nadie lo atiende

De septiembre a diciembre, la calidad del aire en la estación de monitoreo Felipe Carrillo Puerto no ha oscilado de “mala” a “extremadamente mala”.

La calidad del aire “extremadamente mala” que se registró en la delegación Felipe Carrillo Puerto la mañana del viernes 7 de febrero no es un caso nuevo, pues durante últimos meses la estación del Centro de Monitoreo de la Calidad del Aire del Estado de Querétaro asignada a esta zona ha presentado datos negativos.

De septiembre a diciembre, la calidad del aire en la estación de monitoreo Felipe Carrillo Puerto no ha oscilado de “mala” a “extremadamente mala”. En septiembre, el peor día fue el 19 de septiembre, cuando se llegó a poco más de 150 PM10 —partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, metales, cemento o polen, dispersas en la atmósfera —, con una clasificación de “muy mala”.

En octubre los días 7 y 17 se mantuvieron con calidad “muy mala”, mientras que el 12 sobrepasó los 200, presentando una concentración “extremadamente mala”. No hubo medición los días 26, 27 y 28 de octubre. Noviembre fueron días con alta concentración de partículas PM10, pues el 6, 8, 13 y 23 tuvieron una racha “extremadamente mala”; mientras que el 5, 6, 8, 15, 19, 20, 22, 23, 25, 27 y 30 de noviembre hubo registros de calidad “muy mala”. En diciembre, del 4 al 7; el 10, 11, 14, 15, 17 y 24 presentaron lecturas “muy malas”.

Últimos casos destacables

El pasado viernes, las partículas PM10 llegaron a una concentración de 255 hacia las 8 de la mañana, lo que derivó en una medición “extremadamente mala”. El Comité de Alerta Temprana en materia de Salud Ambiental (CATSA) únicamente emitió recomendaciones tales como evitar actividades al aire libre y quema de materiales o residuos sólidos. Para las 18 horas, la concentración bajó a 172 PM10, pero se mantuvo como “muy mala”.

Apenas el jueves 16 de enero se había registrado calidad del aire “muy mala” con una concentración de 171 partículas PM10 en la misma zona; sin embargo, tampoco se emitió alguna contingencia ambiental: únicamente recomendaciones. En ese momento, el CATSA precisó que para una contingencia era necesario que, además de la mala calidad, se pronosticara lo mismo para el día siguiente, cuestión que no ocurrió en aquella ocasión.

La tarde del 25 de diciembre también hubo recomendaciones dado que la quema de pirotecnia por motivo de las fiestas decembrinas había elevado la cantidad de partículas PM10 de nuevo en Felipe Carrillo Puerto, pero ahora también en avenida Zaragoza, monitoreada a través de la estación Bomberos.

Autoridad sin acción

El 9 de enero, Marco Del Prete Tercero, secretario de Desarrollo Sustentable (SEDESU), había señalado que esta alta concentración de partículas era consecuencia de la obra pública y empresas chatarreras presentes en esta delegación. En septiembre, el funcionario refirió lo mismo y aseguró que darían vista a la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano para revisar que estén dentro de la norma.

En mayo de 2019, el presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero, indicó que para hacer frente al problema de la contaminación en la delegación buscarán plantar especies de árboles que absorbieran la mayor cantidad posible de carbono. No obstante, las autoridades no han buscado una solución real para índices negativos de calidad del aire reportados en la demarcación.

En su momento, Tribuna de Querétaro (941) presentó que no era posible determinar la calidad del aire en la entidad porque los datos resultan insuficientes, además no hubo mediciones en 2016 ni 2017.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba