Información

Más oscuros que claros: 3 años de MAV

Confusa, corrupta, paradójica, contradictoria, fracaso y decepcionante. Con estas palabras los candidatos a la presidencia municipal de Querétaro intentaron describir la administración de Marcos Aguilar Vega.

Confusa, corrupta, paradójica, contradictoria, fracaso y decepcionante: Con estas palabras los candidatos a la presidencia municipal de Querétaro intentaron describir la administración de Marcos Aguilar Vega, quien pedirá licencia definitiva su cargo el próximo 25 de agosto, bajo un rechazo social a su administración por parte de un sector de la población.

Ciclovías, semáforos inteligentes, concesión del servicio de recolección de basura, desalojo de comerciantes en la Alameda Hidalgo, paro de policías municipales, modificación al reglamento de estacionamientos, prohibición de bolsas de plástico para acarreo y diferencias con el gobierno estatal. Son algunos de los claroscuros del edil panista que en 2015 arrasó con cerca del 50 por ciento de la votación.

Con motivo de su tercer y último informe de gobierno, en Tribuna de Querétaro presentamos un recuento del gobierno de Aguilar Vega.

La camioneta, puentes y el helicóptero

Desde el inicio de su gestión, Marcos Aguilar Vega fue criticado por la adquisición de la camioneta blindada por la administración del alcalde interino Rafael Rodríguez, en la cual el panista declaro que la compra del vehículo era turbia; así que la camioneta fue puesta en venta. No obstante, meses después otra camioneta con cualidades similares fue adquirida, aunque con recursos propios del alcalde, según defendió.

Una de las primeras acciones no advertidas a los votantes, tomada a dos meses de que inició la administración municipal, fue la renta de un helicóptero destinado al patrullaje aéreo de la ciudad. La tarifa quedó en 27 mil 200 pesos la hora de vuelo; finalmente, después de cinco meses de crítica, el Municipio de Querétaro abandonó la estrategia.

En noviembre del 2015, el edil capitalino propuso tres nuevos impuestos; el primer impuesto propuesto fue equivalente a la fusión de predios, por lo que se cobraría un equivalente al 50 por ciento del Impuesto de Traslado de Dominio; otro impuesto fue el del Cambio de Uso de Suelo, el cual pagaría un monto de 2 por ciento al momento en que un predio incrementara su valor; y por último, el tercer impuesto enfocado al Uso de Inmuebles destinados a la Presentación de Servicios de Hospedaje, en la que se cobraría un porcentaje variable acorde al valor de cada habitación ocupada por turistas en la capital.

Antes de terminar 2015, sorprendió con la pinta de 32 puentes vehiculares en la capital, situación que se vio reflejada en el descontento por parte de los gobernados; se calificó al proyecto como un “capricho” y un gasto disfrazado de inversión desmedida e innecesaria.

Alameda: del miedo al rescate

Otra decisión tomada por el edil capitalino en su primer año de gobierno, y que nunca fue mencionada durante su campaña política, fue el desalojo de los comerciantes establecidos en la Alameda Hidalgo que además derivó en la detención del líder de la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto, Pablo González Loyola Pérez.

Para justificar el retiro de los comerciantes, Marcos Aguilar Vega consideró que era necesario recuperar la Alameda Hidalgo, ya que en el lugar existía “delincuencia y prostitución”, señalamiento que no hizo en campaña. Tampoco se escuchó la propuesta de remodelar el recinto, contratar a una directora y presentar eventos culturales.

A principios de este 2018 se cerró la Alameda, con la promesa de concluir su remodelación antes de que comenzara el periodo electoral, en marzo; no obstante, permaneció cerrada hasta hace algunos días. Con los trabajos de remodelación también se denunció la supuesta eliminación de las ardillas de la zona.

De la mano de este tema, estuvo el nombramiento de Laura Cors como directora del parque, quien ganaría 50 mil pesos mensuales; la comunicadora posteriormente fue ascendida a directora –luego secretaria- de Cultura municipal.

¿Y las armas robadas?

En julio de 2017 fueron robadas 70 armas largas de la Secretaría de Seguridad Pública; fueron extraídas de un módulo ubicado en el parque Benito Juárez. Las líneas de investigación también apuntaron hacia el personal de la corporación por alguna omisión. Hasta el momento no ha habido respuesta, aunque la investigación continúa y hay avances, aseguró en julio de 2018 el titular de esa corporación, Juan Luis Ferrusca Ortiz.

Cabe señalar que la cantidad y las características de armas fue boletinado a nivel nacional en las diferentes fiscalías y procuradurías del país con el fin de que se apoyara en la identificación.

En el tema de seguridad, también hay que recordar el paro de policías municipales en marzo de 2016, esto ante el mal trato que recibían el entonces titular de la SSPM, Rolando Eugenio Hidalgo Eddy. El militar fue captado mientras realizaba sus compras en una patrulla. La versión oficial es que se retiró “por cuestiones de salud”.

Como consecuencia, Juan Luis Ferrusca Ortiz ocupó la cartera de Seguridad en la capital. Este personaje es más cercano al círculo del gobernador y los hermanos Juan Martín y Juan Marcos Granados Torres, secretarios de Gobierno y Seguridad Ciudadana, respectivamente.

Obras en el Centro, la gota que derramó el vaso

Las intervenciones en las calles Ezequiel Montes y Madero, fueron marcadas por el repudio de la ciudadanía queretana, debido por las afectaciones a los locatarios y además de los problemas viales que sucedieron en las calles del Centro Histórico. En estas obras se invirtieron 2 mil 349 millones 420 mil pesos.

En el arranque de las obras sobre Ezequiel Montes resultó herido Arturo Rueda Zamora, comerciante opositor a Marcos Aguilar Vega; recibió un golpe en la cabeza. Las líneas de investigación apuntaron hacia funcionarios del Municipio, pero éstos quedaron exonerados, a diferencia de los autores materiales.

Los trabajos se suspendieron por dos meses por la temporada de lluvias, con la finalidad de “evitar un socavón”. Ezequiel Montes no quedaría reabierta hasta este 2018, con casi un año de retraso en su entrega.

Por otro lado, en la calle Madero, los vecinos del lugar impidieron que iniciaran las obras de peatonalización de la vialidad. El lunes 24 de julio del 2017, elementos de la policía municipal retiraron a los vecinos inconformes; dos personas fueron detenidas.

La semana pasada también entregó cinco estatuas de Santiago Apóstol, cuyo costo –incluidas las bases- ascendió a los 14.5 millones de pesos. Debido al peso religioso del personaje, un sector de la ciudadanía discrepó con Aguilar Vega sobre cómo estas figuras fortalecerían la pertenencia e identidad de la capital.

La fallida capital de la bicicleta

Por otra parte, Qrobici contó con una inversión de 39 millones 884 mil 102 pesos para 450 bicicletas y 50 cicloestaciones. Esta obra fue la alternativa ante la fallida concesión de parquímetros y bicicletas compartidas a la empresa Aquiles Park, a la que se le retiró el permiso por no entrar a operar en tiempo.

Consumar a Querétaro como la capital mundial de la bicicleta pasará a la historia como otra promesa que se le quedó en el tintero a Marcos Aguilar Vega, ya que a pocos días de concluir su gestión, la cultura vial e infraestructura que son insuficientes.

Dicha promesa se cumpliría a través de la Secretaría de Movilidad en el municipio y del Plan Estratégico de Movilidad, diseñado por la empresa inglesa Steer Davies Gleave, misma que cobró 14.5 millones de pesos por la elaboración del proyecto que Aguilar Vega implementaría en su administración.

El plan incluye en una de sus nueve metas al ciclismo como modo de transporte, mismo que se concretaría hasta el año 2026, es decir, tendrían que pasar dos y media administraciones municipales más; siendo conscientes de que dicho reglamento es desechable después de esta administración (Tribuna de Querétaro, 870).

Inundaciones no se evitaron

En afectaciones relacionadas con las lluvias de la temporada 2017, una de las zonas más dañadas fue la comunidad de Santa María Magdalena, en donde la Unidad Municipal de Protección Civil reportó 30 viviendas inundadas por el desbordamiento del dren El Arenal, aunque se indicó que no hubo pérdidas materiales ni personas lesionadas.

Este año resaltó el tema de las lluvias por las 42 obras pluviales que el gobierno municipal anunció en todos los medios posibles. La inversión de casi 150 millones de pesos se vio rebasada ante las lluvias del 2017.

Ese año las zonas habitacionales más exclusivas de la capital, como Jurica y Juriquilla tampoco quedaron exentas de inundaciones, pues el agua alcanzó más de un metro de altura. La corriente arrastró automóviles y se metió en decenas de residencias, donde hubo pérdidas materiales.

Los daños que causaron mayor impacto se presentaron a un costado de la plaza comercial Antea, en la calle prolongación Camelinas, en donde se abrieron dos socavones. En uno de ellos cayó un taxi y perdió la vida el conductor. Hasta la fecha la responsabilidad por este hecho se debate entre el Municipio de Querétaro, Gobierno del Estado y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Semáforos inteligentes, el caos

En marzo de 2018, Marcos Aguilar dio paso a la nueva semaforización en 250 intersecciones de la ciudad, cuyo costó ascendió a 140 millones de pesos: los semáforos inteligentes. “La calibración dura seis meses, pero esto no significa que en seis meses vamos a tener problemática, el tiempo de ajuste es de un mes, y ese es el tiempo en el que se tendrá que ver reflejado ya el beneficio”, declaró el edil capitalino.

Sin embargo, al momento en el que el nuevo sistema comenzó sus operaciones, los automovilistas de la capital del estado levantaron la voz en inconformidad por el caos vial que el nuevo esquema de semaforización estaba ocasionando. Así el presidente municipal pidió paciencia y “que no se quejen” puesto que la adaptación del sistema tomaría tiempo según las necesidades de cada intersección.

Marcos Aguilar así también atacó a los automovilistas como una minoría: “la gran mayoría es la que no tiene carro. La gran mayoría es la que hoy se ha visto afectada por gobiernos que históricamente le han apostado a invertirle al uso del vehículo privado y las consecuencias ahora las estamos viendo”.

Sale por la puerta de atrás

Así es como Marcos Aguilar Vega se despide de la alcaldía capitalina para ocupar el puesto de diputado federal plurinominal a partir del 1 de septiembre. Será la segunda vez que esté en San Lázaro, pues de 2012 a 2015 representó al III distrito federal; en esta ocasión llegará por la vía plurinominal.

Esto no es impedimento para que trabaje y proponga el tema de la eliminación de los mismos: “sí, es una circunstancia de coincidencia permanente, estoy convencido de que los plurinominales es una figura que debe cambiarse, eliminarse y debe modificarse sustancialmente la integración del Congreso de la Unión”, afirmó.

Constantemente repitió que no le importaban las críticas y que estaba consciente de los costos políticos de sus acciones. De sus primeros dos informes de gobierno ostentosos pasó a un tercero muy modesto que no incluyó un encuentro ciudadano, sólo un discurso ante los integrantes del cabildo.

En ninguno de los tres informes asistió el gobernador Francisco Domínguez Servién. La difícil relación con el estado también dificultó la gobernabilidad de Aguilar Vega en la capital. Su sucesor, Luis Bernardo Nava, mantiene una relación más estrecha con Domínguez, misma que proviene desde que fue alcalde de 2009 a 2012.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba