Información

Masculinidades y Buentrato. Estrategia preventiva de las violencias

Mtra. Eugenia Flores Hernández, Mtro. Francisco Cervantes Islas, Mtra. Zoraida Meléndez, Mtra. Heddy Villaseñor, Mtro. Víctor Velasco / Red Nacional de Buentrato.

El Buentrato es una propuesta pedagógica y de cambio cultural para avanzar en una cultura de paz que desarticule las violencias existentes: económica, política, social, sexual, etc.

A continuación se resumen las ponencias presentadas en la Mesa “Masculinidades y buen trato como estrategia preventiva de las violencias” durante el Primer Encuentro de Masculinidades Delincuencia Organizada y Violencia Social en México, el pasado 28 de octubre, en la UAQ.

En la ponencia “Propuestas de marco legal y política pública para construir nuevas masculinidades y relaciones de igualdad desde el buen trato” partió de recordar que en el ‘continuum’, con dos polos Maltrato-Buentrato, existen tres dimensiones interrelacionadas: a) Personal-interno-Individual; b) Relacional; c) Social. De las tres, su presentación se centró en la dimensión social.

Los elementos de la dimensión social del maltrato referidos fueron la depredación y saqueo de los bienes naturales: tierra, agua, aire, especies animales y vegetales; desigualdad, pobreza, desempleo, hambre, asesinatos, muerte, falta de democracia, saqueo, discriminaciones de todo tipo, feminicidios, fobias, exclusión.

La ponente subrayó la importancia de la creación de leyes y políticas públicas que vayan colocando al Buentrato como referente y como uno más de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), que debemos de empezar a conocer y ejercer. Un ejemplo de lo anterior, como integrante de la Red de Buentrato y como legisladora local en el estado de Zacatecas (septiembre 2013-septiembre 2016) formuló propuestas legislativas y de política pública, logrando la aprobación de algunas de estas como fue el derecho al parto humanizado, el derecho al cuidado en diferentes marcos legales y las modificaciones al Código Penal para erradicar los conceptos discriminatorios.

En la ponencia “Cuestionando lo esencial para construir el Buentrato”, dio a conocer sus puntos de vista sobre el Buentrato, considera que todas las voces son importantes. La masculinidad, el género, la feminidad, son constructos, concepciones que evolucionan se enriquecen, se construyen constantemente cada quién cree y la argumenta. En una cultura de Buentrato, todos los constructos son de quienes los conciben, crean, trabajan. Considera que en el Buentrato todas y todos somos nuestras historias, creencias, interpretaciones, teorías, concepciones, nos respetamos, disentimos, diferimos, discutimos, nunca pensaremos igual. Podemos acordar como principios, la equidad, la igualdad, el respeto a la diversidad, los Derechos Humanos.

La ponencia presentada por la Maestra Selma González Serratos: “Propuesta psicoterapéutica desde el enfoque psicosocial para la atención en violencia de género y la construcción de habilidades para una vida con Buentrato, en el Prosexhum” señaló que el Programa de Sexualidad Humana (Prosexhum) ofrece servicios de orientación consejería y psicoterapia sexual a la comunidad universitaria y diversos sectores sociales; entre sus actividades de educación  cuenta con un programa de formación terapéutica en sexualidad humana con perspectiva de género y que brinda conocimientos teórico metodológicos de intervención psicoterapéutica.

Este programa se da desde una aproximación holística que toma en cuenta los ejes de lo personal, relacional y social planteados como dimensiones de la propuesta conceptual del Buentrato. Esta aproximación tiene el objetivo de que cada persona entienda el proceso de construcción que lo ha llevado a vivir la sexualidad y a presentar problemáticas relacionadas con esta, con el fin de que al comprenderse a sí misma, su entorno y su posición social, y con el desarrollo de estas herramientas, sea capaz de ejercer la toma de decisiones y el desarrollo de competencias que le permitan transformaciones en su vida basadas en el respeto a sí mismo/a, a los derechos humanos, y hacia la construcción de prácticas de Buentrato.

En la ponencia “Estrategias para el blindaje versus las violencias. Respetar el cuerpo, vivir desde la paz y saber qué hacer: Buentrato”, , presentó su propuesta de “Estrategia de Formación Integral para el Blindaje en Violencias a Escuelas y Comunidad: Respeto al cuerpo, cultura de paz y convivencia desde el Buentrato en instituciones con procesos claros”, la cual se compone de tres diplomados que se enmarcan en una estrategia que reconoce el derecho al bienestar y al Buentrato como construcción colectiva, participativa, que oscila entre la sociedad/cultura y el individuo/persona. Se parte del principio de que no hay cambio personal sin cambio social y a la inversa.

El primer diplomado se enfoca en la sexualidad humana, área de la vida privada y pública que aglutina los más absurdos tabúes y prejuicios arrastrados desde siglos atrás, que son pretextos ideales para el maltrato en varios ámbitos. Es vivencial, es decir, trabaja las actitudes del participante y sigue cuidadosamente el compromiso ético en sexualidad de no hacer daño.

El segundo diplomado constata la importancia de comprender qué es la paz activa y cómo se hace para construirla, privilegia todas las formas de afrontar la divergencia, el conflicto, los pseudoconflictos y desarrolla capacidades y competencias que son las herramientas –y no armas- para deconstruir una cultura bélica como la nuestra y transitar a una cultura de paz participativa, no de pasividad.

El tercer diplomado, se centra en el quehacer en la crianza y en la educación, para acompañar a los menores en el desarrollo de una conciencia del derecho al Buentrato, ayuda a las instituciones y sus integrantes a desarrollar, en las condiciones específicas de cada organización, rutas de actuación en caso de presentarse cualquier forma de maltrato. La estrategia está dirigida al profesorado, profesionales de la salud, psicólogos, asociaciones de madres y padres de familia, directivos, funcionarios públicos, líderes comunitarios y personas interesadas en construir un mundo libre de discriminación y violencias en todas sus formas, comprometidos con su vida y su comunidad.

Finalmente el taller: “Combatir la Transhomofobia con el placer”, en el cual desde un enfoque que retoma elementos de la Terapia de Reencuentro y su búsqueda del Buentrato, plantea el placer como un instrumento contra la transhomofobia, entendida ésta como una de las expresiones más evidentes de las masculinidades tradicionales, ya que se asienta en el rechazo a lo femenino y lo afeminado, buscando excluirlo y destruirlo.

Así, la transhomofobia no es solo el odio y persecución a las personas homosexuales y transgénero. Es también la autopersecución y la persecución y castigo, en cada varón de los rasgos que se puedan considerar “degradantemente femeninos”, como la delicadeza en el hablar, el cuidado del cuerpo y la salud, etc. En suma, es ser feo y fuerte.

En el taller se planteó desde la pregunta: ¿qué me va bien? La invitación a poner más atención a las necesidades personales propias que a la satisfacción de las demandas del entorno social que no nos son útiles, sin olvidar nunca, que somos parte de una sociedad. Con esta propuesta se considera que en procesos terapéuticos y talleres pueden incorporarse tareas que permitan a los varones experimentar sensaciones placenteras que les demuestren que puede vivirse la masculinidad desde posiciones más flexibles y abiertas. De esta manera el placer se vuelve un aliado contra la transhomofobia, y por lo tanto, una propuesta para prevenir las violencias y promover el Buentrato.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba