Información

México se ha convertido en un cementerio de migrantes: padre Solalinde

Por Alfredo Rodríguez

La principal agresión y ofensa hacia los migrantes en México ha venido de parte del Estado mediante el Instituto Nacional de Migración (INM) y todos los funcionarios corruptos. Ni siquiera es posible separar al delincuente del funcionario público o el agente federal, la prueba son todas la veces que las autoridades han asegurado migrantes para entregarlos a los “Zetas” y que éstos los secuestren, apuntó el defensor de los derechos humanos de los migrantes, el padre Alejandro Solalinde Guerra.

El fundador del albergue Hermanos del Camino añadió que México se ha convertido en un cementerio de migrantes sobre los que nadie se ocupa y no se sabe nada. Aseguró que solamente en la zona del Istmo de Tehuantepec han desaparecido miles de migrantes que han terminan en fosas comunes.

“Desde que llegué al Istmo, hace 16 años, salían cuerpos que no sabían de dónde salieron o quiénes eran, y hasta ahí, porque las autoridades mismas no tenían voluntad política para investigarlo, no había dinero para nada y les puedo asegurar que son muchísimos”, manifestó el sacerdote católico.

El también coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano habló sobre las fosas clandestinas encontradas en la localidad de San Fernando, en Tamaulipas, en las que se descubrieron 193 cadáveres.

Consideró que hubo un pésimo manejo forense de los cuerpos, ya que muchos de ellos no fueron identificados o se cambiaron por otros, además de que a las familias nunca las atendieron, ni se les restituyó o se les reparó el daño.

Solalinde Guerra indicó que el caso de San Fernando, Tamaulipas, fue una cloaca que se destapó y que confirmó que existe un reclutamiento forzado de migrantes por parte del crimen organizado, además de otros problemas como una lucha de cárteles por el territorio y los cobros por derecho de piso a la población civil.

“Tuve una experiencia, fuimos 120 delegados de la delegación pastoral al Sásabe, Sonora. Llegamos a la frontera y tuvimos que llegar con permiso y custodiados, pagando a los cárteles. Tuvimos que purgarles el boleto e iban arzobispos, obispos, laicos (…) si hubiéramos pasado por nosotros mismos nos hubieran matado”, relató el defensor de los derechos humanos.

Solalinde Guerra opinó al respecto que en varias localidades el Ejército es sólo una pantalla, ya que los que mandan en el lugar realmente son los cárteles. Apuntó que la corrupción ha llegado hasta los altos mandos, lo cual se va a demostrar cuando salga el actual Gobierno Federal, si es que se acaba con la ley no escrita de tapar al otro.

“Vas a ver toda la porquería que hay debajo de esto y la corrupción de este gobierno, que se da baños de pureza”, manifestó.

El martes 13 se integrará a la Caravana por la Paz

El sacerdote católico señaló que es necesario construir redes de protección al migrante, además de otras que además busquen la paz del país. Informó que actualmente existe una red de 55 casas del migrante y alrededor de 500 personas que tienen la actitud de no tener miedo y unirse en red para defender a los viajantes.

Con estas acciones, aseguró que los migrantes estarán en una situación menos vulnerable, además de que se está sensibilizando a la población sobre el problema.

Por lo pronto, anunció su integración a la Caravana por la Paz hacia el sur del país junto con Javier Sicilia, la cual parará el día 13 de septiembre en su albergue para migrante en Ixtepec, y concluirá hasta Guatemala.

“Esta campaña que va arrancar mañana es una modesta contribución, es un principio de organización. La caravana es un instrumento, lo que se tiene que lograr es un movimiento en red.

“No un movimiento de masas inconscientes que se pueda manejar y manipular por grupos de poder, sino más bien es un principio de movilización para que se logre una mayor conciencia de la sociedad civil, es nuestra última carta”, recordó.

El padre Solalinde ha sido amenazado de muerte en diversas ocasiones desde que inauguró su albergue el 26 de febrero del 2007. En junio de 2008 unos 50 habitantes del poblado de Ixtepec, encabezados por el alcalde y policías municipales, intentaron quemar el edificio.

Actualmente, organizaciones como Amnistía Internacional han pedido que se respete su trabajo.

Sin embargo, Alejandro Solalinde aseguró que hasta el día de hoy las amenazas en su contra, y hacia otros grupos que defienden a los migrantes, continúan.

“Sí, cualquier casa está amenazada, la mía está amenazada. Ahorita hay un poco de protección porque está Solalinde, y sí le pasa algo a Solalinde se crea un gran problema nacional e internacional, entonces están evitando un mal, pero no porque quieran hacer un bien”, expresó.

A favor de impulsar mecanismos de consulta y participación ciudadana

El padre Solalinde también habló sobre las próximas elecciones federales en el 2012. Pronosticó que la violencia se va a recrudecer, los cárteles de la droga van a estar “súper metidos” en las elecciones, además de que no existirán muchas opciones para la ciudadanía.

“El panorama es negro, no porque sea visionario, pero el PAN debe de reconocer que tuvo su oportunidad y la perdió, es un priísmo azul, y ahora también amarillo”, señaló.

Una posible alternativa, consideró el religioso, sería apostar por candidatos ciudadanos como el actual rector de la UNAM, José Narro Robles, o el ex rector Juan Ramón de la Fuente.

Agregó que también es necesario que se cambien a fondo las leyes partiendo del respeto a los derechos humanos, además de que se aprueben mecanismos de consulta y de opinión pública, de revocación de mandato, rendición de cuentas y transparencia.

Alejandro Solalinde también criticó las acciones de la Iglesia Católica, la cual aseguró, está en las nubes y no está preparada en su estructura para enfrentar los problemas que se están presentando.

“Siguen todavía con sus prácticas de sacramentalismo, pero no está educando a la gente ni formándola, preparándola para afrontar esta situación de crisis. Con sacar un documento no se arregla el mundo.

“La Iglesia Católica no ha sabido educar a la gente en ese objetivo, no hay de otra: tenemos que recomenzar desde Jesucristo y la fe es la única manera porque de lo contrario vamos a patinar sobre lo mismo.

“No hablo de la religión, porque son alienadoras cuando no les ayudan a pensar por sí mismas (a las personas) y buscar cambios a favor del ser humano. Yo hablo de la fe, que es muy diferente, me gustaría que la gente fuera menos religiosa, pero más gente de fe que conociera la propuesta de Jesús”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba