Información

Múltiples voces piden destitución de Ortega Osorio

Por Luz Marina Moreno Meza

Durante el mes de noviembre varias asociaciones civiles se quejaron del nulo actuar del presidente de la Comisión Estatal Derechos Humanos (CEDH) en Querétaro, Adolfo Ortega Osorio, cuyo desempeño al frente del organismo ha sido criticado; principalmente recibió acusaciones relacionadas con la presunta violación de derechos humanos hacia distintos grupos sociales.

Las asociaciones civiles Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas, Asociación Mujer Libertad y Nosotros Todos, Socialdemócratas se han incorporado con otros grupos e individuos, que han pedido la destitución (o la no reelección en el puesto) de Ortega Osorio.

Quejas que redundan en la falta de moral por parte del funcionario para realizar su trabajo, ya que no posee un equipo de Consejo como lo establece la ley.

30 quejas de sexoservidoras

El lunes 5 de diciembre, en la LVI Legislatura aproximadamente 30 sexoservidoras establecieron quejas para exigir la renuncia del encargado de la CEDH.

En esa ocasión féretros cargados por las sexoservidoras jugaron un papel de denuncia. Mónica Mendoza, integrante de la Asociación Mujer Libertad, señaló a la administración del alcalde Francisco Domínguez Servién como responsable de insultos, tratos injustos, hostigamientos, vejaciones y ultrajes, según consignó en su contenido el periódico Plaza de Armas el martes 6 de diciembre.

Esto se dio cuando una cantidad de seis mil pesos aproximadamente fue otorgada a 25 trabajadoras sexuales para que cambiaran su ubicación laboral de la vieja estación del ferrocarril a un hotel de la ciudad.

Cansancio ante represiones provoca solicitud de destitución

En noviembre, otra de las organizaciones, Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas, a través de su dirigente Ivette Lacaba Domínguez mostró la incompetencia de Ortega Osorio, ya que en el caso de la indígena Jacinta Francisco Marcial (presa durante más de tres años en el penal femenil de San José el Alto), las organizaciones civiles lograron que se resolviera el problema.

La exigencia de destitución y de no reelección –ya que sería la tercera ocasión– se realizó a través de una carta presentada a la LVI Legislatura que diferentes organizaciones, en específico 30 activistas, estuvieron dispuestos a hacer como respuesta al cansancio ante las “represiones que fueron perpetrados durante la administración estatal correspondiente al periodo 2003-2009”.

La organización denominada Socialdemócratas realizó una protesta frente a la CEDH para pedir que el presidente Ortega renunciara:

“Ortega Osorio, apela al olvido de las diversas denuncias en su contra, como resultado de su inepta, gris, arbitraria y corrupta conducta frente del organismo protector y promotor de los derechos humanos”, expuso Pedro Pérez Sosa, miembro del Partido Social Demócrata y ex candidato a la gubernatura en 2009.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba