Información

Municipios aprovechan vacíos legales para concesionar el agua

Indicó que la CEA no tiene la capacidad de proveer el servicio a todos los rincones del estado y existen las concesiones que, aunque no están del todo acotadas en el Código Urbano, los municipios malinterpretan disposiciones del reglamento de aguas nacional.

Es temerario pensar que la Comisión Estatal de Aguas (CEA) podría extinguirse por permitir que un municipio otorgue una concesión, señaló Miguel Ángel Melgoza Montes, director divisional jurídico del órgano encargado de la distribución y saneamiento del líquido en Querétaro. Esto en respuesta a la nota que publicó este medio con base en una observación de la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE), (Tribuna de Querétaro, 887).

Señalaba la ESFE que por permitir una concesión en Ciudad Maderas al renunciar a las atribuciones que le había otorgado la Legislatura del Estado, podía liquidarse o extinguirse la CEA. Al cuestionarle si este caso podía ser similar al de El Refugio, en donde la CEA no tuvo inconveniencia en permitir a un particular buscar una concesión con un municipio, Melgoza se justificó en la no existencia de una ley local de aguas.

“Por una situación de supremacía constitucional, el artículo 115 le da esta posibilidad [de proveer y operar el servicio del agua] a los municipios. La Ley de Aguas le dice que si no puedes hay que derívarlo en estos convenios, pero a un ente del estado. Nosotros nos hacemos cargo de otorgar el servicio con esa facultad de los municipios”, explicó.

Indicó que la CEA no tiene la capacidad de proveer el servicio a todos los rincones del estado y existen las concesiones que, aunque “no están del todo acotadas en [el Código Urbano], los municipios malinterpretan disposiciones del reglamento de aguas nacional y dicen ‘ok, como me da la posibilidad de retrotraer (volver atrás en las actuaciones judiciales, según la RAE) los efectos que en su momento le di ese convenio a la CEA, pues yo puedo otorgarlos’”, argumentó.

No somos incompetentes: CEA

En este sentido, la CEA insiste en que constitucionalmente el agua sigue como una atribución municipal. “Como no hay disposiciones superiores a la Constitución pero sí una que regule el otorgamiento de las concesiones por parte de los municipios, lo que hacemos es decirle a los municipios simplemente considéralo porque ‘no soy incompetente’”, indicó.

En este sentido, el director jurídico refirió que lo que la Comisión de Aguas requiere de los municipios es un visto bueno para delimitar el polígono de injerencia, pero la concesión respecto del servicio la otorga la CEA. De igual forma, exhortó a que los organismos operadores independientes que requieran una concesión que se regularicen.

Ejemplificó el servicio del agua como una casa que A regala a B, pero tiempo después, A pide un cuarto para un C sin ningún derecho: “¿Por qué si ya me la encargaste? Si el municipio ya nos derivó la posibilidad de otorgar las concesiones, ¿por qué ellos tratan de parcializar esta función?”, cuestionó.

No inconveniencias

La CEA, para motivar a Abastecedora Queretana de Agua y Alcantarillado (Aquaa), por su parte emitió una “no inconveniencia”: figura jurídica que no se contempla dentro de las atribuciones del organismo operador de agua. Al respecto, el jurídico explica las “factibilidades” o “no factibilidades”. Refiere que es un documento administrativo en donde el vocal indica que no hay inconveniente para que la empresa que pretende generar otorgar los servicios se constituya ante el municipio. “Lo que no teníamos en ese momento respecto de la solicitud era una factibilidad. No teníamos factibilidad para entregar suministro del agua en esa en esa zona”, señaló.

“Lo que en ese momento se dijo fue: ‘no existe infraestructura en la zona para que yo te haga llegar el agua, pero la factibilidad seguramente estuvo condicionada en varias ocasiones a que desarrollaras una línea para hacer llegar la que yo tengo’”, señaló Miguel Melgoza.

Cabe recordar que uno de los argumentos del Municipio de Querétaro para otorgar la concesión a Abastecedora Queretana de Agua y Alcantarillado (Aquaa), fue que no había infraestructura en el polígono. La CEA era dueña de la misma, según se publicó en ‘La Sombra de Arteaga’ del 13 de noviembre de 2015. “El organismo operador [se sobreentiende, la CEA], recibe la infraestructura hidráulica […] por parte de la empresa Impulsora Mexicana de Desarrollos Inmobiliarios”, refiere.

Agua contaminada

Finalmente, ante las acusaciones de agua contaminada en El Refugio, el director jurídico manifestó que la CEA ha realizado pruebas, algunas con el municipio capitalino, para verificar que cumpla la calidad determinada. No obstante, reconoció que si los “vecinos u otra autoridad realizan una prueba diferente, obviamente estaría contrastando con las que nosotros tenemos”.

Remató: “Tenemos que estar monitoreando para que en ningún momento se entregue agua de calidad según nuestras pruebas”. No descartó una situación posterior en la que “aumenten determinados niveles y pueda ya no ser óptima para el consumo humano”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba