Información

Nacer el 29 de febrero puede ocasionar problemas legales

Ricardo Lugo

Fabiola Larrondo Montes, directora del Registro Civil del estado de Querétaro, advirtió que en el caso de quienes nacen los días 29 de febrero, es un problema no aclarar el número de día en que la persona nació.

“Los padres dicen que nació el último día de febrero, pero resulta que el año era bisiesto y accidentalmente se colocó 28 de febrero en el acta”, manifestó.

 

Recalcó que el conflicto se presenta cuando, por ejemplo, el ciudadano se va a jubilar y toda su vida ha manejado su fecha de nacimiento como 29 de febrero, entonces el Seguro Social le pide el acta de nacimiento actualizada en donde la fecha está señalada como “día último de febrero”, es decir, día 28 cuando no es año bisiesto.

Aunque en todos los documentos que presenta el jubilado, la fecha de nacimiento está indicada como 28 de febrero, si el acta no concuerda con ésta, el Seguro Social no la hace válida porque se requiere la concordancia de fechas.

“¿Qué hacemos para arreglarlo? Se debe solicitar una rectificación de acta donde vamos a pedir pruebas. Los papás nos tienen que traer la constancia de alumbramiento, si no la tienen la pueden pedir a salud”, señaló.

Fabiola Larrondo aclaró que, en el caso de no poder conseguir el acta de alumbramiento porque la persona nació fuera de un hospital, los documentos más confiables son los expedidos por la Iglesia y se recurre a ellos para hacer válido el nacimiento.

Los testigos humanos “no son confiables”, lo más concreto en el Registro Civil son los documentos escritos, recalcó.

Los requisitos son los mismos si un ciudadano quiere cambiar la fecha de nacimiento de 29 de febrero a 28 de febrero.

Además, dijo, no sólo la confusión se presenta en el caso de años bisiestos, también se puede dar con los demás meses, porque “llegan a decir último de marzo” y se coloca 30, pero se pasa por alto que el mes en cuestión tiene 31 días.

Comentó que al mes reciben 800 solicitudes para rectificación de actas y los errores son cambiados “siempre y cuando nos comprueben cuándo nacieron”.

Dijo que la principal causa de ello es que las personas no tienen el hábito de leer y “no revisan sus documentos, pero cuando quieren hacer un trámite se enteran de que existen errores”.

“La solución para esto es revisar en el momento –cualquier documento. Y no decir ‘nació el último día’ sino mencionar el número del día”, concluyó.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba