Información

Necesario fortalecer una ‘economía solidaria’

Por: Aurora Vizcaíno Ruiz

Como parte del libro «Buen Vivir y descolonialidad. Crítica al desarrollo y la racionalidad instrumentales», impulsado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y que será presentado el jueves 29 de mayo en la Ciudad de México, Mario Bladimir Monroy Gómez, coordinador del Instituto Intercultural Ñöñho de San Ildefonso Tultepec (Amealco de Bonfil), escribió un capítulo titulado «Economías Solidarias y Educación Intercultural».

“Consideramos que la economía solidaria es una alternativa de hacer la economía de otra manera, donde la dignidad de los hombres y las mujeres sea lo primero, que se convierta en lo más importante, y no el dinero. Es una alternativa al modelo neoliberal que no genera ni trabajo ni educación”, enfatizó el coordinador del Instituto Intercultural Ñöñho en entrevista.

En San Ildefonso Tultepec existe una cooperativa que se guía por los principios de la economía solidaria; cuenta con alrededor de 150 personas entre sus filas y funciona con base en la democracia. Sin embargo, es difícil que la economía solidaria tenga mayor impacto en la sociedad, ya que «afectaría muchos intereses».

El estudio de la economía solidaria trata de recuperar los conocimientos precolombinos de América Latina. Actualmente, hay fallas económicas; una de las maneras para solventar los gastos es a través de la cooperativa de San Ildefonso Tultepec, que vende pisos.

Respecto a la publicación de su capítulo en un libro que será presentado en la UNAM, Monroy Gómez expresó que se siente “orgulloso” de ello. Además, recordó que el Instituto Intercultural Ñöñho es la primera universidad intercultural en el estado de Querétaro. La misma institución es la primera en el país que maneja una licenciatura especializada en Economía Solidaria.

Sobre el plan de estudios, éste fue diseñado en conjunto con la Universidad Iberoamericana y la Universidad Santa Fe, y hasta el momento, solamente han egresado dos generaciones de dicha carrera, la que inició en 2009.

El instituto busca promover la identidad cultural; se dice que la primera generación no tenía conocimientos sobre el español y, ya egresados de dicha universidad, ya sabían hablar otomí y español. Con los esfuerzos que ha hecho este instituto, se ha inaugurado el primer museo comunitario del municipio de Amealco de Bonfil.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba