Información

Neoliberalismo fomenta xenofobia y odio a migrantes, advierte académica

Ana María Asebey expresó que la sociedad replica imaginarios ante la llegada de migrantes debido al neoliberalismo, con la finalidad de mantener en un estrangulamiento a los países desfavorecidos.

El racismo y la xenofobia son el reflejo de un miedo al individuo mismo, situación que se refuerza con los mensajes neoliberales en cuanto a las supuestas consecuencias de la migración: pérdida de empleo, la invasión a la cultura o la delincuencia. Esto lo manifestó la doctora en ciencias psicológicas, Ana María Asebey Morales.

“Las personas muestran una autoimagen deteriorada y se proyecta en forma de xenofobia; se le tiene miedo al otro pero es un reflejo de uno mismo, además de ser un problema de empatía es un problema de identidad”, manifestó la doctora, quien también es migrante de Bolivia.

La semana pasada, el gobernador Francisco Domínguez Servién hizo una declaración en la que acusaba que habían llegado a Querétaro más venezolanos “delincuentes” que “buenos”, por lo que debían verificarse los antecedentes penales de aquellos migrantes que busquen trabajar en el país. Eventualmente, el Ejecutivo pidió una disculpa vía Twitter por sus declaraciones.

Por ello, las autoridades deberían tener cuidado en su manera de expresión ante el fenómeno político y social que es la migración, indicó la doctora Ana María Asebey: “Estos comentarios de la sociedad surgen de una serie de prejuicios y estereotipos en torno al tema de la migración, el consumo de medios de comunicación masivos evitan el análisis y la reflexión; ahí es cuando empieza la xenofobia”.

Asebey expresó que la sociedad replica imaginarios ante la llegada de migrantes debido al neoliberalismo, con la finalidad de mantener en un estrangulamiento a los países desfavorecidos: “La migración es un fenómeno muy complejo porque conlleva intereses económicos y políticos que no resultan equitativos ante la globalización”.

La doctora Asebey destacó que para los capitales, mercancías, tecnologías y explotación no hay obstáculos, fronteras ni problemas de circulación debido al interés geopolítico y económico de Estados Unidos en Latinoamérica. “Para la explotación de nuestras materias primas no hay obstáculos históricos, lingüísticos o culturales, pero cuando se habla de desplazamiento de individuos hay limitaciones, frenos, obstaculizaciones y fronteras”, lamentó la doctora en psicología comunitaria.

Consideró también importante la memoria histórica en cada uno de los individuos: “Los flujos migratorios no se pueden cuantificar, en mayor o menor medida siempre han existido situaciones en distintos momentos históricos donde la migración es un tema importante”, aseveró la doctora.

La académica puntualizó que se tiene que comprender que nadie desea salir de su país ni de su cultura pues las situaciones para desplazarse, en su mayoría, abarcan conflictos políticos, bélicos, económicos o académicos. Finalmente, enfatizó que el tema de la migración es algo que le concierne tanto a migrantes como a no migrantes debido a que nadie se encuentra exento de convertirse en uno.

“Elegancia” en la disculpa

Cuando Francisco Domínguez se disculpó públicamente, refirió que sus declaraciones fueron “imprecisas” y “desafortunadas”. Al respecto, el especialista en comunicación política, Gabriel Corral, señaló que calificar los comentarios de esta manera es una forma elegante de decirlo: “Si el gobernador lo piensa en el fuero privado es su asunto; el tema es cuando se habla en un espacio público”.

Gabriel Corral apuntó que el problema radica en el equipo de comunicación política de Domínguez Servién: “Se debía tener claro por dónde podía ir la agenda y evidentemente la agenda contiene el tema de la migración. Hay un error por parte del equipo de comunicación por no prevenir al gobernador del tipo de preguntas que los medios podían realizar”.

El especialista en comunicación política precisó que el peso del comentario está en función de quien lo dice: “Si lo dice cualquier ciudadano no existe la misma repercusión, el tema es quién lo dice, en qué espacio y en qué contexto”.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (Conapo), Querétaro cuenta con 24.7 por ciento de la población inmigrante; por debajo de estados como Baja California, Baja California Sur, Estado de México, Colima y Morelos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba