Información

Niega Urbiola xenofobia, pero considera “lógico” rechazo

Negó que en Querétaro exista xenofobia pero sí reconoció que hay actitudes “egoístas” cuando ese equilibrio se busca al rechazar a quienes llegan de fuera

Por: David Eduardo Martínez Pérez

Aunque encuentra “lógicas” las expresiones de rechazo vertidas –principalmente en redes sociales– durante las últimas semanas en contra de la población foránea que vive en Querétaro, el hecho de prohibir a los inmigrantes instalarse en esta ciudad sería “una violación a los derechos de un tercero”, reconoció Fernando Urbiola Ledesma, ex diputado local por el PAN e integrante de una familia que ha vivido en la entidad desde hace al menos 40 años.

 

El ex legislador admitió que entre un sector importante de la población queretana hay un deseo por “mantener un equilibrio” y “garantizar un buen nivel de vida para nuestros hijos”, objetivo que se vería frustrado con el incremento poblacional experimentado en la ciudad desde hace aproximadamente tres décadas.

En este sentido negó que en Querétaro exista xenofobia (Tribuna de Querétaro, 659 y 660) pero sí reconoció que hay actitudes “egoístas” cuando ese equilibrio se busca al rechazar a quienes llegan de fuera.

“No creo que debamos prohibir a nadie que venga ni que la inmigración sea mala, al contrario, puede haber gente muy valiosa para nuestra ciudad (…) Lo que sí es cierto es que el incremento de la población genera problemas en la calidad de vida y eso a muchos nos preocupa.

“Aunque yo creo que ahí la solución no sería discriminar a quienes vienen de fuera porque eso sería egoísta. Más bien considero que se debe generar la infraestructura para que la gente que llega se instale de forma planificada y para que disminuya la inmigración ‘vergonzante’ que recibimos del interior de nuestro propio estado”, manifestó el hermano de Felipe y Alejandra, quienes también han sido servidores públicos.

Respecto a esta “migración vergonzante” que de acuerdo con el ex legislador estaría conformada con personas que vienen desde municipios como Cadereyta, Ezequiel Montes o Peñamiller, señaló que se debe a la falta de oportunidades que hay en el interior del estado y que es la que genera problemas por tratarse de personas que se instalan en zonas donde no hay servicios y existen altos índices de marginación.

“Mucha de la gente que llega es población de otros municipios que no tiene oportunidades en su lugar de origen y viene a Querétaro para estudiar o buscar un trabajo mejor.

“El problema no es que vengan sino que se instalan en zonas con servicios deficientes donde viven en condiciones indignas. Esto se solucionaría con una buena planificación en la ciudad, pero también con la infraestructura adecuada para que no dejen sus sitios de origen.”

Más infraestructura fuera de la capital, solución a migración

En esta línea, el también empresario consideró que hay tres Querétaros pero que el Gobierno Estatal sólo ha centrado su atención en uno solo que es el Querétaro representado por el corredor industrial Corregidora-Querétaro-El Marqués-Pedro Escobedo-San Juan del Río.

“Esta omisión en la generación de infraestructura para el resto del estado, sería la que ocasiona buena parte de la migración hacia la capital del estado con los problemas sociales que esto conlleva…

“Ojo, no estoy diciendo que no vengan ni que esté justificado el egoísmo de quienes menosprecian al fuereño, pero con infraestructura en otras partes del estado, la gente ya no tendría que trasladare a la capital y podría desarrollarse plenamente sin perder la raíz que tienen en sus municipios de origen.”

Incluso sostuvo que la inversión estatal en otras partes del estado, encauzaría a las industrias a instalarse fuera de la capital y disminuiría la cantidad de mexicanos que se instalan en la zona metropolitana.

“Con un parque industrial en Cadereyta, dejaría de venir gente a Querétaro y se irían allá, que además sería otro polo de desarrollo. No está mal que vengan a Querétaro, son bienvenidos si traen contribuciones.

“Pero si esas contribuciones también llegan a Cadereyta o a Jalpan de Serra, es mejor hasta para nuestro desarrollo como estado.”

Finalmente, Urbiola Ledesma insistió en que no se puede prohibir a nadie residir en la ciudad y en que no se puede rechazar a los “extranjeros” aunque al mismo tiempo sostuvo que sí hay un “crecimiento desordenado” en la ciudad.

“Necesitamos una metrópoli con un mejor nivel de vida y un estado con infraestructura. Si el Gobierno Estatal invirtiera en eso en lugar de hacerlo en gastos inútiles, como la Ciudad de las Artes de la administración anterior, resolveríamos ambos problemas”, concluyó.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba