Información

Notas policiacas exhiben altos niveles de violencia contra la mujer

Por: Marissa Sánchez / Alfredo Rodríguez

PARA DESTACAR: Quemada, estrangulada, golpeada, degollada, asesinada, acuchillada, atropellada, apuñalada, baleada, violada, son solo algunos de los verbos que se repiten constantemente en los titulares de la prensa local que comúnmente lleva la información a sus portadas como un efectivo gancho para aumentar sus ventas.

Entre agosto del 2015 y agosto del 2016 se ubicaron 54 casos de ataques a mujeres en la prensa local

Por la noche, de regreso a su casa, una mujer y su esposo comienzan a discutir dentro del automóvil. Los intercambios de palabras, los insultos y gritos aumentan de tono, sin importar que su hijo viaje con ellos. De pronto el hombre sale del auto, saca una garrafa con gasolina y la vacía sobre la mujer, para después prenderle fuego.

Los testigos del hecho, ocurrido afuera de una tienda de conveniencia, narraron que durante el ataque, al hombre se le prendió la playera, la cual alcanzó a quitarse, para después huir corriendo del lugar; dejó a su pareja e hijo envueltos entre las llamas.

Este es uno de los pocos casos de violencia contra las mujeres que se conocen a través de la sección policiaca de los diarios locales. El problema es mucho más grave, al grado de que seis de cada diez mujeres mayores de 15 años reconocieron haber sufrido un acto de violencia, principalmente por parte de su pareja.

En un seguimiento periodístico de las publicaciones de medios locales durante un año, entre agosto del 2015 y agosto del 2016, se ubicaron 54 casos de ataques a mujeres que destacan por el alto grado de violencia, saña y odio que muestran. Gran parte de los delitos son ejecutados por personas cercanas.

Quemada, estrangulada, golpeada, degollada, asesinada, acuchillada, atropellada, apuñalada, baleada, violada, son solo algunos de los verbos que se repiten constantemente en los titulares de la prensa local que comúnmente lleva la información a sus portadas como un efectivo gancho para aumentar sus ventas.

Golpeada

El 5 de octubre del 2015 se encontró el cadáver de una mujer con múltiples golpes en el rostro y en el cuerpo, en la colonia La Joyita, en el municipio de Querétaro. Se informó que la mujer caminaba a su casa, de regreso del trabajo, pero fue atacada a solo 200 metros de llegar a su hogar.

El cuerpo de la víctima estaba semidesnudo, con los pantalones abajo y algunas de sus prendas fueron localizadas en otro predio frente al lugar del asesinato. Los vecinos consideraron que se trató de un ataque sexual ejecutado por un grupo de jóvenes de la zona.

Una mujer fue golpeada y amarrada por su novio, quien además la abandonó dentro de un motel de la ciudad de Querétaro. Los trabajadores del lugar descubrieron a la mujer y llamaron a las autoridades, quienes le otorgaron atención médica y psicológica.

Elementos de la Guardia Municipal de Querétaro detuvieron a un hombre en la colonia Puertas del Sol, luego de que golpeó a su madre por negarse a darle dinero. La denuncia la realizó el propio hermano del agresor, quien salió en su automóvil a buscar a elementos de seguridad.

Violada

Dos elementos de la Policía Estatal de Querétaro violaron a una mujer en la colonia Cerrito Colorado, en la capital del estado. Mientras uno de los uniformados realizaba actos sexuales con la mujer dentro de la patrulla, el otro cuidaba de la hija de la víctima, una niña de cuatro años.

Un padre entró a la habitación de su hija y realizó “acciones de índole sexual” frente a la menor, además de tocarla y acosarla sexualmente. La niña, asustada, gritó para pedir ayuda y una vecina la auxilió. Sin embargo, las autoridades no detuvieron al agresor y solo le brindaron protección a la menor, con lo que se prohibió que el padre vuelva a tener contacto con ella.

En el municipio de Pedro Escobedo, una mujer fue atada y privada de la libertad por su esposo, quien además la mantenía amenazada. La víctima aprovechó la ausencia del hombre para pedir ayuda; logró ser escuchada por los vecinos, quienes dieron aviso a las autoridades.

Una niña de 12 años de la comunidad indígena de San Ildefonso, en Amealco, fue violada y asesinada. Ante el hecho, asociaciones civiles exigieron que se active la Alerta de Género y que se investigue a fondo, para que el hecho sea considerado como un feminicidio.

Quemada

Luego de una discusión con su pareja, un hombre golpeó a su esposa y después intentó amarrarla para quemarla con un soplete. Sin embargo, la mujer logró salir de la casa con su hija en brazos, lo que alertó a los vecinos, quienes reportaron el hecho a las autoridades. El hombre alcanzó a prenderle fuego a la casa, agredió a policías e intentó suicidarse, antes de ser detenido.

Otro caso que se recuerda se presentó en junio de 2014, cuando un hombre de 27 años roció de gasolina a su esposa mientras dormía y le prendió fuego. La mujer presentó quemaduras de gravedad, mientras que sus dos hijos resultaron intoxicados por el humo del incendio. El responsable aseguró que prendió un cerillo dentro del cuarto, en donde estaba una garrafa con gasolina, que repentinamente se prendió.

En diciembre del 2011, un hombre de 67 años regó con diluyente (thinner) a su esposa y le prendió fuego, luego de mantener una discusión. Sin embargo, los vecinos escucharon la pelea y llamaron a las autoridades, quienes lograron detener la agresión y salvarle la vida a la mujer, que resultó con quemaduras en las piernas.

Apuñalada

En febrero del 2016, una mujer fue acuchillada y asesinada por su esposo al descubrir una infidelidad en la colonia Jardines de Azucenas. El ataque sucedió en el patio de la casa de la mujer, quien murió debido a las múltiples lesiones causadas por el cuchillo casero en los brazos y el abdomen. Una de las hijas de las víctimas encontró el cuerpo de su madre y denunció el hecho ante las autoridades.

En la colonia Menchaca, ubicada en la capital del estado, apareció el cuerpo de una mujer de 60 años dentro de su propia casa y con marcas de violencia. Al lado de la mujer se encontró un cuchillo y la casa estaba totalmente desordenada, aunque no faltaba ningún artículo de la víctima.

Un hombre en estado de ebriedad violó una orden de restricción y entró a la casa en donde estaba su hija, a quien intentó herir con un cuchillo y luego amenazó con matarla. Sin embargo, el hombre fue descubierto y se suicidó cortándose la garganta.

Asesinada

Se encontró el cuerpo de una mujer semidesnuda, con huellas de estrangulamiento y golpes sobre la autopista México-Querétaro, el 31 de mayo de este año. Los familiares declararon que la desaparecida de 39 años era comerciante; una camioneta que usó el día de su desaparición sigue sin ser localizada.

En marzo del 2016, se localizó el cadáver de una mujer flotando sobre en un canal de aguas. El cuerpo contaba con huellas de estrangulamiento con un alambre o cuerda. En los medios se informó que la víctima se dedicaba al campo y al pastoreo; se desconocen las razones por las que fue atacada.

El 19 de marzo del 2016 una joven fue asfixiada por su pareja del mismo sexo en la colonia Eduardo Loarca, luego de una discusión. Las mujeres estaban tomando bebidas alcohólicas cuando comenzaron a discutir, luego pasaron a los golpes. En un momento, una de ellas cayó al suelo y empezó a vomitar, momento en que la otra le metió un trapo en la boca, causándole la muerte de forma intencional.

Una mujer murió desangrada, luego de que le cortaron la garganta con un arma blanca. Su cuerpo fue localizado en un predio baldío de la colonia San José el Alto. Algunos medios de comunicación aseguraron que a la víctima le habían sacado los ojos y los intestinos, pero el hecho no fue confirmado por las autoridades.

Cifras

De acuerdo con el Instituto Queretano de las Mujeres (IQM), solamente en el 2015 se atendieron a cerca de 5 mil personas con asistencia jurídica, apoyo psicológico o trabajo social, debido que viven violencia en el ámbito familiar.

La Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis) señala que una de cada 10 personas en México considera que se justifica poco o mucho la violencia física contra las mujeres. Esta opinión se da en mayor medida entre los hombres. Además, el 62 por ciento de las personas cree que en México se les pega mucho y 32 por ciento que se les agrede algo o poco.

El Inegi también menciona que el porcentaje de mujeres de 15 años y más, casadas o unidas, que sufrió al menos un incidente de violencia por parte de su pareja es de 34.3 por ciento. También menciona que la violencia conyugal en zonas rurales es de 30.4 por ciento, más baja que en las urbanas donde alcanza el 36 por ciento.

La Organización de las Naciones Unidas reconoció que la violencia contra las mujeres en el entorno familiar es el crimen encubierto más frecuente en el mundo, como lo menciona el Inegi en el documento titulado “Panorama de violencia contra las mujeres”.

En el mismo texto se menciona que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares del 2006, el número de mujeres casadas o unidas del país que manifiestan haber sido agredidas físicamente o haber sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja es de 4 millones 497 mil 887 mujeres.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba