Información

Opacidad en IEQ, ‘burla y ofensa’ para los queretanos

El Instituto Electoral atraviesa una de las crisis más serias de su historia: Marcos Aguilar

Por: Ricardo Lugo

Que el Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) haya violado el Derecho de Acceso a la Información Pública (DAIP) al negar a este medio los nombres y los montos del personal que ha recibido finiquito de 2010 a la fecha “es una burla y una ofensa para los queretanos”, aseguró el diputado federal panista Marcos Aguilar Vega.

De acuerdo con la Ley Estatal de Acceso a la Información Gubernamental, el Instituto omitió entregar información que es pública, al tachar y no exhibir los datos que venían en las copias para conocer la respuesta a la solicitud de acceso (Tribuna de Querétaro 705).

Esto implica que el organismo no cumple con su obligación de transparentar los recursos, enfatizó el legislador del PAN.

“Sin duda alguna, es una burla y una ofensa a los queretanos, porque siendo un órgano autónomo encargado de cumplir con una función y de ser ejemplo para los demás órganos públicos, pretende burlarse de los ciudadanos cuando un medio de comunicación, de manera responsable, de manera seria, está cumpliendo con la responsabilidad de dar a conocer de qué manera se están tomando decisiones para asignarle recursos a servidores públicos.

“El IEQ tiene una función que no ha cumplido, particularmente en la tarea electoral, al cargar los dados de un lado. Le corresponde a cualquier organismo público dar a conocer con transparencia cada una de las obligaciones que establece el artículo 7 de la Ley de Acceso a la Información”, indicó Marcos Aguilar.

Por tanto, el diputado federal refirió que el IEQ utiliza recursos públicos provenientes de las aportaciones de todos los contribuyentes del estado y el que “no cumpla con la obligación de transparentar esos recursos” sólo lleva a la instancia a un escenario “más lamentable, más delicado y más grave” en términos de credibilidad.

Añadió que al evadir la rendición de cuentas, el órgano electoral de Querétaro pretende ocultar el desvío de recursos públicos que favorecen a intereses de naturaleza personal y que teme que dicha información se conozca.

“El Instituto Electoral atraviesa una de las crisis más serias de su historia, derivada de un pésimo desempeño de algunos de los consejeros electorales. Lamentablemente, tanto en su tarea sustantiva, como en otras que derivan con un carácter obligatorio en materia de transparencia y rendición de cuentas, han dado muestra clara de su incompetencia, su perversidad y su mala fe en la conducción de los actos que realizan”, consideró.

Instrumentación de políticas represivas

Respecto a la amonestación que se le impuso el Instituto por presuntos actos anticipados de campaña, Marcos Aguilar calificó a los consejeros del IEQ como “instrumentadores de una política represiva que quieren enquistar en Querétaro”.

“El IEQ está cargando los dados hacia el lado del gobierno, naturalmente, que fue quien los puso a cada uno de ellos en esa responsabilidad.

“Cuando yo fui diputado local, participamos en un proceso completamente amañado en el que ‘la mano’ del gobernador estuvo directamente involucrada: colocó a los responsables que hoy están en esos cargos, con el ánimo de que fueran subordinados a su poder y -con ellos- el árbitro electoral favoreciera únicamente las decisiones del PRI”.

“Sólo actúan por consigna, por orden, por subordinación y, lamentablemente, con una convicción que solamente atiende intereses personales y políticos para agradarle al gobernador de Querétaro (José Calzada Rovirosa)”, concluyó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba