Información

Panistas de SJR corren con antorcha para ‘iluminar’ elección

Por: Víctor Pernalete

Con la guía de una antorcha, Roberto Carlos Cabrera Valencia, ex candidato del PAN a la alcaldía de San Juan del Río, y unos 45 simpatizantes corrieron desde el Puente de la Historia (ubicado en ese municipio) hasta el Palacio de Gobierno de la capital, en protesta por el “fraude electoral” ocurrido el 1° de julio en aquella demarcación.

“Venimos aquí a esta plaza emblemática en donde está la sede de los poderes públicos, para dejar testimonio de los ciudadanos, que hoy representan a más de 43 mil a través de quienes nos acompañan”, expresó Cabrera Valencia en las puertas de la sede donde gobierna el priista José Calzada Rovirosa.

“Esta carrera, que le llamamos con la flama de la esperanza, es la esperanza de la imparcialidad, del estado democrático que queremos en Querétaro, la esperanza de que se siga construyendo hoy, siempre en ciudadanía, que se respete el libre y secreto y cien por ciento democrático”, reiteró.

El recorrido, que duró aproximadamente cinco horas, culminó cuando Cabrera Valencia y Erick Juárez Luna, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN, se reunieron con los magistrados de la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Querétaro para pedirles resuelvan la impugnación de la elección de San Juan del Río de manera transparente y apegada a derecho.

Mientras el panista conversaba al interior de la sede del TSJ, sus simpatizantes aguardaban a las afueras, siempre con la llama del pebetero en alto y uniformados todos con playeras que decían “No al fraude electoral”.

Roberto Cabrera y su equipo han denunciado irregularidades hasta en 35 casillas, que van desde compra de votos, funcionarios electorales relacionados con el Partido Revolucionario Institucional, e incluso, el manejo de material electoral por parte de menores de edad.

Las denuncias por fraude electoral, dijo el panista, no son un capricho de un candidato o de un partido que no acepte resultados electorales que han sido desfavorables para él, sino que son el clamor de una sociedad que no está dispuesta a aceptarlo.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba