Información

Pantallas gigantes mundialistas, populismo electoral: especialista

Sergio Rivera Magos aseguró que la instalación de pantallas gigantes en plazas públicas obedece a intereses electorales

Por: Fernando Trejo Lugo

La colocación de pantallas “gigantes” en plazas públicas de la ciudad para los partidos de Selección de México en el Mundial de Brasil 2014, como lo anunció y confirmó el Oficial Mayor del gobierno estatal, Julio César Pérez Rangel, puede convertirse en un acto “meramente populista, con fines electorales”, advirtió Sergio Rivera Magos, especialista en comunicación política y teorías de campañas electorales.

“Puede ser un acto meramente populista, con ciertos fines electorales; en este caso, del gobernador, que promueve ese tipo de cosas”, enfatizó el maestro en Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo de la UAQ.

De acuerdo con declaraciones del secretario de Administración del municipio de San Juan del Río, Carlos Olguín, colocar pantallas en plazas públicas y transmitir los partidos del Mundial podría implicar un gasto de 10 millones de pesos, con cargo al erario.

Rivera Magos señaló que más allá del gusto por el futbol, los mandatarios realizan estos actos por la exposición mediática. “Considero que están ahí porque saben que son escenas, que es la imagen que a cierto sector de la población le gusta ver: el gobernador que comparte una fiesta popular como cualquier otro, en un espacio público, celebrando y haciendo una celebración nacional desde el futbol”.

El también catedrático de la asignatura Marketing Político en la Universidad Liceo refirió que este tipo de actos públicos les ayuda en la carrera por mantenerse en el poder porque les da exposición en los medios de comunicación, aunque precisó que no es posible saber en qué medida. Sin embargo, entre la disyuntiva de hacerlo o no, señaló que es ‘mejor’ que lo hagan.

El doctorante en Comunicación por la Universidad Complutense manifestó que los ciudadanos pueden reconocer este hecho como la dotación de un servicio. “Es un ánimo futbolero que involucra a los gobernantes y que sienten que simpatizan con la gente en ese sentido, y que, de algún modo, le están dando ese servicio”.

Consideró que hay personas que acuden a estos lugares porque no cuentan con televisión de paga, las condiciones en sus casas no son las mejores o quieren vivir este ánimo colectivo, lo que también es una experiencia importante. “No nada más es un acto populista. Verlo colectivamente también tiene un sentido: la celebración colectiva, que no se da en la casa particular”.

Políticos tienden al ‘oportunismo futbolero’

El también docente de la Especialidad en Procesos Electorales y Campañas Políticas de la UAQ reconoció que en tiempos del Mundial el ‘oportunismo futbolero’ se apodera del discurso político. “Puedo recordar un spot de López Obrador en un contexto futbolero (Mundial Alemania 2006), con campo de futbol y todo el ‘numerito’. Él hacía una alusión a la competencia deportiva cuando él -sabemos- es un beisbolista ‘de hueso colorado’.

“La retórica futbolera invade el discurso político. Ya lo vimos con Peña Nieto, que uno de los discursos que ha tenido giraba en torno a puras imágenes deportivas, lenguaje deportivo; todo el discurso estuvo hecho de manera muy forzada, de manera artificial, en torno al futbol. Lo que están esperando, de alguna manera, es capitalizar lo futbolero”.

Criticó el hecho de que se sobrevalore al Mundial, pensando que este evento deportivo obnubile y anule todo “eso de que estemos protestando porque la reforma de telecomunicaciones se va a discutir en pleno Mundial es tardío; yo creo que la protesta se hubiera hecho antes. No vamos a resolver nada simplemente con que la discutan en otro momento”.

Para finalizar, manifestó que en los mexicanos no habrá descontento social contra mandatarios o instituciones por un mal desempeño de la Selección Nacional durante la justa mundialista, “el mexicano ya se ha preparado desde ahora con una muy baja expectativa de la Selección, (espera) que los resultados sean muy escasos”.

El costo superaría los 10 millones de pesos

Julio César Pérez Rangel, Oficial Mayor del Estado, afirmó que cada pantalla gigante que sea colocada tendrá un costo de 25 mil pesos. Hasta el momento, sólo se ha confirmado la que estará ubicada en Plaza de Armas, pero analizan la posibilidad de instalar otras dos.

Ante esta situación, Carlos Olguín, secretario de Administración del municipio de San Juan del Río, indicó que en ese municipio no podrán colocar pantallas, pues el precio por los derechos de difusión es de 10 millones de pesos. Olguín aseguró que el único que podrá pagar estos derechos es el gobernador José Calzada Rovirosa; de tal manera que el costo total de dichos actos será superior a los 10 millones de pesos.

Por otro lado, el 26 de mayo, Pérez Rangel señaló que los funcionarios públicos tendrían prohibido presenciar los partidos de México en horas de oficina y recalcó que habría “cero tolerancia” al respecto.

 

Sin embargo, el martes 3 de junio, nueve días antes de dar inicio el evento mundialista, cambió de parecer en su decisión, al afirmar que la permisiva para la transmisión de los partidos en horas de oficina será de cada dependencia.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba