Información

Parada de la UAQ será más barata que las “tipo Dubái”

La parada “tipo Querétaro” tendría un costo mucho menor en comparación a la parada del Municipio gracias a que, además de evitar los cristales y el aire acondicionado, no habría necesidad de hacer contrataciones para hacer la obra ni seguros.

Dado que se requiere una parada de autobús acorde a las necesidades de nuestra ciudad, por ello la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) plantea un proyecto alternativo a las estaciones “tipo Dubái” que impulsaba el gobierno capitalino, encabezado entonces por Marcos Aguilar Vega.

Entre las principales características de la propuesta universitaria, se encuentran el contar con sombra y no tener acristalamiento, a diferencia de las que construyó el Municipio de Querétaro. Avatar Flores Gutiérrez y Guillermo López Domínguez, académicos de la Facultad de Ingeniería, adelantaron con Tribuna de Querétaro parte de este trabajo.

Avatar Flores remarcó que contrario a las estaciones “tipo Dubái”, no debe haber acristalamiento en ellas porque se mantendría el efecto invernadero por los cristales. Se piensa que en la parada “tipo Querétaro” circule el aire y la gente pueda salir a abordar su transporte sin ningún problema.

En ese sentido, la mayoría de las paradas de la ciudad, añadió Flores Gutiérrez, se definen porque los autobuses no se detienen, “pasan de volada” y se tiene que estirar la mano rápidamente para que no se vaya el autobús. Lo anterior, agregó, se debe a que las condiciones particulares del transporte no están alineadas con el tipo de parada, toda vez que la gente se sigue manteniendo afuera para poder correr a donde se estaciona el autobús.

La parada “tipo Querétaro” —de acuerdo a los coordinadores del proyecto— tendría un costo mucho menor en comparación a la parada del municipio gracias a que, además de evitar los cristales y el aire acondicionado, no habría necesidad de hacer contrataciones para hacer la obra ni seguros. Además de esto, cumpliría con los propósitos principales: generar sombra y establecer una relación directa entre el usuario y el camión.

Necesidades de una zona

La parada “tipo Querétaro” no se tiene pensada en servir como prototipo universal para otras paradas; más bien obedece a necesidades específicas que tiene el terreno de Centro Universitario ubicado sobre la avenida 5 de Febrero, donde se iba a construir originalmente la parada del Municipio de Querétaro.

Sobre si se tiene pensado proponer paradas en otros campos de la Universidad, el académico Flores Gutiérrez agregó que no por ahora, no obstante hay disposición para participar en otras ubicaciones que pueden ser “más favorables en condición de asoleamiento, de los mismos árboles y de la temperatura”.

Con respecto a si hay otras unidades académicas involucradas en el proyecto, señaló que también en este apoya la licenciatura en Criminología, en el sentido de que la propuesta “sea segura no nada más para el peatón y el usuario que está en la parada, sino también para la Universidad”. Se proyecta la instalación de cámaras en puntos estratégicos de la parada.

A la par, añadió que la maestría en Vías Terrestres y Movilidad de la Facultad de Ingeniería considera la cantidad de población, los movimientos entre vehículos y la población dentro de la Universidad para este proyecto.

Municipio, buena relación

Después de que el gobierno municipal no ejecutara la parada en los tiempos que se comprometieron, la Universidad señaló que “reconsideraría” el contrato de comodato que había autorizado. Finalmente, la idea de la estación “tipo Dubái” en la UAQ fue desechada por el gobierno municipal y la máxima casa de estudios presentó su propuesta propia.

Ahora, con una nueva administración en la capital, los académicos auguran un buen acercamiento con la Secretaría de Movilidad, ya que su titular, Saúl Obregón Biosca, es profesor investigador de Facultad de Ingeniería. De esta manera, si el proyecto de las paradas “tipo Querétaro” creciera y se requiriera construirla en serie, el académico remarcó que “sería muy buena” la ayuda del municipio y del gobierno estatal.

Finalmente, Guillermo López Domínguez enfatizó: “Siempre tiene que haber coordinación con las instancias estatales y municipales”, con base en las experiencias de las maniobras de la calle Hidalgo y la plaza del Estudiante. Añadió que “es el trabajo de negociar” y que necesariamente se debe hablar con el Municipio de Querétaro, ya que ellos son quienes administran las banquetas, pero que a pesar de todo, suele ser una “relación fluida”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba