DeportesEscudería TribunaInformación

Pasión mundialista a flor de piel

Finalizado ya el tercer día del mundial, las selecciones de los grupos C y D nos han dejado con los pelos de punta, pues aunque ya van tres días del inicio de la copa, no había habido partidos así de emocionantes o con los suficientes goles que llevaran al máximo nuestra pasión futbolística. Ni siquiera el de Inglaterra, pues tristemente no se esperaba mucha respuesta por parte de Irán, todo lo contrario a lo ocurrido el día de hoy, donde sí hubo sorpresas.

Ochoa el prime de Neuer, Casillas, Courtois

El partido más esperado para los mexicanos, su primer partido del mundial en Catar. Después de un largo tiempo en donde solo presenciamos malos juegos moleros, se señaló lo mal que estaba la selección bajo el mando del Tata Martino, meses llenos de críticas hacia los jugadores, hoy por fin tuvieron la oportunidad de redimirse y demostrar que nuestra noción era incorrecta, sólo que les faltó muy poco para ello, el partido estaba servido para que se ganara, tuvieron muy buenos momentos, tanto en defensa como en ataque, solo les faltó definición.

Encuentro de selecciones muy parejo, se especulaba que los polacos, por ser partícipes de la Eurocopa y que todos sus jugadores se encuentra esparcidos en las primeras divisiones de toda Europa, recordando también que cuentan con el mejor centro delantero de la actualidad, se encargarían de eliminar cualquier sorpresa que los mexicanos estuvieran planeando, pero no fue así.

Un partido emocionante, que nunca paró, muy dinámico, en todo momento cualquiera de los dos equipos se encontraba buscando la forma de hacer goles, nadie se achicó, ni siquiera los mexicanos que como ya había mencionado, habían recibido un sin fin de opiniones divididas. Claro que existieron huecos y jugadores que no dieron el cien como se les conoce, pero aún así, ambas selecciones funcionaron casi al mismo nivel. Sin embargo se necesita reconocer que los mexicanos fueron superiores, los polacos se salvaron en distintas ocasiones, pero el tricolor se adueñó de la mayor parte del encuentro.

La estrella y el jugador del partido sin duda alguna es el ya reconocido portero de los mundiales, el protector de la portería mexicana, procedente del América, Paco Memo Ochoa, que detuvo un penal muy dudoso a favor de los polacos, terminando con la racha de 12 penales marcados para el delantero del Barcelona, Robert Lewandowski, indudablemente el momento más decisivo de todo el juego.

Arabia Saudita líder del grupo C

Hervé Renard el técnico de la selección de Arabia frenó por completo la delantera de Argentina, que hasta antes de este partido continuaba siendo una de las favoritas a llevarse la copa del mundo. Muchos podrían decir que los jugadores de la albiceleste se confiaron, pero la realidad es otra, no se le debe quitar mérito al juego perfecto que realizaron los árabes. Su línea defensiva tan marcada, anuló tres goles de sus rivales y a pesar de ello, no se echaron para atrás, salieron adelante y marcaron dos golazos.

El equipo sudamericano se va triste de su debut, emociones encontradas pues aún quedan dos partidos en los que existe la esperanza, pero el hecho de haber perdido, los obliga prácticamente a ganar en los juegos restantes, sino tendrán que depender de los resultados de los demás equipos del grupo.

Próximos partidos

Al igual que el día de hoy, la agenda continúa llena. Marruecos y Croacia se enfrentarán mañana a las 4:00 a.m., después Alemania y Japón a las 7:00 a.m., luego España y Costa Rica a las 10:00 a.m. y por último pero no menos importante Bélgica y Canadá a la 1:00 p.m.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba