Información

Peña Colorada, en espera de ser protegida

Por: Camelia Robles

La vegetación de más de seis hectáreas fue removida en junio

PARA DESTACAR: El 27 de noviembre del 2001, Peña Colorada fue declarada como Zona de Preservación Ecológica, pero algunos de los propietarios impugnaron el decreto y la ley fue retractada con lo que se perdió su carácter de Zona de Preservación Ecológica.

El crecimiento urbano en Querétaro ha cruzado los límites de espacios naturales e invade ecosistemas que son de alto valor para los ciudadanos. Lugares como el Parque Nacional El Cimatario y la reserva de la biosfera en la Sierra Gorda, han sido protegidos, sin embargo el área conocida como Peña Colorada, al norte del municipio de Querétaro, no ha tenido la misma atención.

Peña Colorada es una zona que se localiza entre los municipios de Querétaro y el Marqués. Comprende varios ejidos como La Solana, El Salitre, San Pablo, San José el Alto, entre otros. La superficie mide un aproximado de 5 mil hectáreas y por años ha sido escenario de desmontes de vegetación ilegal y poco a poco su extensión ha decrecido.

Peña Colorada alberga a 257 especies de flora y 171 especies de fauna entre insectos, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

En la última década, las legislaciones respecto a Peña Colorada, han cambiado. Sin embargo, hasta ahora no se ha conseguido que sea declarada como área natural protegida.

El 27 de noviembre del 2001,  Peña Colorada fue declarada como Zona de Preservación Ecológica durante la administración de Rolando García Ortiz (2000-2003). Este decreto no fue publicado hasta 2005 en la Sombra de Arteaga, tampoco los ejidatarios fueron notificados.

Algunos de los propietarios impugnaron el decreto ante el Tribunal de lo Contencioso durante la administración de Armando Rivera Castillejos (2003-2006). Después de muchos trámites burocráticos en donde se incluían cambios de uso de suelo, la ley fue retractada y Peña Colorada perdió su carácter de Zona de Preservación Ecológica.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia a la Procuraduría General de la República (PGR), en junio pasado, por el delito de remoción ilícita de vegetación forestal en un área perteneciente a Peña Colorada que se estima en 6.4 hectáreas y que alcanzó una mancha de residuos de casi 12 hectáreas.

Ambientalistas del estado y Marco Antonio Del Prete Tercero, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), confirmaron la remoción ilegal de vegetación en la zona. En un boletín de prensa la Profepa dio a conocer que el espacio que fue dañado no pertenecía al polígono que comprende Peña Colorada, sino que solo estaba en colindancia.

La remoción de la vegetación es parte del ecosistema conocido como selva baja y esto afecta a los procesos biológicos, la biodiversidad y la sobrevivencia de las especies, según escribió el ambientalista Alejandro Angulo.

Según América Vizcaíno, ambientalista, no es la primera vez que se realiza un desmonte en ese mismo lugar. En 2011 también hubo una remoción vegetal de seis hectáreas, Vizcaíno dijo que en aquella ocasión se presentó la denuncia ante las autoridades pero no procedió ninguna acción.

Por su parte, el también ambientalista Alejandro Angulo, quien tiene varios reconocimientos nacionales por su labor en pro del medio ambiente, destacó la importancia de Peña Colorada; dijo que su valor se estima por los servicios que brinda directamente a los habitantes del municipio de Querétaro, como lo son la infiltración para abastecer al acuífero, la retención de carbono y el control de inundaciones. Además de que funciona como corredor para las áreas verdes de la metrópoli.

Angulo declaró que han sido “los intereses particulares de los desarrolladores”, lo que ha frenado la declaratoria de Peña Colorada como área natural protegida. Añadió que el proceso se ha estancado ya que no se han autorizado los usos de cambio de suelo ni la declaratoria.

De llevarse a cabo la iniciativa, se pretende que los lineamientos para proteger Peña Colorada no sean de área intocable, sino de uso mixto.

Según Alejandro Angulo esto permitiría proteger los ejidos y que algunas zonas sean destinadas a usos agrícolas. También enfatizó que en caso de darse la declaratoria no significa que vayan a expropiarse los terrenos, solamente se establecerían los lineamientos de conservación.

Angulo destacó que el interés por preservar Peña Colorada no es solo un asunto de los ambientalistas, sino que ha trascendido al interés público. El ambientalista dijo que se han monitoreado las redes sociales y se estiman en más de 140 mil las veces que se ha reproducido el tema.

El tema ya ha sido tratado incluso el gobernador Francisco Domínguez y el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, quienes mencionaron en su primer informe de gobierno que salvaguardarían dicha zona.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba