Información

Peregrinación de mujeres al Tepeyac: análisis de 60 años de historia

Cabe recordar que el pasado 5 de marzo, la tradicional peregrinación al Tepeyac fue oficialmente declarada patrimonio cultural inmaterial de Querétaro.

La peregrinación de mujeres al Tepeyac puede explicarse como una forma de empoderamiento y de enfrentarse a su contexto, destacó Sulima García Falconi, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en el marco de la presentación del libro Huellas de fé: 60 años de la peregrinación femenina de Querétaro, escrito por Ramona Patricia García Riestra, Donatella Occhipinti y Fátima Santamaría Hernández.

En el encuentro virtual, la catedrática agregó que en México todas las mujeres padecen discriminación por su género, pero algunas sufren mucho más, por eso muchas de ellas se acercan a la religión para buscar un sentido al trato que se les da por ser  mujeres, y por otro lado para contrarrestar los efectos de esa situación: “Considero que esas formas religiosas de participación les permiten establecer sus condiciones por que les podrán negar sus derechos ciudadanos pero no la manera de expresar su fé”.

García recomendó la lectura del texto, pues reafirmó que permite conocer a detalle el viaje de las mujeres al Tepeyac, además reconoce que la peregrinación femenina tiene una identidad construida por mujeres queretanas que provienen de todas las clases sociales de zonas urbanas y de zonas rurales en transición. Asimismo, agregó que el sentido de pertenencia que da el ser peregrina se encuentra en la solidaridad entre las practicantes y en el ejercicio de liderazgo que se basa en el cuidado hacia todas.

La importancia de este hecho, añadió, es que muestra la participación de las mujeres en este culto, que es necesaria para dar un sentido de pertenencia y de cohesión al pueblo de Querétaro; la identidad que consolida el mito guadalupano en las mujeres permite que ante las adversidades puedan soportar el día a día, desde hace años, que el país se ha ido erosionando del tejido social, afirmó Sulima García.

El objetivo de este libro es dar detalle de cómo se vivió la peregrinación al Tepeyac antes de la pandemia. Cabe recordar que el pasado 5 de marzo, la tradicional peregrinación al Tepeyac fue oficialmente declarada patrimonio cultural inmaterial de Querétaro.

Por su parte, Donatella Occhipint expresó que la idea de redactar un libro sobre esta tradición queretana surge a partir de la organización de conferencias para una jornada cultural que se realizó en la Facultad de Lenguas y Letras, con motivo del año santo compostelano, un evento para recordar las peregrinaciones medievales, y fue aquí donde se habló sobre el camino al Tepeyac. En 2012 comenzó a realizarse la parte práctica, con un viaje a Santiago de Compostela; sin embargo, fue seis años después que Donatella realizó su viaje al Tepeyac con el grupo de peregrinas de la UAQ.

El propósito de este viaje fue dejar un testimonio escrito sobre una manifestación cultural y religiosa propia de Querétaro. A partir de la experiencia propia, Occhipinti narra cómo se vive en la peregrinación, los temas que ella aborda son sobre el alojamiento, higiene, maleteros y los peligros durante la caminata, además de analizar cómo mujeres de diferentes clases sociales tienen en común el sentido espiritual.

Finalmente, este texto representa un parteaguas para la peregrinación, puesto que fue escrito previo a la pandemia, advirtió Occhipinti que después de la pandemia habrá una nueva forma de organización para esta tradición, será completamente diferente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba