Información

Periodismo en riesgo: Omisión de las autoridades, la queja más recurrente ante la DDHQ

Javier Rascado Pérez, presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos (DDHQ), remarcó que la violencia contra periodistas es una tarea en la que no deben escatimarse esfuerzos para erradicarla, de manera tal que se pueda proteger y garantizar el ejercicio de esta profesión.

Tan sólo entre 2022 y 2023, la DDHQ recibió a nueve periodistas por posibles violaciones a sus derechos humanos de libertad de expresión. Asimismo, el organismo registró cuatro orientaciones a periodistas sin que se haya iniciado queja por estos hechos. Cinco expedientes han sido concluidos sin que se acreditaran violaciones a derechos humanos.

En lo que va de la administración de Mauricio Kuri González, periodistas queretanos han sido agredidos en al menos cuatro ocasiones El caso más reciente de represión se dio en paseo de la República cuando los vecinos de El Nabo se manifestaban por la falta de luz en su colonia. Ante este hecho, elementos de la Policía Estatal amedrentaron a los civiles y reporteros presentes.

En entrevista con Tribuna de Querétaro, Rascado Pérez habla además de la necesidad de fortalecer los mecanismos institucionales y analiza la posibilidad de crear algunos a nivel local, los cuales deberían ser consensuados entre las distintas fuerzas políticas de la Legislatura del Estado con el gremio periodístico.

En este diálogo, el ombudsman queretano analiza también la problemática de Querétaro y señala que no se han registrado hechos de alto impacto, no obstante ello no debe ser motivo para ignorar los casos de violencia contra el gremio periodístico, la cual es ejercida principalmente por agentes particulares pero alentadas por una omisión de la autoridad.


Tribuna de Querétaro (TQ). ¿Qué diagnóstico tiene la DDHQ sobre la violencia a periodistas en el estado? ¿Sigue el mismo patrón del resto del país?

No es novedad para nadie que en la mayor parte de nuestro país, las condiciones para el ejercicio periodístico están lejos de ser las ideales y, por el contrario, en muchos casos suponen un riesgo a la integridad de quienes ejercen esta profesión.

En Querétaro, se han presentado en los últimos años algunas quejas por parte de personas periodistas que aseguran les han sido violentados sus derechos humanos y se les ha impedido el libre ejercicio del periodismo, en algunos casos por parte de particulares y en otros por parte de autoridades, ya sea por acción u omisión. Como Defensoría de los Derechos Humanos, consideramos que no debe escatimarse en los esfuerzos, por parte de todas las autoridades, para proteger y garantizar el ejercicio periodístico, sin importar el nivel de riesgo en el que se encuentren.

En el caso de Querétaro, no hemos visto hechos de alto impacto en contra del ejercicio periodístico, pero eso no implica que no sea necesario que las autoridades atiendan cualquier hecho que implique un impedimento para el libre ejercicio del periodismo.

TQ. ¿Cuántas quejas se han iniciado por agresiones a colegas de medios de comunicación? ¿Qué estatus guardan?

En el año 2022 recibimos a tres personas periodistas por posibles violaciones a sus derechos humanos de libertad de expresión, mientras que en 2023 hemos recibido a seis. Además, este año sumamos también cuatro orientaciones en la materia, sin que se hayan iniciado quejas en esos casos.

De este universo de quejas, en cinco casos los expedientes han sido concluidos sin que se haya acreditado la violación de derechos humanos, mientras que el resto se encuentran activas, en diversas etapas procesales a espera de tener todos los elementos necesarios para ser resueltos.

TQ. ¿Es el poder el que más agrede a periodistas? ¿Identifican algunas acciones que ejecute este sector contra el gremio?

Podríamos englobar las quejas recibidas en los últimos dos años en dos grandes grupos: las quejas en las que se señala directamente a una autoridad de impedir la labor periodística, y las quejas en las que son particulares quienes impiden la labor periodística, y las autoridades son acusadas de ser omisas en la atención de estos hechos. En la mayor parte de los casos, tenemos quejas que afirman que hubo omisión de parte de autoridades ante el impedimento del ejercicio periodístico por parte de particulares.

TQ. ¿Qué margen de acción real tiene la DDHQ para atender este problema?

Se requiere la participación y la voluntad de diversas autoridades para trabajar en la creación de políticas públicas que garanticen el ejercicio periodístico y protejan la integridad de las personas que lo ejercen. El llamado sería a todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, para que cumplan con esta obligación, y nosotros nos mantendremos atentos a vigilar su actuación.

En los casos en los que encontremos violaciones a los derechos humanos, daremos a conocer las resoluciones correspondientes para recomendar a las autoridades un curso de acción que repare los daños causados y que garantice la no repetición de los hechos.

TQ. Hay una Ley de Periodistas pendiente desde hace años en la Legislatura del Estado. ¿Qué opina de la falta de este marco normativo? ¿Puede tener un impacto real en el periodismo local?

Sería deseable contar con un marco normativo local para el ejercicio periodístico, pero debe estar alineado al marco normativo federal, en el que también se tiene pendiente una Ley General. Es importante que se construya un acuerdo político amplio, no sólo entre las fuerzas políticas sino también con el gremio periodístico, para avanzar en esta materia en ambos niveles de gobierno.

En estos esfuerzos debemos participar todas las instituciones y autoridades competentes, así como las personas periodistas en su más amplio concepto, para avanzar en esta agenda y alcanzar resultados que supongan mejores condiciones para el ejercicio periodístico.

TQ. Hay mecanismos federales rezagados e inútiles para la salvaguarda de periodistas. ¿Un mecanismo local sería la solución? Como constitucionalista y presidente de la DDHQ, ¿lo ve viable?

Tendríamos que partir de evaluar de manera profunda el funcionamiento del marco normativo actual y de los mecanismos derivados en el ámbito federal, para determinar qué debe mantenerse y qué debe cambiar. Si estos no están funcionando de manera adecuada, no sería positivo en los ámbitos locales replicar el mismo ejercicio. Habría que partir de este ejercicio de evaluación para determinar el mejor curso de acción en los ámbitos locales.

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba