Información

Persiste la inconformidad de operadores en Qrobús

A una semana de que ocurrió un paro de Qrobús por cerca de cuatro horas, y después de la primera mesa de diálogo de este viernes 9 de marzo, los trabajadores de dicha empresa única de transporte público señalan que las carencias se mantienen en su trabajo diario, particularmente en su salario y condiciones laborales.

Un operador que fue parte de la comisión negociadora contó a Tribuna de Querétaro que anteriormente a los directores de la empresa Móvil Qrobús ya les habían comentado sus peticiones, sin embargo, no tomaron acciones. Añadió que los operadores necesitan que se respeten sus derechos. Reiteró que su salario es bajo para las infracciones y sanciones, además de no contar con las condiciones favorables para laborar.

El operador, quien pidió el anonimato ante las amenazas de las que fue víctima, explicó que entre los motivos de la realización estuvo la inconformidad con los puestos y las nóminas de trabajo. Señaló que, días antes de que saliera la nota que provocó la molestia entre los operadores, el director del Instituto Queretano del Transporte (IQT) afirmó que los operadores iban a tener un salario digno, sin embargo, no sucedió. Por si fuera poco, todavía los operadores desconocen quién es su dirigente en Qrobús.

Salario incompletos e insuficientes

Además de no recibir un sueldo fijo, tampoco cuentan con prestaciones, vales de despensa o recibos de nómina. El conductor informó que los operadores trabajan turnos de 15 a 18 horas por un salario de 600 pesos. Sin embargo, profundizó que sólo les estaban pagando 300 pesos. Agregaron que en otras empresas recibían un bono de 100 pesos, mientras que Qrobús nunca les ha ofrecido un bono y, cuando paga, son cantidades incompletas.

Los operadores de las distintas rutas detallaron que desde que se implementó Móvil Qrobús, en el mes de octubre, aún hay trabajadores que les deben el salario de las primeras semanas de trabajo. En una reunión del año pasado, acordaron que la empresa pagaría 800 pesos diarios.

Los operadores externaron que después de la implementación de prepago, aún tenían problemas de “fuga de capital” ya que, cuando empezó el pago con tarjeta, los operadores manifestaron que “les metían faltantes” en las primeras etapas, a pesar de que ya no manejaban dinero en efectivo.

“Estamos percibiendo 600 pesos, yo tengo coche pero se descompuso. Tuve que dejarlo arreglar y pagar taxi. De taxi son 150 de ida y vuelta; sume 100 de comidas de esos 600 que según pagan, otros les ponen faltantes, 17 horas para que te queden 200 libres está canijo”, explicó el operador.

Confesó que cuando se manejaba el efectivo, algunos de los operadores tomaban dinero “extra” para la gasolina o sus gastos personales, sin embargo, justificaron que la empresa siempre fue tolerante con estas acciones. Destacaron que necesitan un contrato colectivo para poder conocer cuáles son sus beneficios como trabajador, sin que ello implique de manera forzosa la formación de un sindicato.

Relación con IQT y Concesionarios

Los operadores han tenido reuniones en últimos días con Fernando Medina Cano, director general de Qrobús. Profundizaron que la función de las pláticas es para “mejorar la imagen de la empresa y de los operadores”. Añadieron que en la ciudad aún existen distintas empresas de modalidad urbana, las cuales cuentan con distintas administraciones. Sin embargo, detallaron que en los días 21 y 23 de marzo todas las empresas quedarán homologadas a una sola.

Los operadores señalaron que su relación con el concesionario Francisco Zubieta Méndez es mala. El vocero del movimiento indicó que Zubieta no habla con los operadores y desconoce de cuánto es su salario. Manifestaron que en la semana, los concesionarios “apenas les brindaron camisas y un pantalón” como su uniforme de trabajo, pero no a todos.

Condiciones laborales

Los operadores de la empresa Móvil Qrobús destacaron que no tienen capacitación suficiente y que las que toman “siempre son iguales.” Agregaron que en los campos donde guardan los camiones no hay dormitorios, baños limpios o comedores. Destacaron que algunos de los operadores “duermen y se bañan en los camiones”.

Con su sueldo, los operadores no tienen la posibilidad de adquirir una vivienda ya que la mayoría de sólo puede financiar su capital para pagar una renta. Añadieron que una ventaja de la implementación de la tarjeta fue que los robos comenzaron a descender, sin embargo, antes los asaltos eran constantes en las rutas.

Por último, los operadores mencionaron que están en la búsqueda de un bien colectivo, ya que también sus familias toman el transporte público. Agregaron que entre ellos acordaron ser más amables y dejar de hacer carreras, ya que ahora no tienen que registrar la cantidad de pasajes que toman el camión.

No al sindicato

A pesar de información que maneja la posible creación de un sindicato de operadores, representantes de su movimiento han señalado que “como operadores o conductores en ningún momento hemos solicitado un movimiento sindicato, porque un sindicato nos afecta en nuestra economía en sentido de cuotas sindicales vía nómina… en ese sentido la empresa quiere manejarlo todo como agrupación de conductores de Móvil Qrobus”.

El representante señaló que, si bien el 90 por ciento de los operadores se encuentran en total diálogo con Móvil Qrobús, existen “compañeros que promueven eso (sindicatos) porque quieren un beneficio personal”.

Aseguró que los operadores organizados están completamente de acuerdo con las peticiones y a seguir con las mesas de diálogo, mismas que han transcurrido “de buena manera”. Esperan ver el cumplimiento total de todo lo tratado en ellas, además de “dignificar nuestra profesión, porque la ley lo dice, somos profesionales”.

En lo referente a un posible aumento a las tarifas para solventar cualquier gasto referente a prestaciones laborales, los operadores se deslindaron y sostuvieron que es un tema completamente del gobierno estatal y del IQT; aseveraron únicamente lo aceptarían si “las condiciones estuvieran dadas”, pero ellos únicamente se dedicarán a operar: “nosotros no tenemos ningún beneficio en que se aumenten o no las tarifas porque somos personas asalariadas, si estuviéramos por comisión o por cuentas podríamos analizarlo, pero le corresponde a otros resolver ese tema”.

Los operadores se mostraron “con total disposición de la empresa” y sostuvieron que no pretenden realizar un paro de nueva cuenta para “afectar a la población”, además de “pedir disculpas” por los eventos ocurridos la semana pasada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba