Información

Pese a crecimiento urbano, pueblo de Jurica mantiene identidad

Por: Carlo Daniel Aguilar González

Lorena Erika Osorio Franco, catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y ganadora del tercer lugar del Premio Alejandrina 2012 en la categoría de Ciencias Sociales y Humanidades, manifestó que pese a la “vorágine de vida” que ha hecho que el pueblo de Jurica ya sea parte de la ciudad de Querétaro, sus habitantes han fortalecido su identidad a partir de la pertenencia socioterritorial a lo que son las fronteras del pueblo.

“La gente del pueblo reconstruye sus fronteras simbólicas: tienen muy claro hasta dónde llega, cuáles son las entradas, cuáles son las salidas, dónde vive la gente originaria, dónde vive la gente que fue llegando y asentándose posteriormente. Esto se logra saber justo a través de una memoria histórica”, señaló.

De acuerdo con la autora del trabajo “Jurica, un pueblo que la ciudad alcanzó: la construcción de la pertenencia socioterritorial”, aunque la capital del estado “se comió” al pueblo de Jurica, la población tiene “muy claros” los referentes del pueblo.

Al hablar de lo que fue su experiencia en el pueblo de Jurica, la doctora en Antropología Social por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social expresó que le “interesaba ver el estatus vivido, practicado, simbólico, cómo construyen ellos el espacio.”

Durante el año que realizó trabajo etnográfico en el lugar, la académica puntualizó que la festividad para venerar y conmemorar al señor de La Piedad se convierte en un rito que ‘aglutina’ a los habitantes de distintas generaciones.

“El año que yo estuve haciendo el trabajo de campo fue 2009-2010, fácilmente llegaron dos mil 500 personas provenientes de muchas comunidades alrededor pero también familiares que llegan que ya se fueron a vivir a otros lugares.

“Hay personas que vienen de Ecatepec, Estado de México, y los reciben. Se organiza toda la gente del pueblo para darles de comer, hay familias que ya tienen tres o cuatro generaciones dándoles el alimento, como ellos le llaman, porque durante el año van guardando parte de su ingreso”, algunos son trabajadores, otros son empleados. Todavía existen algunos ejidatarios aunque la tierra para trabajar es mínima porque la mayoría se ha urbanizado, explicó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba