Información

Poca respuesta a mitin para legalización de la marihuana

Tal mitin no se difundió ampliamente a propósito, dado que se tenía planeado evaluar la respuesta de las personas.

Padres de familia alejaban a sus hijos de la zona y juzgaban el mobiliario de la asamblea: de esa manera los transeúntes expresaron su opinión en torno a la despenalización del uso de cannabis, durante un experimento social llevado a cabo en el jardín Guerrero el 18 de mayo.

A través de redes sociales, se convocó a consumidores de marihuana o derivados de esta, padres de familia, médicos, activistas y a la ciudadanía interesada a la Primera Asamblea por la Despenalización de la Marihuana; que se llevó a cabo este 18 de mayo de 2019, a las 4:20 de la tarde en el jardín Guerrero.

Tal mitin no se difundió ampliamente a propósito, dado que se tenía planeado evaluar la respuesta de las personas. Con cerca de 50 reacciones en Facebook y difusión de boca en boca a través de círculos cercanos a los organizadores, se dio cuenta del evento a un público determinado y se logró generar cierto diálogo; el cual generalmente mostró una posición a favor de la despenalización del cannabis.

De acuerdo a la Encuesta Nacional Sobre Percepción de Inseguridad Ciudadana en México 2018, el 43 por ciento de los mexicanos piensa que se debería de legalizar la marihuana. Según la misma encuesta, 11 años antes ese porcentaje era 30 puntos menos.

No obstante, cuando llegó el día de la concentración, únicamente se presentaron los dos organizadores del evento. La gente circulaba como cualquier fin de semana en el jardín Guerrero, el cual ya estaba ocupado por un tianguis de venta de libros.

La “concentración” tuvo lugar bajo un árbol del Jardín, y se identificó a los asistentes por cartulinas verdes que decían “Primera Asamblea por la Despenalización”, e ilustraban trazos de un cigarro de marihuana y un cerillo con fuego. Tales cartulinas, que fácilmente se volaban con el viento, llamaron la atención de la gente, aunque las personas se mantenían indiferentes en su mayoría.

Mientras se colocaban tales cartulinas, una familia nuclear empezó a caminar más rápido de lo normal y se alejó del lugar. Otros transeúntes —una pareja que se veía de poco más de 40 años de edad— decidieron ver el mensaje con una mirada que reprobaba el mismo.

De esta manera, se aplicó una dinámica para que las personas participaran: colocar ideas en una cartulina argumentando por qué están de acuerdo con la despenalización del cannabis. Dos personas se acercaron: la primera dijo que debe haber una reglamentación para uso medicinal y menos penalización para los usuarios lúdicos, y la segunda escribió que por conciencia. El “mitin” terminó aproximadamente una hora y 10 minutos después de iniciado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba