Información

Preguntas a Sedesol

Por: Francisco Ríos Ágreda

El pasado 16 de agosto, por la tarde un grupo de encuestadores de la Delegación de Sedesol se presentó en algunas casas del fraccionamiento Universo 2000, con la finalidad de conocer la opinión de los vecinos en torno al Banco de Alimentos, que reiteradamente los colonos han rechazado, desde que se conoció públicamente el acuerdo de donación por parte del Cabildo de un área verde de 5 mil metros cuadrados a un organismo privado, conocido como Alimentos Para Vida (Alvida).

Según el testimonio de algunos colonos, los encuestadores no mostraron credencial que los identificara como empleados de la dependencia gubernamental, pero portaban camisas con el logo de la institución.

Una primera cuestión que habría que destacar es que a partir del mes de octubre de 2015, en que se da la transición del PRI al PAN, tanto en la gubernatura estatal como en la presidencia municipal, se han sensibilizando a estos niveles de gobierno con la voluntad mayoritaria de los pobladores del cambio de giro de Banco de Alimentos a Centro Cultural.

Inclusive, Marcos Aguilar Vega, presidente municipal, visitó personalmente el fraccionamiento Universo 2000 el pasado 4 de diciembre de 2015 y señaló ante los colonos que veía con buenos ojos esa alternativa. Inclusive pidió a los colonos que hicieran una propuesta consensuada, cuestión que se hizo en Asamblea General de Colonos el 13 de diciembre de 2015 entregándose la petición oficial a las autoridades municipales y a todos los integrantes del cabildo municipal el 18 de febrero de 2016, incluyendo las actividades que podrían desarrollarse en el proyectado centro cultural.

Previamente, el 25 de noviembre de 2015, Francisco de Silva, entonces Secretario de Gobierno, declaró ante los medios que no entendía cómo se había autorizado la construcción de un organismo de esa naturaleza en una zona claramente habitacional, afirmando que se haría una auditoria sobre el banco de alimentos y que no se otorgaría la licencia de funcionamiento.

Hasta el momento la dirigencia de la “Unión de Colonos de Universo 2000 A.C.” ha tenido diálogo con los representantes de las tres fracciones representadas en el Cabildo Municipal de Querétaro, con la finalidad de promover el cambio de giro del Banco de Alimentos a Centro Cultural.

A pesar de las dificultades que representa la diferencia de ópticas, los representantes del PRI, del PAN y de Morena consideraron que hay posibilidades de negociación al conflicto entre colonos y banco de alimentos, partiendo de la petición de los colonos de que el edificio opere como centro cultural, pero buscando que el Banco de Alimentos pueda ser reubicado, en otra zona urbana o rural adecuada.

En ese sentido, a los vecinos de Universo 2000 les parece que con las expresiones referidas por los funcionarios municipales sobre las irregularidades en la construcción del Banco de Alimentos y las vías de solución que aparecen en el escenario constituyen el inicio para destrabar el impasse en que se encuentran los colonos y el banco de alimentos.

Los colonos han planteado a Marcos Aguilar Vega y al Cabildo que en el Centro Cultural podría haber un esquema de colaboración en la planeación, administración y gestión con el municipio de Querétaro, pues cuentan con un grupo de profesionistas interesados en ello.

Por otra parte, retomando el asunto de la consulta de Sedesol, hay varias inquietudes de los vecinos de Universo 2000. En principio, ¿por qué este organismo gubernamental que cuenta con especialistas en desarrollo social no realizó la encuesta sobre la opinión de los pobladores del fraccionamiento ANTES de haber aprobado los recursos millonarios ascendentes a 20 millones de pesos?

También los colonos le inquieren a Sedesol: ¿Por qué se otorga el máximo de recursos al Banco de Alimentos, ubicado en una zona urbana como el fraccionamiento Universo 2000 que no está catalogado como zona de atención prioritaria rural, prominentemente indígena, ni localidad de alta o muy alta marginación?

Velia Pérez Naranjo, tesorera de la asociación de Colonos Unidos de Universo 2000, señaló adicionalmente que las preguntas que les hacían los encuestadores estaban muy sesgadas, pues preguntaban si conocían los fines del Banco de Alimentos, si sabían el número de beneficiarios, si podrían aceptar el funcionamiento del Banco a cambio de mejorar las calles, la circulación y otras acciones.

Curiosamente, comentó la tesorera de los colonos que los vecinos de casas que tenían mantas en el exterior de “NO AL BANCO”, no fueron entrevistados. O sea que Sedesol, un organismo del estado mexicano laico le está pavimentando el camino a un organismo eclesial, lo que violenta los derechos humanos de los colonos de Universo 2000 haciendo una encuesta interesada y tardía, en sentido inverso al espíritu de las autoridades municipales. No se vale.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba