Información

Promueven en escuelas privadas campaña a favor de propuesta discriminatoria

Por Abril Suárez

Durante el mes de octubre se llevó a cabo una consulta ciudadana, propuesta por la Comisión de la Familia de la LVI Legislatura, con el objetivo de conocer la respuesta en torno a la posibilidad de elevar a rango constitucional la definición de matrimonio contenida en el Código Civil del estado, que concibe el matrimonio solamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Al respecto Martín Romero, activista por la diversidad sexual, explicó que ésta es una medida discriminatoria en la que la Iglesia católica está incidiendo.

“Tenemos conocimiento porque hemos tenido evidencia que en las iglesias –quien decide y opina por muchos–, han puesto buzones donde quieren que la gente deposite sus firmas a favor de que se modifique, no permitiendo los matrimonios homosexuales.

“Y otra es que en el Colegio Marcelinas, la directora (técnica de preparatoria) les está dando una hoja a los estudiantes para que la lleven a sus casas con nombre, folio de credencial, domicilio y firma que avale el apoyo a esta iniciativa tan peligrosa discriminativa y homofóbica”, manifestó.

Asimismo, Martha Alicia Vallarta Arzac, directora técnica de preparatoria, envió un correo electrónico a los padres de familia, mensaje en el que se señala: “Como quedé, les estoy enviando lo correspondiente a la iniciativa de reformar la ley respecto al artículo 3, y el formato para las firmas”.

Tribuna de Querétaro posee una copia de dicho mensaje, que fue remitido a 75 personas la tarde del 21 de octubre (ver imagen que acompaña esta página).

Además de esto, Martín Romero lamentó que “de igual manera tenemos conocimiento de que la directora del colegio les ha estado dando pláticas a los alumnos sobre lo que es el matrimonio y que éste no debe de darse entre dos personas del mismo sexo”.

Por otro lado, señaló que en principio hay que tener en cuenta que “los derechos no se consultan ni se debaten, sino se ejercen porque no son regalos generosos que un Estado deba otorgar, porque su conquista tiene tras de sí una historia de luchas, de represión y de mártires”.

Además recordó que la Declaración Universal de Derechos Humanos fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, de modo que no se debe consultar algo que por derecho les corresponde a todos.

“Me parece que aquí hay un trasfondo religioso y medieval con matices meramente conservadores y homofóbicos”, reiteró.

Quien fue pareja sentimental de Octavio Acuña, asesinado en 2005, agregó que es una violación hacer una consulta para justificar una reforma legislativa discriminatoria que infringe los derechos humanos, porque con ello fomenta la discriminación y la homofobia en Querétaro.

El activista en defensa de la diversidad sexual señaló que cabe preguntar a la Comisión de la Familia, presidida por el diputado panista Salvador Martínez Ortiz, si en la reforma están tomando en cuenta el artículo 3 constitucional que prohíbe la discriminación.

“Esta iniciativa fomenta la discriminación”

Respecto al mismo tema, Armando Méndez, también activista por la diversidad sexual, explicó que es necesario tomar en cuenta cuál es el “real” trabajo de los legisladores.

“Se supone teóricamente que su función es generar leyes para la sana convivencia de todos los ciudadanos, por el hecho de ser mexicanos, independientemente, como lo marca la Constitución Política, de gustos y preferencias, son nuestros derechos como ciudadanos.

“Ellos están haciendo todo lo contrario: independientemente de los objetivos que persigan, lo único que están haciendo es limitar los derechos y a las personas heterosexuales incentivándolos para que sigan acrecentando esa discriminación, el estigma y la homofobia para los no heterosexuales, por no ser parte de lo que ellos consideran ‘normal’.

“Hay que aclarar que esto es muy relativo, lo que es normal, no hay nada normal ni anormal, es una manera diferente de ejercer la sexualidad”, señaló.

Por otro lado agregó que si a la familia se le define como un hombre y una mujer es porque religiosamente se marca así y no porque realmente se carezca de la capacidad para llevar a cabo un papel como figura paterna o como un pilar de una familia homoparental.

“Todos perseguimos mantener la sana convivencia, ésa es la función de ellos y por lo cual ganan miles de pesos, y no para hacer leyes que atenten contra los derechos de homosexuales. No se trata de tolerancia, se trata de respeto, no se tiene que tolerar a un homosexual por su estilo de vida y su forma de relacionarse sentimental y sexualmente, es cuestión de respetar.

“Solamente están viendo el lado sexual y dejan de lado muchas cosas que también una persona no heterosexual está aportando a la sociedad”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba