Información

Proponen “venganza” a la victimización de la mujer mediante el arte

El objetivo del proyecto ‘Nuestra Venganza es ser Felices’ es la visibilización de la lucha de las mujeres en el país a través de una imagen no revictimizante, sino que transmita fortaleza y felicidad con consciencia de cambio.

El Estado le queda a deber mucho a las mujeres y no está haciendo nada ante tantos feminicidios, no está cumpliendo su función ni salvaguardando la integridad de las mujeres y las instituciones. En lugar de ayudar, continúan violentándonos”, expresó Laura Juliana Ramírez Ruiz, videoartista del proyecto feminista Nuestra Venganza es ser Felices.

La egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) detalló que el proyecto es una obra transmedia que mezcla géneros como el documental, el videoarte y el teatro conformado por actrices, bailarinas y videoartistas que cuentan con la intención de generar un proyecto de archivo documental donde se traten las historias de mujeres mexicanas y su forma de vida en el país, además de su lucha contra un sistema que se ha encargado de violentarlas.

Los objetivos de este colectivo de mujeres interesadas en la investigación y experimentación escénica y audiovisual son explorar otras formas de representación de los cuerpos femeninos en el teatro y el video; así como reivindicar y visibilizar el papel de las mujeres en la política de México y construir un espacio dedicado al estudio y experimentación de procesos artísticos conformados por mujeres.

Laura Juliana Ramírez señaló que el objetivo de ‘Nuestra Venganza es ser Felices’ es la visibilización de la lucha de las mujeres en el país a través de una imagen no revictimizante, sino que transmita fortaleza y felicidad con consciencia de cambio.

La videoartista del proyecto puntualizó que la propuesta va “desdoblándose” con el paso del tiempo: “El proyecto va mutando. Nuestra idea es construir material audiovisual donde se visibilice cómo las situaciones políticas atraviesan nuestra vida personal, además de hablar del tema del empoderamiento sin ser víctimas. Nuestra lucha es visibilizar estas violencias y [mostrar] que, a pesar de todo esto, no vamos a caer”.

Venganza no es violencia

La egresada de la UAQ aclaró que con el concepto “venganza” no quisieron hacer referencia a un concepto relacionado con la violencia: “No es una venganza violenta, es nuestra forma de estar bien. Tanta violencia en los medios de comunicación en lugar de hacernos accionar, se encargan de paralizarnos. Quisimos buscar una narrativa que nos diera esa fuerza como mujeres para continuar”, explicó Ramírez Ruiz.

Laura Juliana, también conocida en el colectivo feminista como “La Julia”, lamentó que en esta época capitalista es complicado que las luchas sociales no se mercantilicen: “Todas las luchas han sido mercantilizadas, todo concepto e idea son alcanzados por el capitalismo y es imposible de evitar”. Sin embargo, consideró interesante ver cómo estos procesos han logrado atraer la atención del capitalismo. “Cuando el capitalismo se interesa por estas luchas es porque está funcionando y eso también es importante”, opinó.

A raíz de las apariciones de hombres en marchas para visibilizar los feminicidios o en manifestaciones a favor de la despenalización del aborto, Laura Juliana se pronunció indiferente ante el hecho de que un hombre se declare feminista pero se encuentra en desacuerdo con la intención de los protagonismos.

“No están bien los protagonismos de los hombres; como el que quieran ir al frente en las marchas o que quieran explicarnos qué es el feminismo cuando somos las mujeres quienes vivimos esta opresión”, resaltó. La videoartista enfatizó que el proyecto ‘Nuestra Venganza es ser Felices’ se conformó únicamente por mujeres debido a la necesidad de construir espacios donde ellas fueran las protagonistas.

Arte político

Diversos artistas han manifestado que un artista debe ser libre y no encontrarse “suspendido” al mando de las ideologías, además de que no debería plasmar una en sus obras. En contraparte, Laura Juliana declaró que el arte es un proceso personal que trasciende al que lo construye.

“Es un reflejo de nuestras necesidades; la ideología, el arte y la política son algo inmerso en nuestra vida. Para algunos el arte puede ser más abstracto pero para nosotras era construir una puesta en escena que contuviera una cuestión política que condujera a la reflexión”, precisó Ramírez Ruiz.

“La Julia” subrayó que, para ella, el arte tiene que ser político “por las cuestiones históricas que México está viviendo. Este arte sí es feminista y tiene una razón de ser. Hasta que nuestras condiciones no cambien, nosotras seguiremos haciendo arte con política”, manifestó.

La participante del proyecto compartió que el inicio de las presentaciones de ‘Nuestra Venganza es ser Felices’ fueron complejas: “A veces era complicado porque no llegaba gente, pero en las últimas funciones la gente llegó más y más. Hacer teatro en México es complicado por la cuestión económica y cultural”, admitió la integrante del colectivo.

Indicó también que actualmente desean desarrollar talleres de teatro donde las mujeres puedan compartir la relación de su vida personal con la política. “Nuestro interés es acercarnos a las periferias, el arte debe ser acercado a esos lugares donde no llega”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba