Información

Protestan maestros en la Legislatura; diputados, indiferentes

La sala que alberga las sesiones de pleno de los legisladores generalmente está en calma, si recorres sus pasillos puedes sentir escalofríos, a veces, una soledad aplastante. Pero en esta ocasión no. Había gente moviéndose: diputados, reporteros y los invitados que ocupan las sillas con los señalamientos de “reservado”.

Los invitados son estudiantes de la carrera de Derecho de la Universidad Anáhuac y por un momento se confunden con becarios de los diputados. Comienza la sesión con el usual pase de lista: 25 de 25 diputados presentes. Uno de los puntos del día: colocar el nombre de Ignacio Pérez Álvarez con letras doradas. Sigue la sesión sin nada extravagante.

Pero casi para terminar, Herlinda Vázquez Munguía, la diputada de Morena sube a la tribuna y toma la voz; hay movimiento en las galerías, una persona se levanta de su asiento con el puño izquierdo al aire: Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz, profesor disidente de la reforma educativa, recientemente encarcelado por el gobierno panista.

Se levantan otras 16 personas con los puños izquierdos en alto, y con pancartas de color rosa fosforescente. Herlinda Vázquez habla sobre los maestros cesados injustamente, quienes protestan desde lo alto y señalan: “maestro cesado, es alumno abandonado”.

Los profesores siguen de pie con sus puños en alto, entre los alumnos de Derecho de la Anáhuac, con traje y corbata se escucha un comentario: “¿para eso me vine de Michoacán?”. Continúan las quejas de los profesores en coro: “Querétaro no se va, porque tiene maestros con mucha dignidad”. En la tribuna la diputada de Morena sigue hablando en defensa de los cesados.

Los diputados comienzan a desperdigarse, hacen caso omiso de la protesta. Uno que otro diputado pone atención, la gran mayoría empiezan a moverse de sus lugares. Después de esta sesión, viene otra más, así que los legisladores salen y atienden a los medios o buscan un bocadillo y un café.

La Mesa Directiva apunta: “ya que no hay algo más que tratar”. Vámonos, aunque hay ciudadanos inconformes. El diputado Roberto Cabrera Valencia sale de la sala y se dirige al baño, pasa entre los reporteros, pero nadie lo toma en cuenta. En tanto, al coordinador del PRI, Mauricio Ortiz Proal, lo abordan varios periodistas.

El pasillo huele a café, mientras arriba, se escucha los profesores despidiéndose: “Reinstalación”.

PRI ve difícil defender a maestros disidentes

Mauricio Ortiz Proal señaló que la bancada del PRI ve difícil poder defender a los maestros disidentes, ya que no cumplen con la ley, al no respetar la reforma que viene del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, añade que su bancada se preocupa por la educación y quiere un presupuesto fijo para la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ): es un sí, pero no. Se retira y deja atrás la queja por los 37 profesores cesados.

Inicia la segunda Sesión de Pleno y ya desde el arranque había ánimos de tomar la tribuna para hablar. Un debate amistoso entre diputados de partidos opuestos. Por un lado, el priista Jesús Llamas Contreras y por el otro, Antonio Zapata Guerrero del Partido Acción Nacional (PAN). Debaten sobre el recurso público y pasan al tema de los trabajadores.

Curiosamente siempre se refirieron a la clase trabajadora como trabajadores y nunca como obreros o proletarios. Ambas bancadas saltan a defender a los obreros: “somos aliados de los trabajadores” expresan en su discurso ambos. Sube Llamas Contreras, baja Zapata Guerrero, sube Zapata baja Llamas.

Se da un vaivén de palabras adornadas entre los dos diputados en las que esconden constantes pedradas a sus rivales. Cada uno señala que defiende a sus votantes, a los trabajadores. Mientras tanto, ambos líderes de bancada, aparte, se acercan a hablar, Mauricio Ortiz Proal y Luis Antonio Rangel Méndez.

“De buenas intenciones está lleno el infierno” dice Llamas Contreras. Al final Zapata Guerrero sentencia: “vamos a dejar hablar a los demás diputados que quieren ocupar la tribuna”. El diputado del PRI pide la voz, pero se la dan a Herlinda Vázquez de Morena.

Dos votaciones son llamativas: en la primera aquellos diputados que están a favor de la iniciativa se levantan de sus curules. 14 a favor y 11 en contra; 13 son panistas. Siguiente votación: quién se encuentra en contra de la iniciativa se levanta: 13 en contra y 12 a favor. Otra vez 13 panistas. Muy curioso.

De toda la sesión los más destacados, pero por su falta de interés, fueron los panistas Luis Gerardo Ángeles Herrera y Roberto Carlos Cabrera Valencia, quienes se mostraron ante todos serios, sin decir palabra y con la mirada en la pantalla de sus respectivos aparatos móviles. Nunca dijeron nada. Mientras tanto, el panista Eric Salas, siempre parado, caminando entre sus compañeros, como el niño inquieto que nunca puede quedarse en su lugar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba