Información

Prueba Enlace no sirve ni como “termómetro” del sistemaeducativo

Por Isaac Mastache

 

“Están usando Enlace (Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares) para diferenciar ingresos, calidades, lo están justificando como un instrumento para supuestamente mejorar la educación. Es una gigantesca irresponsabilidad, no hay conciencia en la SEP (…) está poniendo el termómetro, con la idea de que el termómetro va a curar la enfermedad”, manifestó Manuel Gil Antón, en el marco del evento “La educación a debate”, realizado en el auditorio Fernando Díaz Ramírez de la UAQ.

 

Gil Antón, quien participó con la ponencia titulada “La educación, entre la realidad y la posibilidad”, agregó: “cuando uno dice ‘oye, pero este termómetro está mal’, la respuesta es que ‘es el único que tenemos, vamos a seguir usándolo’”.

 

Explicó que “en la educación mexicana, tanto en la educación superior como en la básica, se está trabajando con una estrategia de conducción de las poblaciones”, considerada como Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC), las cuales vinculan las transferencias en dinero a la formación de capital en materias de educación, salud y nutrición.

 

Además, se puntualizó respecto a una supuesta monetarización de la educación mexicana, conducida por dicha hipótesis de las TMC.

 

Manuel Gil añadió que existe un hilo conductor que ha llevado a los académicos por cuatro periodos generales; desde una expansión no regulada, una crisis del fin del intercambio político y un cambio en la función del Estado de providente a negligente, y los límites del dinero hacia una tradición académica en contra de la gesticulación.

 

“A mí sí me gustaría muchísimo que caigamos en cuenta de que desde hace bastantes años la educación mexicana está siendo conducida con un propósito que tiene mucho que ver con cómo se concibe el desarrollo de la sociedad.

 

“Estamos metidos en un sistema que transfiere monedas a condición de que entregues resultados palpables”, puntualizó, a propósito de la prueba Enlace.

 

A su vez, el investigador planteó que el Estado mexicano designa tan sólo 27 de cada cien para programar la educación; y que el problema es que en el gobierno mexicano no hay denuncia, pues su principal error es la corrupción de los intereses políticos o los intereses educativos.

 

“A partir de que se hacen estas pruebas, que son pruebas de logro académico y que además no distinguen entre logro y mérito, y confunden el logro con lo elemental, al profesor le van a dar dinero según lo que saquen sus alumnos en Enlace.

 

“Cuando va a haber Enlace, los profesores le piden a 15 chavos a un grupo, que se tomen el día, para que se queden los 12 que son ‘los mejorcitos’; entonces, se está vendiendo Enlace”.

 

Antes de finalizar su intervención y dar paso a una serie de preguntas por parte de los asistentes, Manuel Gil enfatizó que ya no importa tanto el generar ambientes de aprendizaje, pues ahora importa más que los estudiantes obtengan una buena calificación en la prueba Enlace.

 

“En la medida en que sea verificada la prueba, porque de ella deriva la calidad de la escuela, y la cantidad de dinero que se le asigna al profesor. Se está enseñando para responder Enlace. Un sistema educativo que enseña para responder una prueba de opción múltiple, es un sistema educativo que está condenado al fracaso”, pronosticó.

Evento impulsado por tres facultades de la UAQ

Gracias a la iniciativa de la Facultad de Psicología (a través de la Maestría en Ciencias de la Educación), la Facultad de Filosofía y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el evento reunió a dos especialistas en el tema de la educación, a propósito del peso que ha ganado el tema de las deficiencias que existen en el sistema educativo mexicano.

 

La primera ponencia que dio inicio al debate, corrió a cargo de Ricardo Cantoral Uriza, quien es especialista en matemática educativa.

Presentó el tema “Aprendizaje y Evaluación: Enlace y PISA”, donde se discutió el propósito que tienen dichos instrumentos de evaluación y la intención que tienen al evaluar el desempeño educativo de los estudiantes.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba