Información

Que Ifetel sea un órgano todo poderoso, pero ciudadano: Marcela Torres Peimbert

La senadora aseguró que el Instituto debe ser “libre, lo más posible, del gobierno”

Carlo Daniel Aguilar González / Alejandra L. Beltrán

“Tenemos la oportunidad de oro” para revertir el modelo de televisión que ha prevalecido en México desde la mitad del siglo XX y fortalecer el sistema de televisión pública, de la mano de un órgano “coordinador ciudadanizado a nivel federal”, consideró Marcela Torres Peimbert, integrante de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía en el Senado.

Entrevistada en el Centro Integral de Medios (CIM) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Torres Peimbert destacó que peleará por consolidar su propuesta de fortalecer el sistema de televisión pública en el país, de manera que se logre “una real autonomía e independencia”.

“La idea, obviamente, es apoyar que veamos más producción independiente mexicana, porque en la (reforma) de telecomunicaciones ahora ponen producción mexicana, pero le quitan el independiente (…) Es muy importante que la opinión sea diversa, que se democratice.

“¿Qué es lo que pretendo con la iniciativa en esto de Telecom? Fortalecer este sistema, poner un órgano coordinador a nivel federal, ciudadanizado, que esté conformado por cuatro ciudadanos y cuatro representantes de gobierno; que el presidente sea ciudadano; y darle la posibilidad de vender espacios comerciales para fortalecerla. Esto, con un doble objetivo: que no sean los órganos difusores del gobernador en turno sino que realmente sea un sistema público, pagado por todos los mexicanos, que pueda mostrar los acontecimientos políticos, sociales, deportivos, económicos, de forma objetiva, no sesgada hacia un partido o hacia otro.

“Sería un poco, más o menos, el modelo que ha hecho aquí la UAQ: tener ingresos propios a través de la comercialización para que esto le permita una real autonomía, una real independencia. Eso sería lo mismo que buscamos para el medio público”.

Fotalecer al Ifetel resulta imprescindible en reforma de telecomunicaciones

La expresidenta del Patronato del DIF estatal señaló que, junto con el senador panista Ernesto Ruffo Appel, se encargará de insistir en la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), al que puso como “ejemplo” para limitar al duopolio televisivo o los excesos de algunas otras empresas.

“El Ifetel está dando muestras de cómo le podemos hacer: ya viste que rápidamente decretó preponderante a Televisa en la parte de radiodifusión y a Telmex-Telcel en la parte de telefonía. También tuvo dos acciones muy rápidas: dos permisos más para cadenas privadas a nivel nacional, y eso lo hizo en corto tiempo.

“Con la iniciativa de leyes secundarias, ponen a Gobernación en toda la cuestión de contenidos; vuelve a ser esa clausulita de considerar (cuestión de) ‘seguridad nacional’, considerar (ciertos contenidos como) ataque a la moral, (todo eso queda) en manos de Gobernación.

“Desde luego estoy en contra de esa cláusula. Creo que si me preguntas el cómo (contrarrestarlo, diría que) tiene que ser primero fortaleciendo al Ifetel; más vale que sea un órgano todo poderoso, pero ciudadano, libre -lo más posible- del gobierno en turno, independientemente de partidos, y que sea él el que regule, que tenga todas las facultades, que sea él el que pueda estar auditando los contenidos, que pueda sancionar. Creo que esa es una parte importante de la reforma (…)”

Sin embargo, la exdiputada federal reconoció que “no hay garantías posibles” para que el Instituto tenga un futuro promisorio y que su credibilidad dure más que la del IFE o el IFAI, institutos que -en su génesis- también fueron creados bajo una óptica ciudadana, y en el transcurso del tiempo se convirtieron en blanco de duras críticas.

“No hay sociedad del mundo que pueda garantizar que sus instituciones, por el hecho de ser creadas, van a ser efectivas, eficientes y plurales. Eso no existe en ningún lugar del mundo. El trabajo que hace esta institución, que es formar mexicanos en distintas áreas, con una cierta responsabilidad social y con una obligación de participación, es un trabajo diario que tienen que hacer los ciudadanos y ciudadanas queretanas.

“Esa es la única manera. No te puedo contestar de otra forma. Yo creo que las instituciones son el reflejo de la sociedad, nada más. No puedes crear instituciones ‘burbuja’ en una sociedad que es corrupta”, refirió.

Presión ciudadana y participación, las nuevas apuestas

Marcela Torres Peimbert señaló que una de las apuestas para conseguir estas mejoras es la “presión ciudadana”, en acciones como la cadena humana que se formó de Los Pinos a Televisa Chapultepec.

También explicó que buscará un mayor involucramiento de los jóvenes para contrarrestar la “grosera” iniciativa enviada por Peña Nieto, sobre todo en lo correspondiente a internet.

 

“Estamos tratando de hacer lo más posible en cuestión de presión ciudadana. ¿Vieron la cadena humana y estas cosas que se han hecho?, creo que aun cuando en forma aislada no son importantes, el ambiente de presión que podamos contagiar s los estudiantes, a los jóvenes, porque esto pasa mucho por ellos, (es muy importante). Esperaría que nuestros jóvenes mexicanos que ya han dado muestra de valentía y de fuerza, sigan trabajando, que no se nos rindan”, dijo.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba