Información

¿Qué tan caliente es la frontera con Guanajuato? Esto dicen las cifras

La disputa entre los cárteles Jalisco Nueva Generación y de Santa Rosa de Lima ha llevado a esa entidad a registrar el mayor número de homicidios dolosos en el país con 3 mil 211.

Al quejarse de los recortes federales en materia de seguridad, Roberto Sosa Pichardo, presidente municipal de Corregidora, en octubre de 2018 calificó como “frontera caliente” los límites de su demarcación con Guanajuato, mismo que ocupa el cuarto lugar nacional en cuanto a cifras de incidencia delictiva más altas en la República; el mes pasado se denunciaron poco más de 11 mil delitos, casi 123 mil de todo el año, posicionándose tan sólo después del Estado de México y Jalisco.

La disputa entre los cárteles Jalisco Nueva Generación (JNG) y de Santa Rosa de Lima (SRDL) ha llevado a esa entidad a registrar el mayor número de homicidios dolosos en el país con 3 mil 211. Tan solo los primeros cinco días de año fueron asesinadas 72 personas, obligando al gobernador, Diego Sinhue Rodríguez, a pedir la reestructuración de las fuerzas federales en el estado y, al mismo tiempo, a acusar de favoritismos políticos por parte de la federación a gobiernos municipales del Morena.

Lo cierto es que, según cifras del Semáforo Delictivo, Apaseo El Alto concentra la mayor tasa de homicidios entre los municipios de Guanajuato, con 120.2 por cada 100 mil habitantes. En octavo lugar está Apaseo El Grande con 78 por cada 100 habitantes. San Miguel de Allende toma el décimo cuarto lugar con 55.8 como tasa.

En esas demarcaciones, según autoridades, es donde se han concentrado eventos como la colocación de mantas con amenazas a policías, la quema de vehículos en la carretera Querétaro-Celaya y, justo un día antes del cierre de esta edición, el hallazgo de cabezas humanas en Fuentes de Balvanera a escasos 4 kilómetros de la población queretana más cercana.

Celaya, una de las ciudades industriales que más tránsito de personas tiene para con la capital de Querétaro, también registra una de las tasas de homicidios más altas con casi 39.8 casos por cada 100 mil habitantes; y, además, es ahora reconocida por el alto número de extorsiones que afectó desde fábricas automotrices de talla internacional, hasta tortillerías y panaderías.

Por otra parte, San Miguel de Allende se posicionó a mediados del año pasado como una de las ciudades más violentas de Guanajuato. Tan sólo las últimas 24 horas, antes del cierre de esta edición, 3 personas fueron asesinadas en un camión de pasajeros en la carretera que va a Dolores Hidalgo y, en redes sociales, se viralizó un video que captó el momento en que sujetos armados despojaron de sus coches a dos familias, al mediodía, cerca de la famosa Glorieta del Pípila.

En contraparte, según cifras del Semáforo Delictivo, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en Querétaro fue de 1.3, y de 1 en la capital. No hay registros del indicador en el municipio de Corregidora. El mes de septiembre fue en el que se registraron más homicidios con 21 en todo el estado, con lo que se acumuló un total de 164 de enero a noviembre del año pasado.

Policías y representantes

Según el semanario Zeta, Guanajuato registró el mayor número de homicidios de policías en el país. De 442 oficiales asesinados, en Guanajuato se registraron 73, colocándose a la cabeza muy por encima de Michoacán (40), Chihuahua (32) y Jalisco (29). Asimismo, la violencia contra políticos tampoco cesa, recordemos que a finales de septiembre asesinaron al regidor del Partido Acción Nacional (PAN), José Luis Saucillo, en el municipio de Comonfort, cercano a la frontera con Querétaro. El mismo mes, el regidor por Morena de Apaseo el Alto, Francisco García Ramírez, sufrió la misma suerte.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba