Información

Querétaro: democracia a dos bandas analiza papel de los medios en elecciones

Por Víctor Pernalete

Una de las principales aportaciones del libro Querétaro: democracia a dos bandas. Campañas y elecciones en 2009 es que “nos preguntamos cuál es el papel de los medios en la definición de las preferencias electorales”, manifestó Martagloria Morales Garza, coautora del libro y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).


Desde la perspectiva de la catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, las preferencias tienen que ver más con los conflictos internos que puedan tener los partidos políticos a la hora de los procesos electorales.

“Hay un debate entre qué tanto la prensa y los medios de comunicación perfilan o determinan la opinión de los electores y mi visión es un poco más preocupada de cómo un militante empieza a desacreditar su propio partido”, señaló.

Si bien Germán Espino Sánchez, doctor en Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Barcelona y también coautor de la obra, consideró que los medios son los que ejercen la influencia necesaria para cambiar los resultados electorales, el debate intelectual entre ambos autores es el que le da vida al libro de reciente presentación, que pretende explicar cómo el Partido Acción Nacional (PAN) perdió la gubernatura, pese a tener muchas condiciones a favor.

“Yo le cargo más la explicación del viraje electoral de 2009 a otras cuestiones como la estructura de los partidos, el tipo de relación conflictiva que se dio al interior de los partidos, los esfuerzos unificadores de José Calzada (actual gobernador) y cómo distribuye las candidaturas, como para negociar con todo los grupos”, enfatizó.

Morales Garza insistió en que las rupturas internas de los partidos políticos tienen una gran influencia, en el sentido de que “lastiman a los militantes, que es el encargado de radiar las preferencias, es fundamental su trabajo”.

“La pregunta central del libro sería qué determina las preferencias de los electores, y creo que damos varias respuestas. Me parece que es importante, no porque sea una gran aportación, sino porque permite entender en 2009 cómo un partido que lo tenía todo, le dio la vuelta” y perdió la contienda, manifestó

“Imposible explicar el sistema político mexicano sin los medios”

Para la académica, el papel de los medios en la política es insoslayable y tiene que ver con la composición de los mismos, sobre todo los de carácter comercial, que aunque proviene del sector de capital privado, crecen y se desarrollan bajo el amparo del poder.

“Los medios de comunicación eligieron a un candidato previo a los procesos internos de los partidos, y por supuesto mucho antes que nosotros vayamos a votar por él. Y es una cosa que me gusta mucho de la combinación que hacemos en este libro, nos preguntamos cuál es el papel de los medios en la definición de las preferencias electorales”, señaló.

Sin embargo, los medios de comunicación tienen un creciente desprestigio en la sociedad. Para Martagloria Morales Garza, dicho desprestigio no viene de la composición de la sociedad, que en el caso de Querétaro, ha sido considerada como conservadora.

“Me parece que el desprestigio de los medios no tiene que ver con las posiciones conservadoras o liberales de la sociedad. El desprestigio de los medios de comunicación ha venido creciendo de manera acelerada, quizás ahorita estamos como en la cúspide, pero en realidad desde 2006, o antes, empieza a haber la idea en la sociedad de que los medios no dicen la verdad”, recordó.

El tema parece estar más enfocado, como dice la doctora en Ciencias Sociales, en qué tanto están los medios permeados en una sociedad. Puso el ejemplo de la televisión, el medio de comunicación que en el caso de Querétaro no tiene mayor arraigo.

“Aquí tienes la misma versión de lo mismo. Eso le da muy poco carácter plural a la prensa, que hace que los que leen el periódico digan mejor leo otra cosa, o escucho la radio, o sólo le doy una hojeada”, anticipó.

“Un gobierno yuxtapuesto no necesariamente garantiza un mejor ejercicio del poder”

En lo últimos tres años, Querétaro ha contado con un Gobierno Estatal de un partido y un gobierno de la capital de otro partido. Esto se conoce como gobierno yuxtapuesto, o diferenciado, que de primera vista podría parecer positivo, pero para Martagloria Morales, no es necesariamente así.

“Es muy complicado porque pareciera que el que gane un señor, o que gane otro, pudiera ser mejor o peor para la democracia. Un gobierno yuxtapuesto puede tener ventaja, pero no necesariamente garantiza, si por ejemplo, la prensa no aprovecha esa ventaja”.

Los gobiernos unificados no son, como señala Morales Garza, muy convenientes, ya que en teoría podrían bloquear los mecanismos de rendición de cuentas. Y aunque los gobiernos yuxtapuestos parecerían otorgar mejores garantías, lo cierto es que todo depende del ejercicio del poder.

Explicó que un gobierno unificado, por ejemplo, podría tener mejores posibilidades de gestionar recursos públicos que bajan desde el ámbito federal al municipal, pasando por el estatal. Y un gobierno yuxtapuesto podría generar mecanismos de protección, encontrando un falso equilibrio que garantice la subsistencia de ambas fuerzas políticas, cada cual en su respectivo escenario.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba