DestacadasInformación

Querétaro: La Batalla Perdida por la Movilidad Peatonal

La ciudad de Querétaro no ha corregido uno de sus tantos pecados originales: ser un espacio incluyente para distintas formas de movilidad. El ejemplo más mediático es 5 de Febrero, cuya promesa de organizar la pirámide de movilidad sigue pendiente, pero también el Centro Histórico de la capital, donde peatones deben compartir banquetas que no cumplen con los requisitos.

Justamente el Centro Histórico, patrimonio de la humanidad, ya no sólo arropa a los edificios barrocos, sino un cúmulo de condiciones antipeatonales: desde desniveles, losas faltantes, algunas otras simulan tablas de surf, postes que impiden el paso, semáforos con tiempos reducidos, falta de rampas, entre otros pecados que complican la existencia de quienes no se mueven en automóvil.

Walter López, presidente del Parlamento Abierto Ciudadano hizo una comparativa entre el centro de Querétaro con el de San Luis Potosí; en éste se tienen las condiciones para que habitantes y turistas transiten de forma segura, en cambio, Querétaro parece un terreno de obstáculos: “Imagínate, esta es la zona que es patrimonio cultural de la humanidad y a la que le han invertido más dinero, ¿cómo están las banquetas de las periferias? terribles”, declaró.

Según el Manual de calles y diseño vial para ciudades mexicanas (2018), el diseño vial debe seguir la pirámide de movilidad, la cual identifica las condiciones de vulnerabilidad de los usuarios y la prioridad deben ser peatones, los cuales incluyen a mujeres, hombres, niños, adultos mayores y discapacitados, por lo que cualquier decisión debe “proveer una infraestructura vial legible y ordenada bajo los principios de diseño universal”.

Sobre Pasteur —rumbo Universidad, a la altura de Hidalgo— hay tramos en los que la banqueta se deduce a 87.5 centímetros, hay fisuras, lozas que se mueven o de plano ya no están; lo mismo sobre Vergara —antes de llegar a Independencia— además de ser una banqueta en la que el sol pega desde las 10 am; ya en Independencia —rumbo a Corregidora— hay losas hundidas, el tamaño de la banqueta no es igual en toda la cuadra, ya que hay espacios más pequeños —sin postes ni árboles—.

Mientras que, en 16 de septiembre —entre Juárez y Allende— hay un hoyo de casi el tamaño de la banqueta, las carriolas pueden tener ruedas, pero no son todo terreno, por lo que muchas madres que transitan tienen que rodear para poder pasar.

Y las obras más recientes muestran lo mismo. El puente de avenida Cerro del Sombrerete, entregado a finales de 2022, se trató sólo de la construcción de un paso superior para vehículos motorizados. El carril lateral, ingresando desde el boulevard Bernardo Quintana, se redujo sólo a un carril, por lo que ciclistas deben tomar ese espacio o subir a la banqueta para transitar por ahí.

De igual forma, cruzar de manera segura implicaría que una persona suba a la parada del viejo boliche y cruce el puente peatonal, ya que hay una señal en ambos lados de avenida Sombrerete en la cual se prohíbe el paso de peatones por el puente a desnivel de la avenida, pues en un punto se acaban las banquetas.

A su vez, la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial establece que cualquier persona que transite debe contar con un desplazamiento seguro y estipula que cualquier obra que se realice deberá cumplir con la pirámide de movilidad. Sin embargo, Walter López y Juan Carlos Bravo, vocero de QM21, declararon que las administraciones reconocen el término únicamente en el discurso.

“En las banquetas debe haber 1.20 metros de ancho, libres sin obstáculos, pero en varias partes del Centro Histórico se tienen menos de 50 centímetros [..] y en las periferias hay banquetas de 30 centímetros”.

Si bien la mayoría de los reglamentos urbanos en el país establecen que una banqueta debe ser de 1.20 metros —como mínimo— ya con el equipamiento urbano, hay manuales que recomiendan franjas de 3.20 metros para que al menos dos personas en sillas de ruedas puedan transitar al mismo tiempo.

“A partir del discurso indican que sí se le va a dar la preferencia al peatón en cuestiones de obra, pero sabemos que en la ejecución carecen de rampas, semaforización, espacios de sombras, puede haber una buena banqueta, pero si no hay sombra pues sabemos las condiciones climáticas que una persona recorre; y sabemos que en las periferias van a generar diferentes puentes anti peatonales, en vez de cruces seguros a nivel”.

Desde QM21 sostienen que los llamados “puentes peatonales” son acciones que benefician el tránsito de los vehículos motorizados y obstaculizan el desplazamiento de los peatones, los cuales triplican el trayecto y el esfuerzo, además, no todos los modelos son aptos para personas con discapacidad, acto que se contrapone con el Manual de calles “es necesario enfocar las soluciones de diseño vial considerando su vulnerabilidad y reduciendo su tiempo de espera y tránsito para que realicen el menor esfuerzo al transitar”.

Según datos de Parlamento Abierto Ciudadano, el 70 por ciento de los recursos destinados a las obras de movilidad se va en los coches y solo el 4 por ciento de las banquetas de la capital cumplen con los estándares de banquetas dignas.

Por su parte, Ana Yolanda López, directora de la organización PanQAyuda dictó su testimonio:

“ser peatón es muy complicado y es aún más cuando lo haces en una silla de ruedas, es un acto de fe el que tengo que hacer para ir o venir. Es grave que las personas con discapacidad y de la tercera edad —que requieren hacer uso de su derecho a la movilidad— no lo tengamos resuelto, condena a las personas que vivimos con alguna discapacidad a encerrarnos y morirnos en vida en cuatro paredes por no poder movernos como cualquier otro ser humano a pesar de que nosotros también pagamos impuestos”.

En vista del éxito no obtenido, se esperaría que el transporte público fuera la solución, sin embargo, también es un tema pendiente en la movilidad queretana, tanto Walter como Ana Yolanda remarcaron que el transporte público no está al nivel de las necesidades que tiene una ciudad como Querétaro, sobre todo con el crecimiento acelerado que priva a nuevas colonias de este servicio, y las que ya cuentan con él, no tienen un servicio eficiente, ni en frecuencia ni en costo y tampoco garantiza el derecho a la movilidad para personas con discapacidad.

Según el registro de Accidentes de Tránsito Terrestre en Zonas Urbanas y Suburbanas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2022 se registraron 255 casos de colisión con peatón o atropellamiento y 128 colisiones con ciclistas.

Los voceros de QM21 y de Parlamento Abierto Ciudadano destacaron que peatones y ciclistas son dos usuarios que han aprendido a convivir en la misma vereda, calles como Ezequiel Montes a la altura de Hidalgo tienen la ciclovía sobre la banqueta, esto ocurre cuando la calle no cuenta con las dimensiones adecuadas y compromete la seguridad de los usuarios.

“Siempre y cuando les pongas marcadores como los circulitos amarillos y esté a nivel de piso. Sabemos convivir, cuando vemos que no hay bicicleta la ocupamos y cuando vemos una nos hacemos a un lado, lo mismo el ciclista, sabe que estamos compartiendo una banqueta”.

Con la expectativa de que la obra se termine en diciembre, organizaciones civiles temen que sea para el tránsito automovilístico y que las banquetas sean un tema pendiente.

“Seguramente el servicio para peatones y bicicletas va a tardar otros seis meses y quién sabe si vayan a estar descartando algunos aspectos que necesitan los peatones para su circulación segura, como podría ser iluminación, postes, semáforos audibles…”.

Juan Carlos Bravo

Por su parte, Walter López remarcó que se acercaron a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, pero nunca vieron el proyecto, sólo el render que se hizo público, pero con el avance que observan y el supuesto de terminar en diciembre se sienten agobiados porque no corresponde a lo que se esperaba.

“Se veían unas banquetas anchas y lo que estamos viendo es que no va a dar. No sabemos qué va a pasar y si no cumplen con el render —que es lo único que tenemos— ahí sí va a haber un escándalo. Lo mínimo que esperamos es que su proyecto cumpla con lo que nos dijeron, con ese render bonito, porque si no cumple vamos a tener un problema, fueron 7 mil millones de pesos, no 3 pesos”.

Walter López

Finalmente, los tres entrevistados externaron que Querétaro es una ciudad anti peatonal que solo reconoce la jerarquía de movilidad en el discurso, pese a las normativas por lo que se deberían hacer reestructuraciones en banquetas y adecuaciones para personas con discapacidad.

“Los tomadores de decisiones protegen a los vehículos particulares porque es su forma de movilidad, no pueden visualizar que una calle no sea prioritaria para los vehículos motorizados, a partir de eso los diseños siempre han sido antipeatones: cuando hay un recurso para intervenir una calle, si sobra se le da a las banquetas y si falta se le quita a lo que se tenía contemplado para las banquetas, pero lo que no puede faltar son los coches”.

Juan Carlos Bravo

Por su parte, Walter lamentó que una ciudad turística no pusiera atención a estos detalles “si quieres tener una advocación turística, haces una ciudad peatonal, porque los turistas no van a disfrutar la ciudad en coche, la van a disfrutar caminando”.

Además, sostuvo que la administración municipal no ha podido peatonalizar ni una calle por presión de los comerciantes del Centro Histórico, además, de no ser una prioridad para la administración de Luis Bernardo Nava Guerrero.

“Como no invierten en banquetas lo que nos está diciendo el Municipio de Querétaro es que no les importan las personas peatonas, que lo único que les importa son los coches y que van a seguir gastándose miles de millones de pesos en los coches, con lo cual vamos a tener una ciudad contaminada, una ciudad fea e insostenible”.

Walter López

Dafne Azuby Arreola Santana

Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Parte del equipo de Verificado Tribuna durante las elecciones 2021 y reportera de Tribuna Diario desde agosto de 2021.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Hola. Muy buen artículo. Faltó informar los accidentes de y con motocicletas, cuyo número ha aumentado exponencialmente y cuyos conductores incumplen el reglamento de tránsito y el sentido común.
    La constructora de 5 de Febrero NOS debe a los queretanos MILLONES DE HORAS DE VIDA perdidas en los embotellamientos, horas totalmente irreparables. Además de los daños a personas –salud mental– y a los vehículos. ¿Cómo nos van a indemnizar?
    Exigimos a los funcionarios correspondientes la atención a las vialidades peatonales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba