Información

Querétaro no se salva de la desigualdad: De la Torre García

El especialista en la materia aseguró que las políticas públicas actuales no están enfocadas en las personas

Por: Isamar Cabrera Ríos

“Querétaro no se salva” de una desigualdad “muy importante. La movilidad social que tienen las personas no es tan alta como se piensa y eso hace que la desigualdad sea persistente”, consideró Rodolfo de la Torre García, coordinador de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano en México, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Entrevistado al término de su participación en el Seminario sobre el Enfoque de Desarrollo Humano, que realizó la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la Torre García advirtió que en la región de la Sierra Gorda todavía hay dificultades para el acceso a satisfactores de desarrollo humano, en comparación con la zona metropolitana.

Señaló que no llegan algunos de los servicios públicos y otros satisfactores, lo que abre brechas que en otro caso permitirían espacios de convivencia y de gobernabilidad dentro de una entidad.

“La desigualdad se ha venido reduciendo, pero a una tasa con una velocidad tan lenta que todavía es preocupante y el problema es cuando hay, por ejemplo, un periodo de estancamiento, o una recuperación incierta de esa desigualdad que genera tensión social. Lo que hay que atender no es un fenómeno reciente, es un fenómeno -yo diría- estructural, pero que preocupa más cuando no hay crecimiento”, indicó.

Asimismo, expuso que “la política pública, en muchas ocasiones, no ha entendido por completo qué es el enfoque de Desarrollo Humano y ha tomado el nombre y algunas de sus implicaciones para tratar de hacer algo o por mejorarlo; pero lo que implica fundamentalmente el Desarrollo Humano es que el foco de atención debe de estar en las personas.

“Entonces, si las políticas públicas se pueden enfocar a las personas y a sus capacidades, van a ser (verdaderas) políticas públicas.”

Cruzada contra el hambre debe atacar de forma integral la pobreza

El coordinador de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano en México, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, manifestó que el programa “La Cruzada contra el hambre” requiere que claramente se especifique cuáles son las acciones y cómo se van a interconectar para atacar de forma integral la pobreza.

“Hasta el momento, la Cruzada aparece como una estrategia de las acciones que ya se han realizado, pero todavía falta conocer cuáles serán las nuevas acciones y, en particular, cómo se va a promover la participación de las personas para que ellas, por sus propios medios, sean capaces de salir adelante”, destacó el especialista.

En este sentido, puntualizó que se requieren políticas asistencialistas, y aunque algunas a veces son consideradas así, en el fondo no lo son; tal es el caso del programa Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Además, mencionó que uno de los retos para el gobierno del Ejecutivo Federal es la atención de la pobreza más extrema.

Por otra parte, de la Torre García expuso que la educación es el aspecto que requiere más atención, pues en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), México ocupa el 57° lugar desde 2011. Al respecto, mencionó que es necesario examinar la calidad de la educación, “y ahí creo que es en donde México tiene todavía mucho qué recorrer; porque si bien está retrasado en los años de escolaridad, no cuenta lo mismo un año de escolaridad en una escuela donde no se tienen las condiciones mínimas para funcionar, a veces ni siquiera maestros qué regular, ni que puedan atenderlas; en comparación a otras que tienen dentro del presupuesto público todos los recursos y toda la infraestructura para hacerlo.”

Al respecto, indicó que se ha detectado que recurrentemente los estados del sureste de México tienen los menores niveles de Desarrollo Humano y, por lo mismo, hay una distancia importante respecto a la frontera norte.

La libertad en el desarrollo humano significa -en palabras del coordinador de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano- qué oportunidades efectivas se tienen para vivir la vida que queremos, para encontrarle significado a las cosas a través de experiencias, aprendizajes, y también de lo que permita hacer eso, como estar bien alimentados y vestidos.

“Somos desarrollados en la medida en que tenemos la libertad para vivir la vida que deseamos”, concluyó.

‘Hace falta una ruptura radical’: Stefan Gandler

¿Qué aporta este enfoque a las Ciencias Sociales?, ¿es posible medir la libertad humana?, ¿es una alternativa teórica y práctica al neoliberalismo?, fueron las tres cuestiones planteadas a lo largo del Seminario “El Enfoque de Desarrollo Humano a Revisión”, a cargo de los ponentes: Rodolfo de la Torre; Gerardo Leyva, del Inegi; Mathias Nebel, del Instituto Católico de París; Stefan Gandler y Pedro Flores, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UAQ); con la presencia del director de ésta, Carlos Praxedis Ramírez Olvera.

Stefan Gandler, académico FCPS, expuso que el foco central es tratar de frenar un poco la presencia general de la política y de las políticas públicas en el desarrollo visto como desarrollo económico. “Es un intento de salirse de esta lógica vinculada con el neoliberalismo, considerada como una forma bastante cínica y destructiva de la concepción capitalista”.

El ponente también mencionó que el neoliberalismo pierde por completo lo que al inicio el sistema capitalista sí se veía como un elemento: recordó que cuando la clase burguesa tomó el poder, prometió que -a diferencia del feudalismo- ahora sí se desarrollarán las libertades humanas.

Desde el punto de vista del marxismo crítico, Stefan Gandler retomó el concepto libertad, ya que habría que preguntase si este concepto es opuesto al desarrollo capitalista, pues reiteró que la concepción de libertad se da por el capitalismo, “no solamente están liberadas las cadenas, sino que son tan libres que no están atados a la comida, ni a su tierra”.

Además, retomó el concepto libertad durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando éste liberó a los ejidatarios de su atadura al ejido al decirles “ustedes lo pueden vender”.

“Hace falta una ruptura radical para obtener mayor progreso en América Latina, habría que reflexionar y mantener una perspectiva crítica acerca del proyecto civilizatorio en occidente, que establece que sólo hay que realizar promesas; y también reflexionar acerca de ciertas contradicciones que hay en México, con los programas sociales” concluyó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba