Información

Querétaro se suma a las protestas contra el ‘Gasolinazo’

Brandon De la Vega Contreras/ Alfredo Rodríguez

PARA DESTACAR: Las manifestaciones en contra del aumento del precio de la gasolina comenzaron desde el domingo primero de enero, cuando miembros de la AMOTAC bloquearon la carretera México-Querétaro, lo que trajo como consecuencia que miles de automovilistas quedaran varados durante el regreso de las festividades de fin de año.

Operadores de Uber, transportistas y sociedad civil se unieron a las protestas por el aumento del precio de los combustibles

El año 2017 arrancó agitadamente en el estado de Querétaro. Derivado del aumento en el precio de las gasolinas y en solo una semana se han observado escenarios que se replican a nivel nacional, como el desabasto de combustibles, manifestaciones y bloqueos de carreteras, toma de casetas e instalaciones gubernamentales y amenazas de saqueo.

Las manifestaciones en contra del aumento del precio de la gasolina comenzaron desde el domingo primero de enero, cuando miembros de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas (AMOTAC) bloquearon la carretera México-Querétaro, lo que trajo como consecuencia que miles de automovilistas quedaran varados durante el regreso de las festividades de fin de año.

Al mismo tiempo, manifestantes tomaron las casetas de cobro de Palmillas y Tepoztlán, también en la carretera federal 57; esto permitió que los usuarios pasaran sin pagar cuota. Esta actividad se repitió en otros puntos del país durante los siguientes días, incluyendo la caseta de cobro de la carretera a Celaya.

La AMOTAC repitió los cierres viales en la autopista México-Querétaro durante los siguientes días. El martes 3 de enero, Enrique Peña López, representante de los transportistas, indicó que el incremento de la gasolina es un golpe que afecta a toda la ciudadanía y también se verá reflejado en el transporte, hasta en la compra de refacciones.

Durante la semana del 2 de enero al día 6, la AMOTAC realizó cierres viales en distintas zonas del estado, entre ellas, la carretera Panamericana, entre los municipios de Pedro Escobedo y San Juan del Río, la carretera a Huimilpan, así como la salida hacia Celaya y San Luis Potosí.

El clímax de la situación se vivió la tarde del 5 de enero, cuando distintos mensajes en redes sociales alertaron sobre supuestos saqueos en el Centro Histórico. Horas más tarde se informó que todo resultó ser una falsa alarma.

El viernes 6 de enero, los materialistas plantaron sus camiones en la avenida Pasteur, para ocupar la zona desde la avenida Constituyentes y hasta la carretera México-Querétaro. Solamente tomaron un carril, por lo cual los automovilistas continuaron circulando sin mayores contratiempos.

Otras expresiones de rechazo al aumento del gasolinazo en el estado de Querétaro, se repitieron en los municipios serranos, como Landa de Matamoros, Jalpan y Pinal de Amoles, en donde decenas de ciudadanos salieron con pancartas y protestaron durante varias jornadas afuera de las estaciones de servicio de la zona.

El mismo fenómeno se repitió en San Juan del Río, en donde hubo manifestaciones en las gasolineras y marchas por diversos puntos de la ciudad. El martes 3 de enero, un grupo de personas se reunió frente al Palacio Municipal. Los inconformes dejaron una pinta sobre la puerta del edificio con la leyenda “Fuera ratas”.

En tanto, en la ciudad de Querétaro, diversas organizaciones ciudadanas llamaron a manifestarse en contra del aumento en el precio de los combustibles. Entre las actividades, se realizó una marcha que partió desde calzada de Los Arcos y llegó hasta el edificio del Congreso local, en Centro Sur.

Igualmente, la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto (UCFCP), dirigida por Pablo González Loyola Pérez, organizó una protesta que inició en la Alameda Hidalgo y en la que después tomaron simbólicamente una gasolinera por media hora. Finalmente, el contingente llegó hasta la plaza de Armas, en donde reclamaron por el alza en los precios.

Además, en esta semana, los transportistas también se manifestaron para señalar la necesidad de un incremento en el precio de la tarifa. Entre ellos, al menos 50 operadores del servicio de taxis ejecutivos, adscritos a la empresa Uber, realizaron una caravana de protesta en Querétaro, para exigir mayores ingresos económicos o que la empresa disminuyera su margen de ganancia.

Después de la movilización, la empresa Uber anunció un incremento del 14.5 por ciento en sus tarifas en el estado de Querétaro. Es decir, su tarifa pasaba de 3 pesos con 50 centavos por kilómetro, a cuatro pesos por kilómetro recorrido.

Al mismo tiempo, concesionarios del transporte público en Querétaro expresaron ante los medios de comunicación su necesidad de aumentar la tarifa del servicio y amagaron con empezar movilizaciones, en caso de no obtener la autorización de un incremento o por el contrario, un subsidio estatal.

 

Políticos reconocen escenario complejo

Ante los diversos acontecimientos en todo el país, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién dirigió un mensaje a los ciudadanos, en el cual reconoció que el año arrancaba con un escenario complejo por el alza de los precios de gasolina.

Sin embargo, Francisco Domínguez aseguró que la problemática sería enfrentada con la reducción del gasto corriente: “El alza de la gasolina no va frenar a Querétaro… nos seguiremos apretando el cinturón” aseguró el gobernador.

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, también dirigió un mensaje a la nación, deseándole “un feliz año nuevo 2017, en lo que, sin duda, desde hoy anticipo, será un año de retos, de desafíos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba