Información

Reconocen como “pueblo mágico” a municipio que no cumple la ley

Por Carlo Daniel Aguilar González

En Querétaro, autoridades federales y estatales premian públicamente a municipios que incumplen con la ley, y donde se presentan conflictos de distinta índole.

La Presidencia Municipal de Cadereyta de Montes, demarcación reconocida como “pueblo mágico” a partir del martes 23 de agosto por la Secretaria de Turismo, Gloria Guevara, y el gobernador José Calzada Rovirosa, violenta la Ley Estatal de Acceso a la Información Pública, al no cumplir con los requisitos mínimos estipulados en la normativa.

Durante la semana en que se otorgó la distinción como “pueblo mágico”, no se pudo consultar la información relacionada con las remuneraciones de los servidores públicos (edil, regidores, secretarios del gabinete) ni otro tipo de información considerada como pública, debido a que no era posible acceder a la página web del Municipio.

De esta manera se incumple el artículo 7 de la Ley Estatal de Acceso a la Información Pública, que señala que las entidades gubernamentales “tienen la obligación” de poner a disposición de los ciudadanos y “mantener actualizada la información pública en los términos del reglamento respectivo. Para tales efectos, según convenga lo realizarán por los medios oficiales y aquellos que puedan lograr el conocimiento público (…) como medios electrónicos o cualquier otro medio de comunicación pertinente”.

Al escribir la dirección electrónica www.cadereytademontes.gob.mx, el resultado que obtenía el usuario era un mensaje de advertencia que señalaba la imposibilidad de acceder al sitio. Esto ocurrió en los distintos exploradores de Internet (Mozilla Firefox, Google Chrome e Internet Explorer) desde la fecha en que se dio el premio oficial (martes 23) hasta el cierre de esta edición (noche del viernes 26).

Así, la información considerada como pública (licitaciones, sueldos o remuneraciones de los servidores públicos, estructura jerárquica, organigrama, directorio de funcionarios, acuerdos y discusiones en sesiones de cabildo, entre otros puntos) no se pudo consultar.

El alcalde se pelea con políticos de su ex partido

Además de incumplir con la ley, en enero de este año el alcalde de Cadereyta, Antonio Pérez Barrera, fue acusado públicamente por militantes del partido político bajo el cual ganó las elecciones (PAN) en 2009, debido a un presunto desvío de recursos públicos.

El 19 de enero, Arturo Martínez Ledesma, presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) de Acción Nacional en Cadereyta, presentó denuncia formal contra el edil ante la contraloría municipal, para investigar presuntas irregularidades durante su gestión.

Señaló que ante las “necesidades y carencias” que enfrentan habitantes de la demarcación, no se podía justificar presuntos pagos de hasta 50 mil pesos mensuales en asesores.

Inclusive el enfrentamiento subió de tono: el entonces dirigente estatal del PAN, Ricardo Anaya Cortés, así como el ex coordinador de los diputados de este partido, León Enrique Bolaño Mendoza (electo por el distrito correspondiente a Cadereyta), le dijeron “corrupto” y “cobarde” a Pérez Barrera.

Habitantes lograron detener instalación de empresa extranjera

Los conflictos en Cadereyta no solamente han sido partidistas. El municipio también atrajo la atención de la prensa en 2008 cuando cientos de habitantes se manifestaron frente a la Presidencia Municipal para protestar contra la posible instalación de la empresa Antimonio de México S.A. de C.V. (Tribuna de Querétaro 454, 9 de junio 2008).

Jaime Vega, de la organización Por el bien de las familias y el Medio Ambiente, advertía de que la instalación de dos plantas extractoras de antimonio iba a perjudicar la salud de los cadereytenses, motivo por el cual expresaban su preocupación y hacían un exhorto a dependencias como la Profepa y la Semarnat para impedir dicha instalación.

Abelardo Ledesma Fragoso, entonces alcalde de Cadereyta y quien hoy se desempeña como director del Servicio Estatal de Empleo, salió a recibir a los habitantes (que portaban pancartas donde expresaban su inconformidad). Una vez dentro de la Presidencia, trataba de tranquilizar a sus gobernados, asegurando que ni él ni el Ayuntamiento habían otorgado permiso para que la empresa operara en el territorio de la demarcación (Tribuna de Querétaro 454, página 11).

Rechazó que hubiera recibido una “tajada” o “mochada” para autorizar la instalación de las plantas extractoras, una de las cuales iba a ubicarse a 2.8 kilómetros del jardín principal de la cabecera municipal.

Cadereyta de Montes es un municipio que ha sufrido tres alternancias en el poder (2000, 2006 y 2009). Desde octubre de 2009 la preside Antonio Pérez Barrera, quien renunció al PAN (partido que lo postuló para alcalde) a inicios de 2011.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba