Información

Reconocen riesgo de colapso en “Muro del cañonazo”

El impacto puso fin al Sitio de Querétaro y al Segundo Imperio Mexicano

Por: María Rodríguez

Durante cualquier etapa del proceso de restauración existe el riesgo de que colapse el histórico Muro del Cañonazo, representativo del inicio del proceso de Restauración de la República, reconoció José Hiram Villeda Rodríguez, titular de la Secretaría de Obras Públicas del Municipio de Querétaro.

El funcionario municipal fue cuestionado sobre el tema, cuando en redes sociales se aseguró de que la misma autoridad estaba dañando el patrimonio histórico, al realizar obras sobre el Muro del Cañonazo ya que se cubrió con cemento el hueco dejado por la bala de un cañón, lo que concluyó el Sitio de Querétaro.

Villeda Rodríguez declaró que los trabajos que realiza el Municipio de Querétaro fueron autorizados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y su finalidad es preservar el Muro del Cañonazo, el cual debe ser enderezado y reforzado, al estar en riesgo de colapsarse.

El funcionario aceptó que, como parte del procedimiento de restauración, el hueco fue cubierto con la finalidad de preservarlo mejor y aseguró que los materiales utilizados serán removidos fácilmente, una vez que concluyan los trabajos para enderezar la estructura.

“Es parte del procedimiento que está autorizado por el INAH y obviamente al final va a quedar el hueco y va a quedar la reja como estaba originalmente”, concluyó el funcionario.

Deterioró comenzó con obras durante trienio de Loyola Vera

María Rodríguez

El monumento histórico denominado como el “Muro del Cañonazo” estuvo a punto de colapsar en enero del 2015, al mismo tiempo que la administración municipal  realizaba obras de restauración en la zona con maquinaria pesada, aunque las autoridades negaron la relación entre los hechos.

El municipio de Querétaro, entonces encabezado por el alcalde priista Roberto Loyola Vera, aseguró que el daño al monumento histórico fue provocado por la presión de las raíces de árboles cercanos y no como producto de las vibraciones en los trabajos de excavación.

En la actual administración municipal, se busca rescatar y enderezar el muro, mediante un proceso de dos etapas. En primer lugar se buscará disminuir la presión ejercida sobre el monumento, con el retiro del jardín interior, la construcción una barda de contención y crear un canal para el desagüe, explicó José Hiram Villeda Rodríguez, titular de la Secretaría de Obras Públicas del Municipio de Querétaro

La segunda etapa del proceso, consistirá en el enderezamiento del muro y será el momento de mayor riesgo para que se derrumbe, cuando sea empujado lentamente hasta que logre recuperar la verticalidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba