Información

Recuento de la discriminación en Querétaro: problemática por visibilizar

En Querétaro “hay una gran diversidad de temas de discriminación, pero tienen que ver principalmente con la aporofobia (aversión a las personas pobres), el racismo y cuestiones de género y sexualidad”, resaltó Haydee Mora Amezcua, integrante del Grupo de Trabajo Educación para la Paz, Derechos Humanos y Convivencia Democrática (EPyC).

En la Ley para Prevenir y Eliminar toda forma de Discriminación en el Estado de Querétaro, se alude a que la discriminación implica “distinción, exclusión o restricción” por cuestiones de género, condición social y económica, raza, preferencias sexuales, ideología, salud, entre otras; que conllevan el atentar contra la dignidad humana y anula o disminuye “derechos y libertades de las personas”.

Al inicio del año 2020, el activista Luis Zamudio Burgos interpuso una demanda contra la diputada independiente Elsa Méndez, debido a que cometió promoción de discurso de odio y discriminación contra la comunidad LGBTTTI+, a través de mensajes y fotografías en sus redes sociales; sin embargo, un año después no se efectuó la sanción correspondiente por parte de la Legislatura del Estado, según documentó Tribuna de Querétaro.

En noviembre del mismo año, el Centro de Orientación e Información de VIH/Sida (COIVIHS), se quejó porque en tres casos “se les negó el matrimonio a hombres homosexuales y mujeres lesbianas por la falta de un amparo”, requisito que no estaba especificado para personas heterosexuales dentro del Código Civil del Estado; al resultar excluyente, se hizo hincapié en la necesidad de una reforma legal, la cual se consiguió 10 meses después.

La docente Haydee Mora, precisa que la importancia de un espacio visualmente «bonito» y de «perfección» es algo que suele buscarse en Querétaro, y con la intención de aparentarlo, se rechaza lo que resulta problemático para poderlo alcanzar, por eso se da lo que la filósofa Adela Cortina conceptualizó en 1995 como “aporofobia”, que es el rechazo o desprecio hacía el pobre y las condiciones que representa.

Mientras que en el tema de racismo hacía el tono de piel moreno u oscuro, y hacía miembros de comunidades indígenas, que ocurre en el Estado y en el país, es porque desde los tiempos de la Conquista, se ha relegado a las personas con esas características a situaciones de marginalidad y discriminación, puntualiza Mora Amezcua.

En el mes de marzo de 2021, se viralizó una publicación de la página Lo Más Bello de Querétaro, en ella se describía que en las tortas Willy’s, ubicadas en la esquina del Jardín Zenea, un hombre entró en compañía de una persona en situación de calle, porque tenía la intención de comprarle comida para ayudarlo, pero el personal al identificar la apariencia descuidada, no brindó atención ni servicio.

Por otro lado, el tema del ambulantaje de comerciantes y artesanos en el Centro Histórico de Querétaro, ha sido una problemática de tensiones con autoridades municipales desde hace más de 20 años, pues repetidamente incurre en un constante desalojo con agresiones y una persecución en las plazas públicas.

La última vez fue en octubre de 2021, recién iniciaba la administración de Mauricio Kuri, cuando aumentó el decomiso de mercancías y una niña de 11 años, resultó víctima del maltrato por parte de un inspector, lo cual obedece a una lógica de discriminación en contra de sectores menos favorecidos y personas de comunidades indígenas.

Dentro de la diversidad de temas de discriminación, la cuestión de género también suele reproducirse en el contexto queretano, la docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, destaca que “estamos normalizando la discriminación hacía la mujer y la estamos invisibilizando”.

El periódico El Universal de Querétaro, publicó en septiembre de 2021, que la Asamblea General de Asociados del Club Campestre el Campanario, prohibió la entrada de mujeres al restaurante-bar «Hoyo 19», y tras hacer una carta de inconformidad con un aproximado de 200 firmas, para pedir la inclusión, sólo se aceptó dar acceso a terrazas adjuntas al bar.

Recientemente en abril del año en curso, Tribuna de Querétaro dio cobertura al acto en que estuvo presente Rocío Landa Medina, quien denunció que por ser mujer se le negaba el ocupar el cargo de presidenta interina de la Asociación Civil Cabalgata Queretana, y que tenía que ver con que propuso una modificación legal para tomar las funciones, pero fue expulsada sin estar de por medio un fundamento legal o jurídico.

“Las personas que se saben discriminadas por mucho tiempo, es difícil que crean que al hacerlo visible los van a escuchar”, destaca Haydee Mora, pues considera que muchas veces se descarta el denunciar la discriminación en Querétaro y en otros lugares del país, porque de parte de las instituciones correspondientes para atender las quejas, se suele fomentar “cierto rechazo” y revictimizar.

Por lo tanto, hacen falta más cursos, talleres, capacitaciones y campañas que “ayuden a que las personas tanto discriminadas como no discriminadas sean conscientes de la problemática e inicien a erradicarla”, y debe tratarse de algo inclusivo en lo que se trabaje en conjunto, para visibilizar lo invisible de los diversos actos de discriminación, recomienda Mora Amezcua.

Katia Santoyo

Estudiante de la licenciatura en Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro. En proceso de la formación conjunta socióloga en periodismo. Reportera de Tribuna diario desde enero de 2022.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba