Información

Reforma al artículo 24 es una “fuerte embestida” contra Estado laico

Por Hilda Mariela Barbosa Suárez

La reforma al artículo 24 constitucional no sólo fue un retroceso histórico, sino que representa “una fuerte embestida” en contra del Estado laico, consideró Blanca Estela Gutiérrez Grageda, directora de la Facultad de Filosofía, quien pronunció la conferencia “¿Qué es una verdadera libertad religiosa”, en el Aula Magna.

“Lo que se pretende con esta reforma constitucional no es ampliar la gama de libertades ciudadanas, sino ampliar el ámbito de acción de la iglesia mayoritaria de México, por sus consecuencias la reforma representa una fuerte embestida en contra del Estado laico, por lo tanto aprobar esta propuesta es retroceder históricamente en materia de derechos ciudadanos y en materia de secularización y laicidad”, manifestó Gutiérrez Grageda.

La ganadora del Premio Alejandrina en su edición 2010 reiteró que la reforma atenta contra el Estado laico, responde a las exigencias y presiones de la jerarquía católica, busca recuperar privilegios perdidos, además de que se aprovecharon dos coyunturas: la visita del Papa Benedicto XVI a México y el proceso electoral en puerta.

Calificó a la sesión realizada en la Cámara de Diputados el 15 de diciembre de 2011 como “una sesión desaseada y plagada de irregularidades, precipitada, en donde de manera sorpresiva e irresponsablemente (se) aprobó la iniciativa de reforma al artículo 24 constitucional referente a la libertad religiosa”.

La doctora en Ciencias Sociales manifestó que hizo una revisión a la iniciativa propuesta por los diputados y “observo juegos de palabras que ocultan verdades y distorsionan principios y derechos (…) en ningún momento se demuestra que en México no exista libertad religiosa y ni que el marco jurídico vigente violente los tratados internacionales, no hay tal”.

Además hizo énfasis que con la aprobación de la reforma es necesario hacer una revisión de los artículos 3, 5, 27 y 130, así como de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, pero que por el momento sólo se hará la reforma al artículo 24, lo que representa que van a cambiar más artículos.

 

“La historia nos ha demostrado que el artículo 24 es garantía de sana convivencia”

La catedrática de la UAQ señaló que con la reforma al artículo 24 se tienen en la mesa dos principios: el primero de ellos se refiere a la pervivencia del Estado laico y el segundo a la ampliación de las libertades religiosas.

Aseguró que en México existe la libertad de creencias y religión tal y como está establecido en la actual legislación en materia religiosa, pues recordó que ésta no es fundamentalista, ni anticlerical, ni ideológica.

“Es una legislación que respeta y no privilegia ninguna creencia religiosa sobre otras (…) se pretende ampliar esa libertad abriéndoseles espacios en las escuelas, en los medios de comunicación masiva y en los espacios públicos.

“La historia de las últimas décadas nos ha demostrado, como país, que el artículo 24 constitucional es garantía de convivencia sana y pacífica, de tolerancia y respeto entre ciudadanos, lo que la iniciativa de reforma propone no es ampliar la gama de libertades sino minar las bases del Estado laico y por ende atentar en contra de los derechos de los grupos minoritarios”, puntualizó la académica.

En cuanto a los medios de comunicación, Gutiérrez Grageda dio a conocer que con la actual Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público se limita a las iglesias para poseer y administrar medios de comunicación electrónicos. De ahí que en el decreto de la Comisión de Puntos Constitucionales, la libertad religiosa comprende la más amplia libertad para la comunicación de las convicciones religiosas mediante la utilización de medios de comunicación social.

Además de que con el hecho de que la Iglesia católica pueda hacer uso de los medios masivos de comunicación, se abren las puertas para que la iglesia ‘mayoritaria’ en México, logre la consolidación de nuevos privilegios en detrimento del conocimiento racional del mundo y sus problemas.

Gutiérrez Grageda puntualizó que no es una reforma que ya esté consumada pues aún se va a discutir en las legislaturas estatales para su aprobación, sin embargo aseguró que todo indica que la reforma ‘va viento en popa’ y dependerá de los ciudadanos que se permita o no su avance, “lo que muchos han llamado un atentado contra el Estado laico”.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba